PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Graciosa vive con devoción su procesión marítima del Carmen

Numerosas embarcaciones se echaron a la mar para acompañar a la imagen. Vea las imágenes 

 

  • Lancelot Digital
  • Suso Páez/Miguel Páez
  •  

    La isla de La Graciosa se vistió este domingo de gala para acoger la tradicional procesión marítima en honor a la Virgen del Carmen.

     

    Tras la celebración de la Eucaristía, en una iglesia repleta de devotos de la Virgen, que luego la acompañaron con música hasta el barco que la esperaba en el litoral, se celebró la procesión marítima. 

     

    Numerosas embarcaciones se echaron a la mar para acompañar a la imagen en una vistosa procesión marítima que destacó por el cuidado con el que los barcos estaban engalanados.

     

     

    En definitiva, multitudinaria celebración de una de las procesiones más bonitas en las que han participado tanto vecinos de la Octava isla como visitantes de otros lugares del Archipiélago, que año tras año se dan cita en esta procesión marítima.

     

    Las fiestas de la isla graciosera se prolongarán hasta el próximo martes 25 de julio con diferentes actos festivos, además de la procesión terretre de la Virgen del Carmen, que se celebrará este lunes 17 de julio.

     

    Cabe destacar que, de vuelta al muelle de La Graciosa, la Virgen del Carmen fue honrada con la lectura del poema "El remo de la arena", ganador del concurso 'Inocencia Páez'  de poemas de la Octava isla, obra de nuestra compañera de Lancelot Televisión y Lancelot Radio Usoa Ibarra, que reproducimos a continuación íntegramente.

                                                                                     

                                                                                  Poema ganador del concurso 'Inocencia Páez'

     

    No es tu ancla la que sumergí en estas aguas.

    Es el ancla de las horas muertas.

    Todo está quiero en mí, todo en calma.

    Sin aliento agitado, sin nudos de angustia.

    Sin malos pensamientos que revuelan y revuelven.

    Me siento en paz, en este secano, donde la rutina me mece.

    En las manos ya no hay algas enredadas, pero sí mechones de recién nacido.

    Llanto que atrae a las gaviotas que huelen la maternidad.

    Igual que yo huelo el salitre de estas aguas de quietud.

    Abandonar la mar, seguir la estela del sendero y no de la espuma.

    Alejar las noches en vela y las plegarias de la cama.

    Poder estar cosida a tu red de emociones y a tus profundidades.

    Ya no amamanto miedos, sino tu futuro y descendencia.

    El remo está en la arena, y en tu casa te esperan el hijo que aúlla y la madre loba.

    Deseosos de escuchar cuentos de mar y acunar todas las lunas.

    Vuelve , marinero! Regresa ya! Que el ancla en la arena debe quedar!

     

     

     

     

     

     

     

     

    Comentarios (1)  



    Comentarios  

    # Italiano 17-07-2017 08:36
    ¡¡ Mándili pá La Graciosa ¡¡.
    Responder | Responder con una citación | Citar

    Escribir un comentario