PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

J’hayber, una prestigiosa marca con casi medio siglo de historia

En los años ochenta y noventa en Lanzarote eran muchos los chicos y chicas que se dejaban ver con calzado de la marca J’hayber. Las calles isleñas mostraban a individuos ataviados con todo tipo de modelos, desde unidades casual que lucían las mujeres en situaciones informales hasta zapatillas de deporte para hombre.

 

Actualmente siguen siendo muchos los lanzaroteños y españoles en general que, tanto para la práctica deportiva como para las ocasiones que no exigen vestir con un cierto nivel de formalidad, optan por el calzado de esta marca, la cual tiene a sus espaldas una historia de casi cincuenta años en total.

 

En Lancelot Digital hemos querido repasar la trayectoria de J’hayber antes de que se celebre su medio siglo de vida, evento que concretamente acontecerá el próximo 2021. Pero el inicio de la compañía se remonta a principios de los setenta con el lanzamiento de un modelo que probablemente recuerdes.

 

Antorcha, la mejor manera de penetrar en el mercado

 

En el año 1971 eran muchas las marcas tanto españolas como internacionales que copaban el mercado del calzado deportivo. Así pues, meterse de lleno en él y obtener un buen resultado no era una tarea en absoluto sencilla. Sin embargo, J’hayber lo consiguió un año después, en 1972, con un modelo memorable: el conocido bajo el nombre de Antorcha.

 

Precisamente el elemento al que hace referencia, el cual se caracteriza por mantener viva la llama de fuego, se encontraba presente en el lateral del modelo que hacía gala de un diseño que no tardó en cautivar a toda una generación.

 

Ello fue fruto en gran parte de las estratosféricas inversiones en Investigación y Desarrollo que llevaron a cabo en J’hayber, tratando de proporcionarles a los consumidores un calzado que no solo fuera bonito en términos visuales, sino que también presumiera de una óptima durabilidad gracias a la calidad de los materiales.

 

Características positivas siempre presentes en sus modelos

 

Ante el éxito cosechado, el cual se demostraba tanto con las grandes cifras de ventas como con las sobresalientes opiniones vertidas por los consumidores, no dudaron en repetir la fórmula al lanzar nuevos modelos: apostar por invertir en I+D con tal de que las innovaciones quedasen reflejadas en unidades rompedoras con una excelente relación calidad-precio.

 

Así fue como nació otra de las zapatillas más emblemáticas de J’hayber: Olimpo. Junto a Athenas, unidad también muy vendida a lo largo de los ochenta, causaron sensación pasando a ser vistas no solo en ambientes puramente deportivos, sino también en muchos entornos que invitaban a los asistentes a lucir un aspecto desenfadado.

 

La cultura urbana pasó a integrar a la perfección todo aquello que guardaba relación con dicha marca. Tanto fue así que los amantes del mencionado estilo la consideraban imprescindible para calzarse adecuadamente. Sin embargo, lo cierto es que el equipo directivo de J’hayber siempre se ha caracterizado por sentir predilección sobre todo por el deporte en sí, motivo que les llevó a apostar por una serie de disciplinas.

 

El baloncesto fue una de ellas, así como el tenis. Precisamente un deporte muy parecido al último mencionado, el pádel, es en el que se encuentran centrados en la actualidad, aunque antes de profundizar en aspectos relacionados con el 2019 conviene continuar con la historia que hizo de esta marca ilicitana una de las mejores.

 

Retomando el modelo Olimpo, J’hayber tuvo la gran suerte de contar con estrechas colaboraciones de especialistas que consiguieron optimizar aspectos del modelo. Un claro ejemplo es el de Díaz Miguel, el seleccionador del equipo que por aquel entonces representaba a España en las mayores competiciones baloncestísticas.

 

Gracias tanto a las aportaciones de todos los deportistas profesionales que permanecían en contacto con la marca y, por supuesto, las inversiones anteriormente mencionadas, la compañía conseguía fabricar nuevas unidades que incluso superaban a las anteriores, siempre con la innovación por bandera. Gracias a ella surgió la utilización del poliuretano.

 

Dicho material aportaba una serie de características que, en pleno 2019, siguen estando más que presentes en todos y cada uno de los modelos confeccionados por J’hayber. El primero de ellos era el mejor valorado por los usuarios: un nivel de resistencia inigualable.

 

Numerosas disciplinas deportivas podían ser practicadas de forma regular sin que el paso del tiempo pasara factura al calzado de la marca. Pero eso no fue todo, y es que los nuevos materiales y métodos de fabricación también conllevaron la obtención de unidades muy ligeras, otro detalle tenido muy en cuenta por el consumidor medio.

 

A lo largo de casi medio siglo J’hayber ha seguido dando forma a modelos que satisfacen los gustos y las necesidades de los usuarios, respetando siempre la línea de diseño que tanto les gusta, lo cual queda ejemplificado con las New Olimpo.

 

Actualmente la compañía se centra en el pádel como deporte estrella que cada vez es practicado por más personas, aunque también abarca muchas otras líneas, desde chanclas ideales para la época veraniega hasta modelos cien por cien urbanos y unidades destinadas exclusivamente a disfrutar del running.