PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El erotismo, un sano divertimento

 

  • Lancelot Digital
  •  

    A lo largo de la historia el erotismo siempre ha estado presente, ya sea en el arte, la literatura, el cine, o las conversaciones privadas. Es algo que siempre ha formado parte de la vida de una forma más escondida o más explícita, pero siempre ha estado ahí.

     

    Podríamos definir el erotismo como el conjunto de estímulos sensoriales que incentivan el acto sexual. Es más bien, el arte de la insinuación, que se consigue a través de una serie de actitudes, juegos, la exhibición de zonas eróticas corporales o la proximidad física sugestiva.

     

    El erotismo crea el clima adecuado para despertar el deseo sexual, aunque tiene más que ver con la sensualidad que con la sexualidad. Si nos remontamos al origen de su significado, la palabra erotismo en sí, proviene del dios griego Eros, personificación de los deseos sexuales.

     

    En definitiva, el erotismo genera sobre todo la necesidad de sentir y de ser sentido. El objetivo es provocar sensaciones placenteras, algo que como han demostrado numerosos estudios sólo se da en el comportamiento de los seres humanos.

     

    Por otra parte, el erotismo es subjetivo, puesto que tiene mucho que ver con las experiencias y vivencias de cada persona, en este sentido, el erotismo no depende solamente del estímulo externo, sino que gran parte de su poder está en la imaginación.

     

    Por otro lado, como consecuencia y a razón de la liberación sexual, así como la evolución de la sociedad actual, el erotismo se ha convertido en un medio para obtener un fin, no siempre sexual. Prueba de ello, es el uso que se hace del mismo en todos los medios visuales para atraer la atención del público con fines comerciales. Muchos son los productos que usan el erotismo para incrementar las ventas, ya sean automóviles, ropa deportiva, motos, o perfumes, la sexualidad es usada como forma de atraer la atención, sobre todo en la publicidad dirigida al público masculino, ya que en el hombre el sentido del erotismo es más visual que en la mujer.

     

    Aparte de eso, y volviendo al uso del erotismo como puerta hacia el encuentro sexual, el desarrollo de las tecnologías digitales ha hecho que proliferen millones de opciones eróticas, entre ellas el acceso a un chat de sexo gratis, por ejemplo. En este tipo de encuentros virtuales, los participantes tienen la oportunidad de expresarse libremente en un entorno adecuado, pudiendo dar rienda suelta a sus fantasías y disfrutar de conversaciones e interacciones sexuales de forma totalmente libre y gratuita.

     

    En la misma línea, los juguetes eróticos han dejado de ser elementos de la intimidad de una relación entre adultos, para convertirse en un producto de mercado, que alcanza cada vez mayores ventas. Los juguetes eróticos tienen una demanda constante y creciente, puesto que favorecen el uso de la imaginación y fomentan la diversión en las relaciones sexuales. Dentro de la amplia gama de juguetes que hay en el mercado, los dildos gozan de mucha popularidad.

     

    Hay miles de sex shops online donde comprar todo tipo de juguetes eróticos para amenizar una velada. La amplia gama de productos, ha ido creciendo a lo largo de los años, lo que también ha servido para garantizar la calidad tanto de los productos como de los servicios de la web en sí.

     

    Los juegos de mesa eróticos son otro de los juguetes que más se solicitan, puesto que favorecen la creación de un ambiente relajado y divertido como preámbulo a la relación sexual. Esto ayuda a muchas parejas a reavivar su intimidad, por lo que es altamente recomendable para tener una vida sexual sana y satisfactoria.

     

    Además de los juguetes eróticos, y los diferentes productos que existen para favorecer todo tipo de prácticas sexuales, el erotismo, como apuntábamos al principio de este artículo, depende sobre todo de la imaginación, y por tanto tiene un componente subjetivo muy importante. Lo que para unas personas puede parecer muy erótico, a otras no les despierta ninguna sensación en absoluto.

     

    Dentro de las diferentes formas que puede adoptar el erotismo, el lenguaje es un medio que si bien, no todos prefieren, contiene grandes dosis de estimulación erótica. El lenguaje dentro de lo erótico se manifiesta no sólo en novelas y poemas, sino también en frases concretas que pueden despertar la libido tanto del oyente como del emisor del mensaje. Y hablando de mensajes, dichas frases además de ser dichas en presencia del otro, o por teléfono, también cabe enviarlas por mensajería instantánea como forma de jugar con el compañero o compañera sexual.

     

    Por suerte, si no eres muy ocurrente en esto de inventar frases picantes para jugar con tu partenaire, en internet puedes encontrar muchos ejemplos que te sirvan de inspiración. Lo importante es mantener viva la llama, puesto que el sexo, como el amor, necesita de cuidados diarios, puesto que si se descuida acabará por apagarse.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario