PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Novovisión ofrece los mejores tratamientos para el Desprendimiento de Retina

 

La retina es la lámina posterior del ojo que es sensible a la luz. Por lo tanto el desprendimiento de retina es una enfermedad ocular grave que se produce debido a la separación de esta lámina de la pared ocular (epitelio pigmentado) a la que esta se debe mantener pegada. Cuando ocurre este desprendimiento se acumula líquido en el espacio que queda entre ambas partes del ojo.



Por lo tanto la retina se queda sin riego sanguíneo en sus capas externas y dependiendo de la cantidad de área de la retina afectada, se produce pérdida de visión.

Causas del desprendimiento de retina

 

Los desprendimientos de retina son causados comúnmente por la presencia de uno o varios desgarros retinales.

 

Estos desgarros se pueden producir tras el adelgazamiento y deterioro retiniano que ocurre con el envejecimiento normal del ser humano. Pero también, la mayoría de estos desgarros se producen gracias a la retracción del cuerpo vítreo que no es más que el líquido gelatinoso que rellena el interior del ojo.

 

Cuando el vítreo se retrae comúnmente arrastra fragmentos de la retina junto a él y ocasiona desgarros o agujeros en la misma.

 

Otras situaciones que pueden ocasionar un desprendimiento de retina por una contracción vítrea son: el crecimiento anormal del ojo, que puede ocurrir debido a la miopía, una inflamación o un traumatismo.

¿Qué personas tienen mayor riesgo de sufrir un desprendimiento de retina?

 

El desprendimiento de retina afecta anualmente a una de cada diez mil personas aproximadamente. Y quienes tienen mayor riesgo de sufrirlo son:

  1. Personas miopes.

  2. Pacientes que tienen antecedentes familiares de desprendimiento de retina.

  3. Personas de mediana y avanzada edad.

  4. Personas que han sufrido algún tipo de traumatismo o contusión en el ojo.



Síntomas del desprendimiento de retina

 

Entre los síntomas más comunes del desprendimiento de retina están:

  1. Tener visión ondulante o acuosa.

  2. Pérdida rápida de la visión.

  3. Pérdida total de la visión de un ojo.

  4. Visión central borrosa.

  5. Ver una sombra o mancha oscura en alguna zona de la visión.

  6. Ver destellos luminosos.

  7. Ver cuerpos flotantes negros o manchas.

Estos síntomas pueden variar dependiendo del grado y evolución del desprendimiento de la retina.

 

Si el paciente solo observa destellos luminosos o cuerpos flotantes, el problema no es tan grave, pero es importante que acuda a urgencias y un especialista verifique si se trata de un desprendimiento de retina o de otro tipo de problema ocular. Estos síntomas suelen ocurrir en personas de mediana y avanzada edad.

 

Un desprendimiento de retina tratado a tiempo puede ser solucionado rápidamente con la ayuda de un tratamiento láser sencillo. Pero si por el contrario, no se realiza a tiempo el paciente corre el riesgo de perder la visión total o parcialmente. De allí la importancia de acudir a un especialista tras el primer síntoma.

Tipos de desprendimiento de retina

 

Existen tres tipos de desprendimiento de retina, todo dependerá de la causa que lo provoque.

 

Estos tres tipos son:

 

  1. Desprendimiento de retina regmatógeno

Es el tipo de desprendimiento de retina más común, ya que es causado por una rotura o desgarro que afecta las capas de la retina. Ocurre en su mayoría en personas con una miopía avanzada, ya que ellas tienden a tener la retina mucho más delgada de lo que ya normalmente es.

 

  1. Desprendimiento tradicional

Este es el desprendimiento que ocurre debido a la presión que ejerce el humor vítreo sobre la retina. Las personas que usualmente sufren de este tipo de desprendimiento de retina son los diabéticos que sufren de retinopatía diabética.

 

  1. Desprendimiento exudativo

Este tipo de desprendimiento de retina es el que ocurre tras la filtración de líquido por debajo de la retina. Esta filtración es usualmente causada por la presencia de tumores oculares o anomalías de los vasos sanguíneos.

 

Tratamiento para el desprendimiento de retina

 

El desprendimiento de retina es considerado por los oftalmólogos como una patología de urgencia médica que debe ser atendida lo más pronto posible.

 

Cuando se produce un desprendimiento de retina el tratamiento siempre es a nivel quirúrgico, ya que el objetivo siempre es cerrar el desgarro o rotura para poder llevar de nuevo la retina a su sitio.

 

La retina se lleva a su sitio bien sea empujando la pared del globo ocular hacia ella, mediante la colocación de cinturones o trozos de silicona o simplemente realizando una vitrectomía, donde se introducirá después gas o aceite de silicona dentro de la cavidad vítrea.

 

Los tratamientos más comunes suelen ser ambulatorios bajo anestesia local y mediante láser o crioterapia.

 

El tipo de tratamiento aplicado será según lo recomendado después de la valoración de un especialista. Todo dependerá del estado en el que se encuentre la retina y el paciente.

 

Entre los principales tratamientos aplicados a esta patología están:

 

  • Fotocoagulación con láser.

  • Crioterapia.

  • Retinopexia neumática.

  • Cierre esclerótico.

  • Drenaje del líquido subretiniano.

 

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario