PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Herramientas para podar árboles en altura  

 

 

Todos sabemos de la importancia de los árboles para la vida en nuestro planeta. Aportan oxígeno, atraen malos olores y actores contaminantes, son fuente de alimento para los seres humanos, animales y otros organismos vivos, ayudan con el calor del verano refrescando el ambiente, nos resguardan del sol y son origen de recursos económicos.

 

Independientemente de cual sean las razones por las que nosotros tengamos árboles, como podría ser por temas decorativos, frutales o para madera, estos necesitan unos cuidados y entre otros está la necesidad de podarlos.

 

La poda puede realizar con varios fines

 

Por seguridad eliminando las ramas sobrantes, quitando las que estén dañadas, o mal situadas. Por razones de salud cortando los gajos enfermos, eliminar o disminuir problemas con las plagas de insectos o la disminución de la copa para optimizar la ventilación. Por cuestiones estéticas, para dar una forma determinada al árbol, mejorar sus particularidades naturales, facilitar su desarrollo e estimular la producción floral así como la de los frutos. Por calidad quizás enfocada más hacia los árboles para producción de madera.

 

Podar es un medio artificial de regularizar el desarrollo normal de un árbol. Una poda bien realizada trae muchos beneficios a los árboles como puede ser controlar su tamaño, reduciendo de esta forma riesgos para las personas y bienes. En definitiva conseguir árboles bien formados y equilibrados mejorando su apariencia, incrementando tanto el valor de los mismos como el de sus productos etc.

 

Pero para esta tarea nos tenemos que valer de determinadas herramientas, sobre todo si los árboles tienen un tamaño considerable y no nos llega o no nos gusta el subirnos a una escalera. En este caso tenemos que recurrir a las herramientas específicas para podar árboles en altura.

 

En este enlace podremos encontrar varias herramientas de este tipo como son las podadoras de altura, estas facilitan cortar ramas sin tener que utilizar escaleras o tener que trepar al árbol. Pueden ser manuales, eléctricas o con motores de gasolina normalmente de dos tiempos.

 

Las manuales suelen ser tijeras de poda con mangos largos. Estas se utilizan habitualmente para cortar ramas pequeñas de no más de 5 centímetros de diámetro. Los mangos normalmente son telescopios lo que permite alcanzar las ramas más altas.

 

Las eléctricas pueden funcionar mediante un cable que transmite la corriente o por batería. Las que funcionan con cable son más recomendables para jardines pequeños ya que al depender de un cable enchufado a la corriente eléctrica, siempre se va a estar limitado por la longitud de este.

 

En el caso de las que funcionan con batería, estas dan más libertad de movimiento al no necesitar estar enchufadas a ningún cable, aquí solo se está condicionado por la duración de la batería. Con estas podadoras se podrán cortar ramas de hasta 4 y 5 metros de altura, dependiendo del modelo.

 

Pueden ser de barra fija, a pesar de que estas son las menos comunes ya que hay que adaptarse a la longitud de la barra al no poder ser regulada, o de barra extensible o también denominada telescópicas. Estas son las más versátiles ya que las podemos adaptar a la altura a la que necesitemos cortar las ramas. Ofrecen un gran volumen de corte y control con motores de alta potencia que permiten cortar las maderas más resistentes. Estas herramientas son fáciles de usar, cómodas y seguras, con empuñaduras ergonómicas y módulos de bloqueo rápido.

 

Dependiendo del modelo se puede manipular la tensión de la cadena sin necesidad de herramientas y la lubricación es automática. Al mismo tiempo hoy en el mercado existen podadoras eléctricas multifunción, que aparte de su función habitual que es la de sierra de altura se pueden convertir en desbrozadoras, cortasetos, motosierras o sierras circulares, esto siempre dependiendo del modelo, lo que permite tener varias herramientas en una.

 

A gasolina, estas son perfectas para podar extensiones grandes, incluso en fincas alejadas. Son herramientas que ofrecen cortes exactos de las ramas altas.Estas máquinas suelen contar con más potencia que las eléctricas.

 

Normalmente son con motores de dos tiempos y filtro de aire, por lo que necesitan gasolina con mezcla de aceite para lubricar el motor. Una de sus ventajas es la autonomía que ofrecen, siendo esta ilimitada siempre que tenga gasolina con mezcla en su depósito.

 

En cuanto a la seguridad, son muy fiables con protectores en la zona de la espada y en el contorno del motor para impedir quemaduras. En su contra juega el precio pues suelen ser más caras tanto a la hora de comprarlas como de mantenerlas y repararlas. También son más pesadas, hacen mucho más ruido y generan humos.

 

Todas estas herramientas que están equipadas con sistemas de corte siempre requieren que sean manejadas por una persona adulta y con experiencia en este tipo de máquinas.

 

Se recomienda el uso de casco protector, gafas y orejeras.

 

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario