PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La importancia de la educación económica en los jóvenes

La asesora financiera y licenciada en derecho María Jesús Soto considera fundamental que los niños aprendan nociones económicas y la importancia del ahorro y el consumo responsable

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    Las Jornadas "Preparemos a nuestros hijos para su primera gran crisis", organizadas por Lancelot Medios y La Gaveta Económica en los salones del Gran Hotel este miércoles, tuvieron a la economía como principal protagonista y contaron con la licenciada en Derecho y asesora financiera, María Jesús Soto como principal ponente. 

     

     

    Soto explicó durante más de una hora porque cree que los más pequeños deben tener conceptos de economía que considera tan importante como lo son los de higiene personal que tantas muertes (epidemias de gripe, pandemias, etc) han evitado. Soto se muestra convencida que un buen conocimiento de la capacidad de gasto contribuirá a que las próximas generaciones tengan una mayor capacidad para enfrentarse con éxito a una futura depresión económica. 

     

    En efecto, la crisis económica que afectó a España durante ocho años dejó a Soto una idea en la cabeza: la de editar un libro de economía para niños que también sirva a sus padres, porque ha constatado que no contamos con suficiente educación financiera porque es un tema que apenas ha llegado a las escuelas.

     

    “Los adultos necesitan unos conceptos y unos conocimientos mínimos, que no tienen porque no los estudiaron en el colegio, ni en ningún sitio, y que sólo se adquieren con la praxis del día a día, y eso lo ha demostrado la crisis de 2008, con las crisis de familias, empresas y hasta de gobiernos”, afirma María Jesús Soto, asesora financiera. “Se toman decisiones pero no se tienen los conocimientos suficientes y esto es como haber pasado de conducir un coche de caballos, la economía sencilla de antes, a conducir un Ferrari, sin saber hacerlo”

     

    Los niños viven en la actualidad en un mundo de abundancia que los padres deben limitar inculcándoles los valores de la paciencia, el esfuerzo, el sacrificio o la responsabilidad, cómo gestionar su primera paga, una enseñanza que resulta muy útil para explicar la importancia del ahorro o el consumo responsable.

     

    “Los niños deben tener una paga a la semana cuando van teniendo un nivel de gasto, eso depende de su autonomía y de su independencia”, señala.

     

     

    Y para lograr unas finanzas óptimas, un consejo cargado de sentido común “Infórmate (estudia los pros y los contras), reflexiona y decide lo que quieres para ti porque es tu vida”.

     

    “En mi primer libro de economía, ahorro e inversión” se aconseja involucrar a los niños en la compra en el supermercado para que comiencen a saber qué valor tienen las cosas y diferencien entre las necesidades y los caprichos.