PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sólo los grandes se van antes de tiempo y ponen el campo en pie

  

Por  Guillermo Uruñuela 

Llevo poco en la isla. Concretamente 4 años entre idas y venidas; tiempo suficiente para haberme empapado del fútbol conejero. La pelota ha sido el hilo conductor de mi vida y así lo he sentido desde los 17 que abandoné mi Asturias natal. Cuando aterricé por primera vez en esta maravillosa tierra entendí su fútbol y la gente que lo compone de la misma manera que me sentí aceptado por un "mundillo" no siempre receptivo donde importa el quién. Escribo esta entradilla para dar a entender que el fútbol (al cual pertenezco y entiendo) se vive, dentro de sus diferencias, igual en todas partes.

 

No conocí a Maykel Padrón en profundidad más allá de unos saludos corteses. Pero sí a las personas que hoy lloran su partida. Los Jotha, Tavo, Carmelo, Ayoze, Ruyman, Maciot, Vladi, Ryan, Aridane, Rosmen... todos y cada uno de ellos me ayudaron a situarme en mi espacio vital dentro de la isla y entiendo lo que estarán pasando porque las relaciones de vestuario son diferentes e incomparables.

 

Son amistades forjadas a base de sudor. Son amistades que no prescriben por muchos años que pasen. Por eso sé lo que significa este adiós repentino no sólo para sus seres cercanos, a los que aprovecho para transmitirles mi pésame, sino para todos aquellos que un día se ataron las botas a su lado.

 

Lo has intentado hasta el final compañero pero este jodido guardameta no te ha dejado esta vez perforar sus mallas. Aun así lo has peleado, no has cesado en tu empeño y has luchado todo lo que has podido, hasta la extenuación. Te has retirado como los grandes; antes de tiempo pero con el campo en pie ovacionándote.

 

D.E.P

Comentarios (0)  



Escribir un comentario