PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Bienvenido Presidente

 

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Lanzarote tiene que felicitarse porque el Presidente del Gobierno de España, en este caso el socialista Pedro Sánchez, haya decidido elegir Lanzarote para partir el año y pasar unos días de vacaciones con su familia utilizando la residencia propiedad de Estado, Las Maretas, que en su día regalara el Rey Huséin de Jordania a su amigo Juan Carlos de Borbón. Éste, con buen criterio, lo traspasó a Patrimonio del Estado y, en la época de José Manuel Soria como Ministro de Turismo, se preparó para que sirviera de residencia para autoridades y estadistas en general de otros países. Que el señor Sánchez y su mujer hayan venido a habitarla unos días debe ser un honor para todos los canarios, no sólo porque siempre hemos sido un pueblo abierto que recibe más de 12 millones de turistas al año, sino porque indirectamente pone a Lanzarote en el punto de mira de los medios de comunicación, sobre todo españoles. Precisamente, las islas necesitan  a los dos millones y medio de turistas peninsulares que tuvimos antes de la crisis y que está costando recuperar. Incluso, no sabemos si hará un posado oficial, en algunos de los centros turísticos, tal y como hacía su compañero Zapatero, quien por cierto también está en la isla. en algunos de los centros turísticos. Sería una postal que nos vendría muy bien a Lanzarote y a Canarias en general. Si no lo hace, tampoco hay que reprochárselo en demasía porque hay que ser respetuoso con las vacaciones de todo el mundo, inclusive de las autoridades. Por cierto, un acierto que el presidente del Cabildo de Lanzarote le haya enviado una surtida cesta de regalos con productos de la isla que esperemos les gusten.

     

     

     

    Lo cortés no quita lo valiente

     

    Una cosa es que la Democracia sea un sistema muy caro de mantener. Otra que debemos hacer reflexiones serenas sobre si un presidente cuando está de vacaciones debe correr con todos los gastos o si son gastos de representación, dado que su condición nunca la pierde como tal. Son cuestiones a debatir. Pero nos parece demagógico que se quiera abrir el debate ahora con Pedro Sánchez cuando la mayoría de los presidentes de toda Europa tienen el mismo trato cuando están de vacaciones. Claro que un desplazamiento de un presidente a pasar unos días de descanso puede resultar llamativo, sobre todo su coste para el ciudadano de a pie, muchos de ellos con serias dificultades para llegar a fin de mes. Como no debemos confundir las necesarias críticas que se puedan hacer a Pedro Sánchez y a su gobierno por la nefasta gestión política de las partidas dinerarias que, por convenios, están en los presupuestos generales del Estado. Lo que va a suponer una pérdida para todos los canarios de más de 400 millones de euros si no ocurre un milagro. Pero no se debe mezclar el agua con la gasolina, esas críticas se pueden hacer pero uno utilizarlas para criticar el viaje de Pedro Sánchez a Lanzarote con su familia.

    PUBLICIDAD