El padre del secuestrado y liberado en Venezuela es del municipio de Tías

Compartir

Su familia tiene una hacienda en la población venezolana de El Sombrero y negocios turísticos en Lanzarote, en la zona de Matagorda

 

Lancelot Digital
Vídeo: Lancelot Televisión

 

La noticia de que un lanzaroteño-venezolano fue secuestrado hace un año en Venezuela y posteriormente, tras 38 días retenido, puesto en libertad tras la actuación de la Guardia Civil y varios cuerpos de seguridad, entre ellos el FBI, ha llamado altamente la atención en la isla.

 

Al parecer, el padre del secuestrado es del municipio de Tías. En los años 50, Manuel V. contrajo matrimonio con una palmera allí, de la que tuvo cuatro hijos, dos de ellos mujeres. Tras muchos esfuerzos y sacrificios lograron regentar una hacienda agrícola en El Sombrero, cultivando sorgo, maíz y otros productos, ademas de algo de ganadería. También invirtieron en el sector inmobiliario-turístico en Lanzarote, donde desde finales de los años 80 poseen un complejo de apartamentos en la zona de Matagorda. Desde hace años, las dos hijas y su madre viven en la isla, mientras que su padre seguía regentado el negocio con sus dos hijos en Venezuela.

 

Precisamente fue el hijo menor, Omar V., de unos 30 años, quién sufrió el secuestro en enero del 2016 y a quien los captores le amputaron un dedo como señal para su familia de que estaban dispuestos a llegar a todo si no pagaban el rescate, cifrado inicialmente en 500.000 dólares.

 

Tras 38 días y tras la intervención y negociaciones de la Guardia Civiil y de las autoridades de Panamá, Venezuela y EEUU, el joven Omar fue liberado. Ya desde aquel entonces Lancelot Digital tenía información del secuestro pero, para evitar complicaciones en la liberación, no publicó nada. Nada más ser liberado, los hijos y el padre (de unos 80 años) se vinieron a Lanzarote.

 

Fue este jueves la Guardia Civil quien envió una nota de prensa informado de la operación, que acabó con la detención de dos de los negociadores de los secuestradores venezolanos, que pertenecían a una de la muchas peligrosas bandas de delincuentes. Desde la llegada al poder de Chavez y posteriormente de Nicolas Maduro, Venezuela se ha convertido en uno de los países más peligrosos de América latina. Precisamente, son famosos desde hace años los llamados secuestros express.

 

Fuentes cercanas a la familia lanzaroteña señalan que lo único que quieren es olvidar lo antes posible este episodio del secuestro de Omar V. por las secuelas que ha dejado a su entorno.

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.