PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Un Paseo por la bella Rusia

Un viaje por un país increíble y no tan conocido como debiera serlo

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Moscú está considerada como una de las principales capitales culturales de Europa y cuenta con un patrimonio artístico inigualable. Entre los lugares más famosos de Moscú se encuentran el Kremlin, la fortaleza de los zares, en él se encuentran varios palacios como el gran palacio o el palacio facetado; además de varias iglesias como la de la anunciación o la de Iván III de Rusia, también conocido como Iván el Grande. Rodeando a todos los edificios están la Muralla, que incluye las torres del Kremlin. Desde 1990 el Kremlin fue incluido, junto con el conjunto de la Plaza Roja, en la lista de Patrimonio de la Humanidad de Unesco.

     

    Junto al Kremlin está la Plaza roja, con la famosa Catedral de San Basilio, finalizada en 1561 y mundialmente conocida por sus cúpulas de colores. En esta plaza también está el Museo Nacional de Historia, el Mausoleo de Lenin y el GUM, uno de los centros comerciales más grandes del mundo, construido en época soviética y después privatizado, pasando a ocuparse por las más elitistas marcas, el edificio que cuenta con un puente e innovadoras bóvedas de metal y cristal. Su arquitecto Vladímir Shújov fue responsable de construir varias de las señales de identidad de Moscú durante la época soviética; entre otras la Torre de Shújov, sólo una de muchas torres hiperboloide diseñadas por Shújov. Por su parte, el Museo Nacional de Historia fue mandado construir por el emperador Alejandro II en 1872. Las salas en que se dividen el museo están fielmente recreadas y decoradas con motivos de los distintos períodos a los que representa, que son desde la antigüedad hasta comienzos del siglo XX. Está considerado como el tesoro nacional de Rusia.

     

    Museo Nacional de Historia

     

    Las iglesias y monasterios de Moscú son muy numerosos, pese a que se han perdido muchos debido a las demoliciones de los soviéticos como el monasterio de los Milagros y el monasterio de la Ascensión de Cristo en el Kremlin. Sin embargo aún se conservan gran cantidad de edificios religiosos de indudable valor histórico. El monasterio de San Daniel es uno de los que mejor estado presentan, cuya edificación data de 1282. En él fue enterrado Daniel, el hijo de Aleksandr Nevski. Posteriormente fue transferido al Kremlin y restaurado por Iván el Terrible. El Alto Monasterio de San Pedro fue fundado por el hijo de Daniel, Iván I el Kalitá, pese a que debe su nombre a Pedro el Grande.

     

    Otro monasterio notable de la ciudad es el Nuevo Monasterio de Nuestro Salvador, que salvaguarda a Moscú desde la orilla. Su construcción data del siglo XV y en él descansan los restos de la familia Románov. Otro monasterio notable es Monasterio Novodévichy, proclamado Patrimonio de la Humanidad en 2004. Por último, están los monasterios en los alrededores de Moscú: el Monasterio de la Trinidad y San Sergio en Sérgiev Posad, el monasterio de Volokolamsk de San José y el Nuevo Monasterio de Jerusalén cerca de la ciudad de Istra.

     

    La galería nacional de arte Tretyakóv y el Museo de Bellas Artes Púshkin son visitas obligadas. También es recomendable visitar el Museo de Teatro Bajrushin y el Teatro Bolshói, una de las obras más importantes del clasicismo ruso y emblema teatral de la ciudad.

     

    Metro de Moscú

     

    Inaugurado el 15 de mayo de 1935 por el poder soviético como símbolo del avance tecnológico e industrial del sistema, el Metro de Moscú era el “Palacio del Pueblo”. En su decoración participaron los más importantes artistas de la época y se utilizaron materiales procedentes de todos los rincones del país, queriendo simbolizar la unidad de los pueblos soviéticos. Aun hoy día es el principal medio de transporte de la ciudad y uno de los principales del mundo, con 200 km de líneas y 145 estaciones.

