Logo

El Archipiélago Chinijo sin PRUG, ¿peligro inminente?

 

Crece el desconcierto tras la anulación definitiva del Constitucional de la norma que debía ordenar los usos de ese espacio natural

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    El desconcierto entre la población y las propias instituciones oficiales crece ante la anulación definitiva del Plan Rector de Uso y Gestión del Archipiálago Chinijo, que afecta, sobre todo, a los núcleos urbanos de Caleta del Sebo y Caleta de Famara y a toda la isla de Alegranza.

     

    En estos días se conocía la noticia de que el Tribunal Constitucional confirmaba la suspensión del Prug del Archipielago Chinijio que hizo hace ahora un año el Tribunal Supremo que, a su vez, ratificó una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

     

     

    Tras esa anulación definitiva nadie se aclara muy bien. Mientras en el Cabildo Insular de Lanzarote tienen claro que ahora debería de entrar en vigor las viejas normas subsidiarias municipales en ese espacio natural, desde el Ayuntamiento de Teguise se informa que se va a encargar un  informe jurídico que aclare la situación.

     

     

    El Ayuntamiento de Teguise niega que no se hayan dado licencias de construcción en esos núcleos, aunque ese dato no coincide exactamente con la opinión de los afectados. De hecho, algunos aseguran que pueden pasar hasta dos años para que se les de cualquier permiso. También están muy cabreados los tenedores potenciales de viviendas vacacionales, los cuales se encuentran en el limbo de la legalidad, no se les dan los permisos y, encima, se les multa.

     

    Desde el Cabildo se pide tranquilidad porque, por suerte, ya Gesplan ha entregado el Plan de Regulación de los Espacios Naturales del Achipiélago Chinijo, el llamado Porn, y que se espera que en febrero o marzo pueda estar aprobado. Con ese documento se puede ir escapando hasta que se apruebe un nuevo Prug.

     

    Sea como fuere, otro plan del territorio que cae como ya cayó el Plan Especial de La Geria. Y con ello la inseguridad jurídica aumenta y también las complicaciones burocráticas.

     

    LancelotDigital.com