PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Es posible encontrar préstamos con ASNEF?

 

¿Estás buscando préstamos con ASNEF? Son my complicados de encontrar en los bancos, ya que la mayoría de ellos nos pondrán problemas si estamos en este tipo de registro.

 

Sin embargo, algunas empresas de créditos rápidos si que nos permiten acceder a este tipo de financiación (aunque puede que tengamos que cumplir con algunos requisitos especiales).

Antes de nada… ¿Qué es exactamente el ASNEF?

 

El ASNEF son las siglas de “Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito”. Es un gran base de datos en la que se agrega la información de morosos de España. El hecho de aparecer en este registro puede complicarnos el hecho de que un banco nos pueda conceder un préstamo, un crédito, una hipoteca, o cualquier otro tipo de financiación.

 

Digamos que es una lista de confianza que el banco puede tomar como referencia a la hora de prestar el dinero, como garantía. Los bancos tienen acceso al mismo y lo consultan prácticamente en todos los casos.

 

También existen otros ficheros de morosos, como el RAI (Sigla de Registro de Aceptaciones impagadas).

 

Pero, incluso, hasta otras entidades podrían tener acceso a dicho registro. No sería la primera vez que una empresa de servicios no concede el alta en un suministro por conocer una importante deuda del usuario en estas bases de datos.

 

¿Quién puede está registrado en el ASNEF?

 

Cualquier particular o empresa que tenga una deuda podría estar inscrito en el ASNEF. Podemos estar inscritos por una deuda de la compañía de teléfonos o de la luz, incluso hasta una que no sepamos que no hemos pagado. Eso si, el consumidor debe recibir una notificación, como máximo, unos 30 días después de haber sido incluido en el listado. A partir de ese momento, se establecerá un periodo de 10 días para que podamos hacer frente a la deuda.

 

Pero si no la pagamos, pasaremos a formar parte de esta lista durante un máximo de 6 años. Durante ese tiempo podemos intentar satisfacer la deuda, pero el procedimiento será más costoso (tanto en tiempo, como en dinero, ya que empezaremos a tener que pagar importantes intereses).

 

El hecho de que pase el tiempo, y que el ASNEF se vea obligado a retirar nuestros datos del registro, no implicará que la deuda haya desaparecido, ni mucho menos.

 

¿Cómo se puede conseguir un crédito rápido estando en el ASNEF?

 

A pesar de estar en el ASNEF, lo cierto es que hay algunas compañías que nos ofrecerán financiación. Lo cierto es que se ha abusado bastante de este listado, incluso hay usuarios que pueden estar incluidos por deudas irrisorias (por ejemplo, por no haber pagado una deuda de unos 20€ de teléfono por desconocimiento).

 

Pero, por lo general, estas empresas harán lo que se conoce como un estudio de riesgo: esta fórmula tiene como objetivo determinar si es posible conceder un crédito o no a una determinada persona, en base a sus recursos actuales. Para ello, lo más común es que nos pidan un documento que acredite que estemos percibiendo ingresos, cómo puede ser una nómina, prestación o ayuda de algún tipo.

 

Cómo ya hemos comentado, los bancos convencionales suelen ser muy estrictos en base a esta vía de financiación; si comprueban que nuestros datos aparecen en el ASNEF o en el RAI, muy probablemente no podamos hacer nada con ellos.

 

Será en ese caso cuándo tendremos que apostar por las empresas de créditos rápidos.

 

Condiciones más habituales para pedir un crédito rápido estando en el ASNEF

 

Antes de nada, te recomendamos que pagues la deuda y que luego ya inicies una reclamación en el caso de que pienses que es injusta. Te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza, sobre todo en relación a seguir pagando los intereses que se van a acumular.

 

Las empresas de créditos rápidos suelen conceder el dinero a un cliente que está en el ASNEF, siempre y cuando la cuantía de la deuda no resulte muy elevada. Para cantidades inferiores a los 100€, es posible que lo concedan sin más, pidiéndonos los documentos habituales.

 

Para cantidades un poco más altas, tendrán que hacer el estudio de riesgo que ya hemos descrito.

 

La cosa cambia cuando hablamos de deudas mucho más elevadas, aquellas que están por encima de los 1000 y de los 2000€. En estos casos, lo más probable es que nos rechacen la solicitud sin que podamos hacer nada.

 

 

Los documentos que nos pedirán suelen ser los siguientes:

 

·DNI o documento de identificación equivalente.

 

·Documento que acredite la percepción de ingresos (cómo nómina, prestación o ayuda).

 

·Nº de cuenta bancaria (para comprobar nuestra identidad y para hacer la transferencia de dinero en el caso de que la respuesta sea positiva).

 

Así que ya sabes: si estás en el ASNEF hay luz al final del túnel, pero te recomendamos pagar la deuda cuanto antes.

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario