PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ron La Aldea cuatro 4 generaciones dedicadas a la elaboración de ron

Celebramos la II Feria del Ron y la Caña de Azúcar de San Andrés y Sauces en La Palma

 

 

  • Fernando Núñez
  •  

    Dice la historia que François Le Clerc (Pata de Palo), Francis Drake (El Pirata de la Reina) y otros temidos lobos de mar, atacaron La isla de La Palma en busca de sus valiosos tesoros. Entre ellos, el más preciado y codiciado, su RON.

     

    Desde 1936, la familia Quevedo ha sabido mantener vivo el espíritu de una tradición centenaria, heredada por sus Maestros Roneros. Hoy, cuatro generaciones después, sigue vivo ese espíritu.

     

     

    La elaboración artesanal de los primeros maestros roneros

     

    Don Manuel Quevedo Alemán (1872-1968), del cual se decía un hombre adelantado a sus tiempos, funda en 1936 la fábrica del Ron Aldea en el municipio gran canario de la Aldea de San Nicolás de Tolentino. Nacido en Arucas, emigra muy joven a Cuba pasando en 1888 a Santo Domingo, donde, en ambos lugares, ejerció labores en el mundo de los ingenios azucareros.

     

    El Ron Aldea en La Palma

     

    A mediados de los 50 es Don Carmelo Quevedo, hijo de Don Manuel, quien se va a la Palma con la marca Ron Aldea, dando lugar un segundo ciclo en la historia y producción de este producto.

     

     

    Unos años más tarde, en 1969, un hijo de Carmelo, José Manuel Quevedo Hernández, se traslada también a la Palma para continuar con esta historia familiar hasta la actualidad. Hoy en día, José Manuel junto a sus hijos, una cuarta generación, mantienen vivos el espíritu de los primeros maestros roneros.

     

    Con José Quevedo propietario y Santiago Bronchales, maestro ronero, enólogo y Director de Destilerías Ron La Aldea, disfrutamos de la “II Feria del Ron y la Caña en San Andrés y Sauces”, haciéndola coincidir con el final de la zafra de la caña de azúcar.

     

    -El sector primario en La Palma se ve que pasa actualmente por un momento dulce

    -Sí, hay gente inquieta, con ganas de seguir luchando, de recuperar este tipo de cultivos del sector primario, como en nuestro caso la caña de azúcar que ha estado a punto de desaparecer del cultivo de las islas y de reivindicar el producto local. Todo parte ahora un poco de esta base.

     

    -Ustedes han querido recoger esa tradición de elaborar los rones con el guarapo, ¿hay alguien más en Canarias que sigan esta tradición?

    No hay muchos pero espero que aquí esta tradición se comience a recuperar poco a poco y volvamos a gozar de la gran notoriedad que tuvo Canarias en su época, cuando el auge de la caña de azúcar. Ahora podríamos decir que la única fábrica de producción cien por cien local es la nuestra.

     

    -¿Cuáles son las mejores condiciones climáticas para que se dé una buena temporada de caña de azúcar?

    La caña fundamentalmente lo que pide es luz y agua, estando en zona de sol y con agua abundante la caña crece bien. También depende de la altitud a la que se encuentre. La Palma es una isla muy vertical, la mayor parte de los cultivos son en terrazas, en poca distancia te encuentras pronto a mucha altitud sobre el nivel del mar. Aunque la caña siempre crece mejor en las zonas más cálidas y cercanas a la costa donde mejor puede aprovechar la humedad proveniente del mar y el sol.

     

    -¿Qué volumen de producción tienen actualmente?

    Tenemos nuestros propios cultivos de caña, compramos también caña a diversos cosecheros en la isla, cada año estamos haciendo zafras de mayor volumen, entre unas 200 a 300 toneladas de caña, este año acabaremos más o menos sobre las 270 toneladas.

     

    -¿Cómo calculan el rendimiento en guarapo de la producción de caña y la cantidad de aguardiente final?

    Pues la proporción viene a ser parecido a la uva, por lo que sobre una cifra de 300 toneladas podríamos obtener unos 240.000 litros de guarapo. Luego hay que fermentar y destilar, aquí sería una proporción de 1 a 10, por lo que estaríamos hablando de unos 24.000 litros de aguardiente entre 65 y 70 grados de alcohol. Esto luego en función del producto final se rebaja con agua de los nacientes naturales de Marcos y Cordero, agua mineral natural de La Palma, a su vez filtradas o tratadas por osmosis inversa. Entre toda la gama de productos que elaboramos estamos en una producción de 180.000 botellas.

     

    -Su alambique es una pieza muy preciada y especial.

    Es un alambique muy antiguo, la construcción data de 1892. Fue uno de lo primeros diseños en columna en destilación continua que se fabricaron en Europa por la casa Egrot de Paris, realizado completamente en cobre. A día de hoy sigue funcionando a pleno rendimiento con fuego directo de leña.

     

    - También realizan rones que tienen características de otras zonas de producción ronera del mundo, más enfocados a la coctelería.

    La coctelería hoy en día en las islas está en auge, sobre todo la “Tiki”  basada en ron, está volviendo con mucha fuerza. El turista demanda este tipo de producto y cada vez tenemos más jóvenes cocteleros en el archipiélago bien formados. La relación estrecha que tenemos con ellos nos lleva a desarrollar una gama de productos específicos  para sus preparaciones. La gama “Constelaciones” la componen 4 rones con perfiles de elaboraciones de la Guayana Británica, Barbados o Jamaica. Nuestro“SingleCane”es muy reconocido por los cocteleros.

     

    -Ustedes también se han abierto a diversificar su gama con otros destilados.

    Canarias en las últimas décadas es eminentemente ronera, pero si es cierto que el consumo del whisky en Canarias ha estado siempre muy presente, sobre todo hasta hace unos veinte años que el ron volvió a ocupar esa situación de liderazgo. Tenemos nuestra marca bandera que es ron Aldea un producto artesanal tradicional canario , pero somos capaces de hacer también otro tipo de productos como ginebra, o whisky ya que el cereal es un cultivo que siempre se ha dado en las islas.

     

    La Zafra

     

    La cosecha de la caña de azúcar es un momento de gran importancia para la familia Quevedo y de vital relevancia para los palmeros. Toda la caña que se utiliza en la fabricación de ron, ha sido cultivada, cortada y procesada por agricultores de la zona, siguiendo las instrucciones y recomendaciones de José y Santi. Así obtienen una materia prima de la mejor calidad. Toda la caña es cultivada siguiendo prácticas sostenibles y cosechada a mano, respetando al máximo el medio rural. Aquí empieza la elaboración de Ron Aldea.

     

    El Proceso de elaboración

     

    Después de la zafra el primer paso es “la molienda”. Una vez obtenido el jugo o guarapo, se “fermenta” directamente, entre 30 y 60 horas. En el proceso de “destilación”, se obtiene el aguardiente directamente del guarapo. La “maduración” se realiza en barricas de roble. Finalmente se “hidrata” con agua y reposa dos meses como mínimo.