PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

San Ginés versus la ‘Alianza de los Perdedores’  

Una vez más, vuelven a resonar los tambores  de guerra, esta vez ante las elecciones: “Todos contra Pedro” y ya son muchas las veces en que esta cantinela se convierte en banda sonora del funcionamiento del Cabildo insular. Y es que, la que CC llama ‘alianza de los perdedores’ , es decir todos los partidos de la oposición encabezados por el Psoe, tiene clarísimo que es ahora o nunca.

 

Ya son nueve años los que lleva Pedro San Ginés al frente del Cabildo. Más de dos legislaturas (cosa inaudita en Lanzarote) en las que el presidente ha conseguido llevar a cabo muchos de los logros que se había propuesto su partido: solucionar el problema de Zonzamas, logrando que el centro de gestión de residuos no sólo dejara de ser un problema de salud; ha iniciado de verdad el cambio de modelo energético, apostando por las energías limpias e instalando varios aerogeneradores; ha sacado de la ruina a unos centros turísticos que estuvieron a punto de ser privatizados en la época del imputado Espino; rescató  la antigua Inalsa del concurso de acreedores  al arrastrar más de 50 millones de euros de deuda que dejaron los socialistas. 

 

Los “enemigos de Pedro”  saben que la población en general, como recogen los estudios de opinión,  valora bien a San Ginés y considera que en Lanzarote, gracias a su gestión, la calidad de vida ha mejorado con respecto a hace 10 años.

 

La  oposición ante estos datos  sabe que no sólo hay que tirar a matar sino hacerlo en el que ellos creen que es su posible talón de Aquiles: la apertura de juicio oral en el procedimiento por la incautación de la desaladora de Montaña Roja.  No van a aflojar con ese hueso que creen va a hacer mella en la campaña.  Un error, porque la gente ni sabe de qué va ese asunto y lo único que entiende es que no se ha llevado ni un euro, ni ha metido la mano en la caja del “gofio”.

 

El problema para CC es que, aún ganando San Ginés las próximas elecciones, si no lo hace mejorando el número de consejeros actuales en el Cabildo para que le permita sumar con el PP de Astrid Pérez, será muy difícil que mantenga la Presidencia. No sólo porque la llamada “mafia verde” se encargará de poner de acuerdo  a la oposición, por muchas diferencias que existan entre ellos, sino porque las ganas de “echar” de la casa amarilla a San Ginés impiden ver si es bueno o malo para Lanzarote. Nunca gobernar contra alguien ha sido positivo pero eso es lo que se juega en las próximas elecciones la isla. Un potaje de siglas al que sólo une una cosa: el rencor contra Pedro San Ginés.