PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los primeros mogollones del Carnaval copan la Avenida Marítima

Miles de personas disfrutaron del Carnaval Porteño. Ver Galería de Imágenes 

 

  • Lancelot Digital
  • Jesús Betancort
  •  

    Dándole al cuerpo todo lo que pide porque estamos en Carnaval. Así disfrutaron los miles de lanzaroteños que se congregaron en las calles de Arrecife para rendir homenaje a Don Carnal en la mañana de este sábado. Y lo hicieron de la mejor manera: disfrazados con careta y antifaz y dejando la rutina y las preocupaciones aparcadas por unas horas para divertirse sanamente.

    Animados por el pregonero de las fiestas, DJ Maxi Ferrer, y al son de las orquestas, la capital se llenó de colorido y alegría. Y es que año tras año son más quienes optan por festejar en horas de la mañana y dejar los mogollones nocturnos para los más jóvenes. No en vano, el Carnaval Porteño se ha convertido en un encuentro familiar en el que conviven grandes y chicos. 

     

    El ritmo de las comparsas dio la bienvenida a los más madrugadores y ya a partir del mediodía la feria de la tapa se convirtió en epicentro del festejo. Familias enteras, algunos ataviados con elaboraciones realizadas a conciencia y demostrando qué tan originales pueden ser los conejeros, se congregaron en las inmediaciones del Parque Islas Canarias, este 2018 único escenario posible para el acto debido a los desencuentros entre el Ayuntamiento y el área de Patrimonio del Cabildo para autorizar el uso del Parque Ramírez Cerdá.

     

    Pero ajenos a la problemática los carnavaleros disfrutaron a lo grande en el primer mogollón de estas fiestas. Ahora la celebración multitudinaria se traslada al lunes cuando se desarrolle el coso con el tradicional desfile de carrozas.