PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Politizar el centenario

 

 

 

Ciertamente no deja de asombrar a muchos la polémica originada a raíz de la intención del Cabildo (ahora hecha realidad) de celebrar lo mejor posible el centenario de César Manrique, que el día 24 de abril cumpliría 100 años.  El Cabildo comunicó a la Fundación César Manrique sus intenciones e invitó a la institución cultural a que aportara ideas si es que tenía algún interés en colaborar. La respuesta de la FCM fue un comunicado aconsejando al Cabildo que no celebrara ningún acto por el centenario dada la coincidencia de la celebración de las elecciones con el cumpleaños del artista fallecido hace ahora casi 30 años. El Cabildo entendió que debía seguir adelante con su idea porque no era lógico que la primera institución de la isla, la que representa a todos los lanzaroteños, no conmemorara tan señalada fecha. No sólo por la aportación de Manrique a Lanzarote sino porque la mayor parte de su obra espacial son los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo. La FCM, que siempre ha evitado cualquier relación y cercanía con el Cabildo, a pesar de que éste siempre ha intentado limar asperezas, aprovechó el desencuentro para desmarcarse aún más si cabe de la conmemoración del Cabildo e incluso en la presentación de los actos que sí tiene previsto realizar la FCM; a título privado, arremetió directamente contra el presidente del Cabildo. Criticó que, al no atender San Ginés a su sugerencia de que se dejara quieto a Manrique por su centenario, “nada más tenían que hablar”.

 

 

 

 

El Cabildo de San Ginés, non grato 

 

 

Lo cierto es que la FCM, siempre muy vinculada al Cabildo de Lanzarote, desde que llegó a la presidencia Pedro San Ginés se puso de frente y trató, siempre que pudo, ya sea por omisión o de otras formas, de cuestionar su gestión. De nada ha servido que el Cabildo de Pedro San Ginés, haya resuelto el desastre que heredó del Psoe en Zonzamas, Inalsa o en los mismos Centros Turísticos. Por el contrario, se le ha negado el pan y la sal. Y el motivo no es otro que la FCM no lo considera uno de los “suyos”. Por eso, ahora no quiere que el Cabildo conmemore y exalte la figura de César Manrique en representación de todos los lanzaroteños. ¿Hay alguna duda de que si el presidente del Cabildo hubiera sido un socialista no se pondría pega alguna a que la institución celebrara el centenario? ¿Piensa algún ingenuo que la excusa de la  FCM de la coincidencia electoral realmente es la causa del desencuentro? ¿Cree alguien que si el presidente del Cabildo fuera la socialista Dolores Corujo hubieran sido tan escrupulosos o, más bien, hubieran compartido mesa y mantel? Ciertamente da pena lo sucedido con Manrique y su centenario donde el sectarismo ideológico de la Fundación ha quedado en evidencia una vez más por si alguien, alguna vez, tuvo alguna duda.