     

    ¿Qué visitar en San Petersburgo?

     

    San Petersburgo es la segunda ciudad más poblada de Rusia, con más de cinco millones de habitantes y un área metropolitana de 5,85 millones. Está situada en la Región de Leningrado, nombre que compartía con la ciudad durante la época soviética.

     

    Alberga más de 200 museos, muchos de ellos alojados en edificios históricos. El más grande de los museos es el Museo del Hermitage, con interiores de la antigua residencia imperial y una vasta colección de arte. El Museo Ruso es un gran museo dedicado al arte ruso en particular. Los apartamentos de petersburgueses famosos como Alexander Pushkin, Fiódor Dostoievski, Vladimir Nabokov, Anna Ajmátova, Mikhail Zoshchenko o Joseph Brodsky, así como algunos conjuntos de palacios y parques de los suburbios del sur y notables monumentos arquitectónicos como la Catedral de San Isaac, también se han convertido en museos públicos.

     

    Además, el Kunstkamera, considerado como el primer museo en Rusia, se ha convertido actualmente en el Museo de Antropología y Etnografía Pedro el Grande.

     

    Otros museos notables incluyen el Museo Central Naval ubicado en el edificio de la antigua bolsa de valores y el Museo Zoológico, el Museo del Ferrocarril, el Museo del Sitio de Leningrado, Museo de Arte Contemporáneo Erarta, la mayor organización no gubernamental de museos de arte contemporáneo en Rusia, Museo de Historia de San Petersburgo en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo y el Museo de Artillería.

     

    A diferencia de Moscú, la arquitectura histórica en San Petersburgo, en su mayoría, está compuesta de edificios de estilo barroco y neoclásico de los siglos XVIII y XIX que se han preservado en gran medida, aunque un amplio número de edificios fueron demolidos después de la toma del poder de los bolcheviques, durante el sitio de Leningrado y en los últimos años. El edificio más antiguo que aún permanece en la ciudad es una casa de madera construida por Pedro I en 1703 a orillas del Nevá cerca de Plaza de la Trinidad. Desde 1990, el Centro histórico de San Petersburgo y los conjuntos monumentales anejos en San Petersburgo y el óblast de Leningrado han sido catalogados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

     

    El conjunto de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, con la Catedral de Pedro y Pablo toma una posición dominante en la isla Záyachi a lo largo de la orilla derecha del río Nevá. En la orilla sur, a la izquierda del Nevá, conectado al istmo de Vasílievski y a través del puente del Palacio, se encuentran el edificio del Almirantazgo, el amplio complejo del Museo del Hermitage que se extiende a lo largo del Muelle del Palacio, incluye el Palacio de Invierno barroco, antigua residencia oficial de los emperadores rusos, así como el Palacio de Mármol de estilo neoclásico. El Palacio de Invierno está enfrente de la Plaza del Palacio, la plaza principal de la ciudad con la Columna de Alejandro.

     

    Nevsky Prospekt, también situada en la orilla izquierda del Nevá, es la avenida principal de la ciudad. Se inicia en el Almirantazgo y discurre hacia el este, junto a la Plaza del Palacio. El Alexander Nevsky Lavra, destinado a albergar las reliquias de San Aleksandr Nevski, es un importante centro de educación cristiana en Rusia. También contiene el cementerio de Tikhvin con tumbas de muchos peterburgueses notables.

     

    Muchos lugares notables se encuentran al oeste y al sur del edificio del Almirantazgo, incluyendo la Catedral de la Trinidad, el Palacio Mariinsky, el Hotel Astoria, el famoso Teatro Mariinsky, la Isla de Nueva Holanda, la Catedral de San Isaac, la más grande de la ciudad, y la Plaza del Senado.

     

    Más información y reservas en VIAJES TIMANFAYA, Calle Méjico 1, Tfno. 928 81 58 00.

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario