Arrecife exigirá la devolución de los 250.000 euros malversados en el caso Proselan

Compartir

b_580_580_16777215_00_images_stories_2017_01_plenoace.JPG

Carlos Sáenz y Rafael Arrocha serán apartados de sus funciones una vez se notifique la sentencia al Consistorio

 

Lancelot Digital


El Ayuntamiento de Arrecife exigirá la devolución de los caudales públicos malversados, tras acreditarse el desfalco de más de 250.000 euros en facturas falsas emitidas por la empresa Proselan, por trabajos de electricidad no realizados.

 

Tras conocerse la sentencia firme del Tribunal Supremo a dos trabajadores del Consistorio capitalino vinculados al caso, la institución municipal procederá a la ejecución del fallo judicial de inhabilitación para el ejercicio de empleo público durante ocho años.

 

Para ello, una vez notificada la sentencia desde la Audiencia Provincial de Las Palmas, se cesará al funcionario Rafael Arrocha de sus tareas como trabajador del área de Movilidad.

 

Respecto al otro condenado, Carlos Sáenz, al ser su plaza en el departamento de Intervención una habilitación nacional, será Función Pública la entidad responsable de separar al funcionario de la administración de manera definitiva.

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.