PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Festival CAE  

 

Juan Manuel Pardellas

 

Durante los meses de septiembre a noviembre, dentro del Festival CAE, cinco de las compañías de teatro con mayor éxito en España y Europa vendrán a cuatro de las islas (Lanzarote entre ellas).

 

Para una compañía de este nivel, parar durante casi dos semanas una gira que ha tenido gran impacto para meter sus bártulos en un contenedor, enviarlo a unas remotas islas y saltar de unas islas a otras, supone un altísimo coste.

 

Además de los caché, la compleja logística para traerlos (algunos son hasta cincuenta personas) solo puede ser afrontadas con un gran presupuesto, pero sobre todo, con mentalidad distinta, aquella que antepone la necesidad de sembrar y hacer crecer una sociedad culta, crítica, moderna, amante de las artes escénicas y la cultura. No es sencillo pensar así cuando se ha instaurado el cortoplacismo y el egoismo institucional, con la meta puesta en los próximos cuatro años, cuando conducimos con luces muy cortas, en vez de las largas, como los faros que divisan los navíos para no perderse en la inmensidad del océano, en nuestro caso, en la inmensidad de ese erial que supone la vulgaridad y el analfabetismo. El Festival CAE ha sido posible con la unión de las dos fundaciones más potentes que tenemos en el Archipiélago, CajaCanarias y La Caixa y la dirección del mayor director y productor teatral que ha dado jamás esta tierra, Juan José Afonso.

 

Si quieren seguir mi consejo, vayan a ver con sus hijos y abuelos a los delirantes comediantes de The Opera Locos, disfruten con el arte de arena de Titiritrán Teatro y emociónense con Nuria Espert. Si tienen oportunidad de trasladarse a otra isla a ver Un poyo rojo y Pedaleando hacia el cielo, háganlo, vale la pena.

 

Les aseguro que ustedes mismos serán otros después de verlos. Se les abrirán varias ventanas mentales y demandarán a sus dirigentes más y más teatro. Y el teatro es vida. Y la vida es la única razón por la que vale la pena estar aquí e intentar ser feliz.

Comentarios (0)  



Escribir un comentario