PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Gerardo Pérez: “Me encanta el estilo de los años 50”

El diseñador asegura tener un estilo propio muy particular y, aunque no reconoce influencias, asegura que le fascina el estilo colorido y vital de Agatha Ruíz de la Prada

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Telas pintadas, vestidos con volumen, ropa reciclada… para Gerardo Pérez el diseño le vino como caído del cielo. “Yo no decidí ser diseñador, de hecho, yo creo que eso no se puede decidir”, asegura. “En mi caso, en el año 2015, en las fiestas de mi pueblo, Guatiza, se me ocurrió hacer unos vestido para un pase de modelos y, la verdad, es que desde ese momento no he parado de trabajar”.

     

     

    Pérez asegura que su estilo es muy personal y si tiene que reconocer alguna influencia no oculta su pasión por los vestidos voluminosos de los años 50 y, sobre todo, el corte princesa. “Creo que tengo un estilo propio, muy particular y no creo que me haya influenciado ningún otro diseñador, pero si tengo que reconocer mi admiración por alguno me quedo con Agatha Ruiz de la Prada por sus diseños atrevidos y llenos de color”, afirma.

     

     

    No teme la competencia de las grandes potencias asiáticas, ni de las marcas de baja calidad que compiten en el mercado con precios muy baratos. “Yo creo que, al final, la gente, sobre todo cuando se trata de grandes eventos o de citas importantes, prefiere la calidad, tanto en el diseño como en los tejidos”, explica.

     

     

    El diseñador presentó recientemente en la discoteca Kopas en Marina Lanzarote, en el evento ‘Moda y Reciclaje’ su nueva colección de vestidos hechos con materiales reciclados. Para su elaboración a Gerardo Pérez le vale todo: papel de periódico, plásticos… no tiene más límite que su propia imaginación. “El reciclaje es la manera de darle una segunda vida a la ropa que se nos ha quedado pasada de moda o que ya no utilizamos, y tiene pocos límites: yo he hecho vestidos con pantalones vaqueros”, asegura.

     

    Para Pérez, Lanzarote está atravesando un momento álgido en lo que a moda y diseñadores se refiere y espera que las cosas continúen mejorando.