Pedro San Ginés anuncia que el Cabildo pedirá cambios en la Ley del Suelo

Compartir

El presidente se compromete a liderar la oposición al establecimiento de camas turísticas en suelo rústico y a solicitar el acotamiento de los usos complementarios 

 

Lancelot Digital

Fotos: Jesús Betancort

Vídeo: Lancelot Televisión

 

El Cabildo de Lanzarote acogió este jueves la última sesión del año del Consejo de la Reserva de la Biosfera con un intenso debate sobre la Ley del Suelo. En esta sesión también se presentaron las líneas básicas del proyecto 'Arrecife, capital de la Biosfera' que está desarrollando el arquitecto y urbanista Juan Palop Casado bajo la dirección de la Reserva de la Biosfera, para la dinamización de Arrecife y sus barrios.

 

Con respecto a la Ley del Suelo, los integrantes del Gabinete Científico alertaron de los riesgos que supone esta norma que, según ellos, no protege suficientemente el suelo rustico. El presidente ya ha avanzado que el propio Cabildo va a pedir en trámite parlamentario cambios en la ley.

 

El primero, respecto a las camas turísticas en suelo rústico. "Nos opondremos y pediremos la eliminación de las camas turísticas como usos complementarios en suelo rústico, al menos de nueva construcción como se plantea. Esto es algo que confieso no haber entendido bien desde un primer momento, pero de nueva construcción en suelo rústico, desde luego, en esta isla, de ningún modo deben ni puede haber y habrá una oposición radical a que así sea", anunció Pedro San Ginés.

 

El presidente también se inclina porque tampoco se permitan camas turísticas sobre lo ya construido, pues cree que "esto también tiene su peligro", aunque reconoce que este aspecto le genera "más dudas".

 

"En el peor de los casos pediremos que eso quede a expensas de lo que determinen los respectivos planeamientos insulares, porque también se puede prestar a determinadas picarescas. Es verdad que tiene un pase distinto sobre lo ya construido en suelo rústico el que se puedan habilitar o no camas turísticas, pero creo que también tiene su peligro. Desde luego, de nueva construcción, no contará con el respaldo de esta institución. Espero que CC Lanzarote, aunque creo que Fuerteventura también está de acuerdo con esto, promovamos una enmienda a la ley para que no sea así. Yo me inclinaría por ni nuevas ni en lo ya construido, porque existen otros instrumentos para camas turísticas en ámbitos rurales como el Decreto de turismo rural y el propio borrador del PIOT", apunto.

  

En segundo lugar, el Cabildo pedirá que se acoten los usos complementarios. "No sé si reconsiderar algunos de los ordinarios, que puede que sean también excesivos, pero sí los complementarios, que establecen porcentajes sobre superficie cultivada u ocupada y, además de que en sí mismo pueden modularse, deben establecerse límites máximos, porque pueden resultar una estructura razonable si la finca es pequeña, de 1.000, 2.000 o 3.000 metros, pero si se tiene una enorme finca ese porcentaje puede llevarnos a grandes construcciones es suelo rústico y eso tiene que tener un límite sí o sí", explicó el presidente del Cabildo.

 

Pedro San Ginés también trasladó a los expertos presentes algunas dudas sobre los “usos residenciales que actualmente se proponen en suelo rústico” y su preocupación por la “ficha financiera requerida para asumir algunas competencias en los ayuntamientos, dado que algunos de ellos no podrían asumir o no tendrían capacidad para ello, así como las responsabilidades patrimoniales que pudieran dimanar de la aprobación de instrumentos de ordenación propios o por asistencia técnica”.

 

Un escrito de "consideraciones", no un dictamen

 

Francisco Villar, co-redactor de la ley, fue quien abrió el debate en el que se expusieron las diferentes posturas sobre este anteproyecto. El arquitecto, asesor de la Fecam y representante de la Cotmac por la provincia de Tenerife, Javier Domínguez Anadón, aclaró también algunas dudas sobre algunas de las cuestiones elevadas al Consejo.

 

Lázaro Sánchez Pinto, presente en esta sesión, fue uno de los cinco miembros del Gabinete Científico que firmó el escrito de “consideraciones” (según reza en el enunciado del propio documento) sobre el proyecto de la Ley del Suelo de Canarias de fecha 30 de noviembre, emitido a petición del acuerdo plenario del Cabildo de 1 de julio en el que se solicitó la opinión de los miembros del Gabinete acerca de “la sostenibilidad del modelo territorial que este proyecto promueve en las islas, así como su adecuación o no a la cultura de protección territorial de la Reserva y sus posibles amenazas”. Ante este acuerdo plenario, la segunda opinión vino de manos de otro miembro del Gabinete Científico, José Luis Rivero, en otro informe diferente, recibido esta misma mañana por la Oficina de la Reserva de la Biosfera antes del inicio de la celebración del Consejo.

 

Tanto Sánchez Pinto que suscribe las consideraciones del escrito de los cinco miembros del Gabinete Científico, como la gerente de la Oficina de la Reserva de la Biosfera corroboraron en este debate que el documento efectivamente no es un dictamen, tal y como manifestó días atrás el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés.

 

En este escrito de "consideraciones", que no ha sido suscrito por la totalidad de los miembros del Gabinete, se plantean “dudas, peligros y temores” para los firmantes en algunos aspectos del articulado de la ley que durante el debate se han intentado dar respuesta. De igual forma, Pedro San Ginés manifestó que algunas de las consideraciones y alegaciones que han hecho llegar al Consejo de la Reserva de la Biosfera por parte de distintos grupos, como el Gabinete Científico, el Colegio de Arquitectos, la Fundación César Manrique o el PSOE, “puede que estén ya superadas por estar referidas a un anterior documento del anteproyecto de Ley, y otras sin duda no”.

 

“Reconocimientos a muchas bondades de la Ley”

 

Respecto a la valoración de San Ginés de las consideraciones emitidas por las distintas organizaciones representadas en el Consejo y por las realizadas por los miembros del Gabinete que suscriben sendos escritos, el presidente afirmó haber leído en las alegaciones “reconocimientos a muchas bondades de la Ley” e incidió en que en muchos de los casos, “los peligros de los que hablan se convierten en oportunidades, teniendo en cuenta que se comparten objetivos comunes con distintos caminos para alcanzarlos”.

 

Para el presidente del Cabildo son “modelos diferentes, pero no por eso unos son defensores del territorio y otros no lo son”. Lo que ocurre, según San Ginés, es que “existe un progresivo abandono del suelo rústico con el actual modelo que no da respuesta a las actuales necesidades, aunque es verdad que se ha salvaguardado, pero no está en uso y cada vez se encuentra más deteriorado”.

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.