PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El PSOE le “roba” al PP la Alcaldía de Tías


El martes se cerraba el primer pacto en Lanzarote tras las elecciones del 26-M y lo hacía con consecuencias muy duras para el PP que se queda sin la única Alcaldía que ostentaba, la de Tías. En efecto, el PSOE le “roba” al PP la Alcaldía sureña para que, de nuevo, el socialista José Juan Cruz Saavedra se convierta en alcalde de Tías.

 

Pepe Juan, un hombre que algunos daban por desahuciado políticamente, daba la sorpresa en las últimas elecciones al obtener unos magníficos resultados, ya que empató en concejales al PP y consiguió pasar de cuatro a nueve concejales. El mérito de José Juan Saavedra está, sobre todo, en haber realizado una gran campaña, casi puerta a puerta, y ganarse el “favor” del correoso voto de Mame Fernández. Pero también se le ha valorado el hecho de no ser un hombre sectario, sino alguien que valora más el trabajo del día a día para su gente que la ideología.

 

Ha sido notable la habilidad de Pepe Juan al cerrar la alianza con el concejal de Lava y con el de Podemos y hacerlo antes de que se complicaran las cosas por posibles pactos en cascada. Lo cierto es que la dirección del PP no se ha tomado muy a mal esa pérdida de la Alcaldía. O mejor dicho, no ha querido, desde el principio, que esa plaza perjudicara a las negociaciones que el PP mantiene con los socialistas para convertir a Astrid Pérez en alcaldesa. Así lo han dejado claro los negociadores del PP que entienden que ellos no podían influir o presionar para evitar esa pérdida.

 


El revés a Pancho Hernández

 

Sin duda, Francisco Hernández, más conocido por Pancho, no obtuvo los resultados esperados en Tías. Muchas son las razones, pero la más importante fue la ola del PSOE, aunque también cierto desgaste entre sus votantes. Sobre todo porque entendían que podía hacer mucho más y mejor gestión. Eso tendrá que ser analizado con tranquilidad en el PP.

 

Pero, sin duda, lo peor que le pudo ocurrir a Pancho es que un fantasma fuera su contrincante. Y es que nadie esperaba que José Juan Cruz diera la campanada. Muchos creían que estaba muerto, que era un cadáver. Al final resultó que era un cadáver pero con mucha y muy buena salud. Habrá que ver si ese “robo” de la Alcaldía al PP por parte del PSOE tiene consecuencias en el resto de instituciones y en las negociaciones que mantiene Astrid con los socialistas, pero, en principio, parece que ninguna.

 

El PP está dispuesto a mantener a Dolores Corujo en la Presidencia del Cabildo y meter al PSOE de Espino en el grupo de gobierno de Arrecife, si finalmente los socialistas le aseguran la Alcaldía, cosa que le han prometido. Por lo tanto, el PSOE, como casi siempre, sigue jugando fuerte y bien.

 

Todo a punta a que, de tenerlo todo perdido con un pacto de sentido común entre CC-PP, va a conseguir revertir la situación y convertirse en un partido con un inusitado poder en Lanzarote. Enhorabuena a Dolores Corujo, pero sobre todo a José Juan Cruz.