PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Conoce Vietnam como un auténtico mochilero

 

Viajar a Vietnam es una experiencia maravillosa por muchas razones. En primer lugar, debido a las dimensiones de su territorio, ofrece paisajes increíbles y muy diversos a lo largo de todo su recorrido.

 

Sin importar dónde se empiece y termine la travesía, es posible encontrar lugares de una belleza sin igual. Tales como el delta del Mekong o la bahía de Halong. Asimismo, las grandes ciudades como Ho Chi Minh brindan un espectáculo en gastronomía, historia y cultura que ningún turista puede perderse.

 

Así, de acuerdo con los viajeros más experimentados, un mes es tiempo suficiente para conocer Vietnam como un auténtico mochilero. No obstante, se debe tener en cuenta que para estancias que excedan los 15 días, los españoles deben contar con su respectivo visado. En este sentido, puedes solicitar aquí tu visado online para Vietnam.

 

Por otra parte, conocer Vietnam como mochilero es una experiencia que puede realizarse en cualquier época del año. En todo caso, es recomendable evitar las épocas de lluvias y se aconseja viajar de noviembre a abril, a fin de evitar la temporada de monzones.

 

Dónde hospedarse

 

Esta es sin duda alguna, una de las dudas más comunes cuando se viaja de mochilero. Afortunadamente, Vietnam, cuenta con una amplia red de hoteles y hostales donde alojarse. Esto, permite dejarse llevar un poco por la improvisación. No obstante, durante la temporada alta conviene reservar con tiempo a fin de asegurarse un sitio para hospedarse.

 

Si se desea economizar, entonces la solución más provechosa será compartir el alojamiento con otros mochileros. Para ello, puedes preguntar con usuarios de SalasDeChatGratis, en las salas de chat tematizadas de viajes y chats de la región de Vietnam . Sin embargo, Vietnam es un lugar bastante accesible, por lo tanto si se organiza bien el presupuesto, será posible tener una habitación personal sin necesidad de compañeros.

 

Cosas que no deben faltar en la mochila

 

Cuando se viaja a Vietnam, lo mejor es hacerlo con una mochila ligera. Pues, existen tantas cosas por hacer y tantos lugares por conocer, que una gran mochila puede llegar a molestar bastante. Esto sin contar, los obsequios y souvenirs que se vayan adquiriendo en el camino.

 

Además, los servicios de lavandería abundan, por lo que se puede sobrevivir con sólo unas prendas de ropa. Por su parte, el traje de baño no puede faltar, en especial cuando se visita las localidades del extremo sur del país.

 

Así mismo, si se ha incluido la zona norte en el itinerario de tu viaje, entonces se debe prestar atención a un buen equipo de senderismo. Esta parte del país, alberga ciudades como Sapa donde las montañas con hermosos paisajes abundan e invitan a practicar este tipo de actividad. En este sentido, el siguiente análisis de las mejores mochilas de trekking puede ser de gran utilidad.

 

Otros artículos indispensables son el repelente de mosquitos y un protector solar. En cuanto a seguridad y la forma de llevar dinero, dos tarjetas diferentes y un poco de efectivo, puede ser la opción ideal.

 

Por último, para conocer Vietnam como un auténtico mochilero, no puede faltar un chubasquero, así como un forro polar. Como se ha señalado antes, el clima de Vietnam puede cambiar considerablemente de un pueblo a otro, conviene estar preparado.

 

De compras en Vietnam

 

En Vietnam la moneda oficial es el Dong, esta es una divisa pequeña en comparación con el dólar o el euro. Para realizar las conversiones necesarias se pueden emplear diversas tablas y calculadoras en la web. En cualquier caso, la disparidad entre las monedas hace de Vietnam un paraíso para las compras.

 

Además, en sus tiendas y mercados existe una oferta realmente variada, siendo así, puedes comprar aquí una máquina de cortar el pelo o visitar cualquiera de sus establecimientos para descubrir artículos como el sombrero autóctono, conocido como Non La, ropa y muchos productos más. La ropa hecha a medida, las sedas y las imitaciones también forman parte de la variedad de sus comercios.

 

Otra de las características de los comercios de Vietnam y que se debe tener presente, es el regateo, un hábito muy común en Vietnam. Por ello, nunca se debe aceptar el precio indicado a la primera. De hecho, los más entendidos aconsejan no mostrar demasiado interés en el artículo deseado y fijar un importe máximo a pagar por el producto.

 

Gastronomía vietnamita

 

La comida de Vietnam, es frecuentemente alabada por sus visitantes, muchas la catalogan como una de las más ricas del mundo. En este sentido, la oferta gastronómica destaca por varias razones. En primer lugar, es realmente variada. Comida dulce, salada, crujiente o picante, en Vietnam hay para todos los gustos.

 

Nada más tratándose de fideos, existen cientos de platos diferentes a degustar. Así, los platos y sus ingredientes pueden variar según la zona donde se encuentre. Además, tanto si se come en un restaurante como en un puesto en la calle, la comida es bastante barata. Estos últimos tienen su séquito particular de fanáticos.

 

Así, la popularidad de la comida callejera es enorme. En las principales calles se encuentran locales con pequeños banquitos destinados a la multitud de comensales que cada día acude a comer a estos sitios.

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario