La ciudad de la Justicia conmocionada ante la decisión de un policía nacional de quitarse la vida

Compartir

b_580_580_16777215_00_images_stories_2017_02_AAAAAA.jpg

El agente fallecido era muy apreciado por sus compañeros que no habían notado en él ningún síntoma de tener problemas personales


Lancelot Digital

Un agente uniformado del Cuerpo Nacional de Policía se quitó la vida este sábado en los calabozos de la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria utilizando su arma reglamentaria, según se informaba desde El Diario.

 

Según han confirmado fuentes policiales, A.J.M.R., de 40 años, adscrito al grupo de conducciones de detenidos desde hace muchos años, se metió en un baño de las dependencias judiciales y se disparó con su propia pistola.

 

La noticia ha conmocionado a todos sus compañeros, no solamente por las circunstancias del suceso, sino por tratarse de una persona muy apreciada a la que no se le habían detectado problemas personales que pudieran presagiar un desenlace dramático como este. Era un experimentado policía que desempeñaba a la perfección su trabajo, según han destacado este sábado sus compañeros.

 

El fallecido cuenta con un hermano destinado en la Brigada de la Policía Científica en Madrid, que fue avisado por sus compañeros y que de inmediato inició viaje a Gran Canaria.

 

Tras proceder al levantamiento del cadáver, la jueza de guardia, Victoria Rosell, ordenó que se relevara a todos los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que prestaban servicio junto al fallecido.

 

El suceso provocó una gran conmoción entre todo el personal policial y auxiliar, así como entre los funcionarios de servicio en esos momentos en la Ciudad de la Justicia.

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.