PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El hilo invisible de la fallida moción de censura

 

 

 

La fallida moción de censura ha dejado a muchos con las vergüenzas al aire. Especialmente a partidos nuevos, como Podemos y Somos, que han usado estrategias muy similares a los que usan los partidos de la ‘casta’. Podemos, no tuvo ningún problema en pactar con partidos como el PIL, que han criticado hasta la saciedad, con tal de tocar de cerca el poder. Tampoco Somos Lanzarote tuvo muchos miramientos al respecto. Todo valía con tal de cargase a Pedro San Ginés, objetivo último de toda la operación, y ocupar los puestos relevantes del Cabildo. En política esas maneras son legales y habituales. No extrañan en el Psoe de Lanzarote, que lleva el engaño en su ADN genético, pero sí en los que llevaban la bandera de las buenas prácticas. Pero no hay mal que por bien no venga. Lo que se ha demostrado es que la fallida moción no estaba justificada ya que no servía para resolver ninguno de los problemas de la isla y paralizaba todas las inversiones.

 

El PSOE estaba dispuesto a participar en un auténtico desgobierno, por poco más de lo que ya tenía cuando estaba gobernando con Coalición, pero consiguiendo llevar a cabo su particular estrategia política. Estaba dispuesto a perder la Presidencia del Cabildo si servía para cargarse a San Ginés. Detrás de todo esto hay que buscar la mano que mueve los hilos invisibles que han tejido la fallida moción de censura y que han urdido, desde que comenzó la legislatura, la forma de ‘cargarse’ a un molesto Pedro San Ginés. Y esos hilos los ha movido una conocida fundación cultural, un despacho de abogados con intereses en un decaído medio de comunicación al que le va la vida en quitarse de en medio al presidente. 

 

Insistimos, aunque los urdidores en la sombra no han hecho más que el ridículo, toda esta operación ha servido para demostrar que el PIL, con Ramón Bermúdez a la cabeza, ya no es el partido que siempre crea inestabilidades en la isla. Al contrario, ha demostrado, rechazando el caramelo envenenado que le tendían, que sabe dar estabilidad a las instituciones.

 

Por otra parte, el PP ha tenido la habilidad de desatascar la operación, teniendo la generosidad de ofrecer la vicepresidencia, pero además Ástrid Pérez demostró que sabe jugar muy bien sus cartas, al conseguir mayor poder dentro del grupo de gobierno al hacerse con la parcela de Promoción Turística. CC ha sabido poner toda la carne en el asador y mantener la calma en los momentos más difíciles. Supieron darse cuenta que los urdidores de la moción no las tenían todas consigo. La propia Mari Paz Cabrera, de Somos Lanzarote, se mostró muy crítica con toda esta moción, descubriendo que había más intereses personales que otra cosa. Ahora, es tiempo de pasar página y ponerse a trabajar, aunque los leones heridos, son más peligrosos, por desgracia.