PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Injertos capilares en Turquía y Estambul, la nueva revolución del cabello

Trasplantes capilares de calidad y con la tecnología más avanzada avalan a las clínicas de injertos de cabello más importantes del país

 

 

El injerto capilar siempre se ha visto como un mundo extraño y en el que hay muchas promesas vacías para muy pocos resultados. Los especialistas en este terreno se pueden contar con los dedos de una mano, pero en los últimos años ha habido un notable crecimiento y un aumento más que notable en la fiabilidad de todos los procedimientos relacionados con la recuperación del cabello. Las nuevas tecnologías han traído nuevas técnicas que, esta vez sí, garantizan recuperar el pelo perdido.

 

En Turquía es donde más se puede comprobar el auge de las técnicas relacionadas con este tipo de tratamiento, ya que es ahí donde se encuentran las mejores clínicas relacionadas con los injertos capilares. Los mejores expertos de todo el mundo se reúnen en lugares clave como Estambul para ofrecer sus servicios, apoyados por los componentes más modernos y la tecnología más avanzada, además de por los procedimientos más eficaces.

 

La pérdida del cabello siempre ha sido algo problemático para la imagen de las personas, sobre todo para aquellas con cierto afán por lo estético. Es un símbolo de envejecimiento, de avance en la edad que, para muchos, sienta bastante peor de lo que debería. Afortunadamente, lo que ofrecen los especialistas dentro del sector del trasplante capilar demuestra que ya hay solución, gracias sobre todo al empleo de la robótica y métodos como la técnica FUE.

 

Implantes capilares eficaces y sin dolor

 

Lejos de los ungüentos milagrosos y las cremas ineficaces, muchas de las intervenciones quirúrgicas destinadas a hacer injertos de cabello se caracterizaban por causar cierto dolor durante y después de la operación. No obstante, gracias a los nuevos métodos, todo eso ha cambiado. Cualquier trabajo de implante capilar en Turquía, por breve que sea, está a años luz del planteamiento que había hace años.

 

Los grandes responsables de haber conseguido este enorme avance en lo que respecta a la materia del injerto capilar en el país son las técnicas FUE y HDI. Son dos métodos avanzados que garantizan una tasa de éxito muy cercana al 100% y que parten del uso de modernos componentes tecnológicos para conseguir los mejores resultados. Cada uno tiene un procedimiento a seguir diferente, pero el objetivo es el mismo: recuperar el pelo caído.

 

Técnica FUE

 

La Técnica FUE (Follicular Unit Extraction) es una de las más solicitadas en las operaciones de injertos capilares en Turquía. Su planteamiento es sencillo. Parte del uso de microinjertos de cabello que se extraen de zonas fértiles de la cabeza, área posterior y lateral del cráneo, para su posterior colocación en las zonas donde la alopecia ha afectado severamente.

 

Tras el uso de la anestesia, el especialista extrae cada folículo para, después, realizar unas microincisiones en las zonas afectadas por la calvicie. Una vez hechas, se introducen estas unidades foliculares de forma equitativa y repartida gracias a los robots disponibles para ello. Hecho esto, concluye la operación para la realización del injerto capilar.

 

No deja cicatrices visibles, no causa dolor y, además, parte del propio cabello para conseguir el mejor resultado. En poco tiempo, la realización de los injertos capilares es casi imperceptible, ya que el cabello comienza a crecer debido a que está genéticamente programado para ello. Este es uno de los métodos más avanzados y defendidos por los profesionales del sector en Turquía.

 

Técnica HDI

 

La otra propuesta de método para los injertos capilares es la Técnica HDI o DHI. Aquí se usa una herramienta que se conoce como implanter Choi, que se convierte en la clave de todo el procedimiento. Para conseguir el rejuvenecimiento del pelo, el especialista extrae los folículos de pelo dentro de una aguja hueca colocada en el extremo de esta herramienta que acabamos de presentar.

 

Una vez con el folículo ahí, se introduce la misma aguja en la zona donde se quiere repoblar todo el pelo con un ángulo de entre 40 y 45 grados. Al presionar con la aguja, se entra en una incisión realizada previamente para dejar la unidad folicular. A partir de ahí, se saca la aguja tras realizar el depósito y se repite el proceso desde el principio para avanzar en esta operación de injerto capilar.

 

Estas dos son las principales técnicas que utilizan los especialistas en injertos capilares de Turquía, y son también las que consiguen mejores resultados dentro y fuera del país. La popularidad de los centros especializados en salud capilar del país turco es algo que se ha afianzado en los últimos años y, viendo lo que se consigue con este tipo de métodos, es evidente que hay razones de sobra para entender el motivo. Recuperar el pelo perdido es más fácil que nunca.

 

Comentarios (2)  



Comentarios  

# Geminis 30-01-2019 12:40
Que ganas de gastarse dinero en tonterías si eres calvo ya esta yo me quedaba calvo desde los 18 y no me he muerto por no tener pelo te ahorras peluquero y tinte para las canas y ya puede soplar viento que no te despeinas
Responder | Responder con una citación | Citar
# Sofi 01-02-2019 16:40
jajajaaaaaaa :lol: :lol:
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario