Logo

  La gran oportunidad de Dolores Corujo  

 

 

La presidenta del Cabildo de Lanzarote, Dolores Corujo, se encuentra en una situación política y económica envidiable para poder convertirse en la presidenta que afrontó con éxito los retos, que no son pocos, que tiene Lanzarote. Los grandes retos que la isla tiene pendientes desde hace ya demasiado tiempo y, que por desgracia siguen esperando en la gaveta del olvido o de las frustraciones.  Hablamos de infraestructuras de comunicaciones (carreteras) sanitarias, Plan Insular… necesidades urgentes que se han convertido en una rémora para que la isla avance adecuadamente.

 

Corujo, en efecto, se encuentra en una situación privilegiada al ostentar la Presidencia con un pacto de gobierno cómodo en el Cabildo; es la secretaria general del Partido Socialista en la isla; está muy bien posicionada en el Psoe de Canarias, de hecho, se la considera la tercera persona en orden de importancia entre los socialistas canarios y es una de las personas de confianza de Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias. Todas estas bazas la sitúan en muy buena posición para hacer que la isla avance.  Y, lo mejor, tiene capacidad personal para ello.

 

En efecto, ya ha pasado tiempo suficiente como para empezar a poner por delante lo verdaderamente relevante e importante. Corujo tiene en su mano hacer cosas muy grandes, y muy necesarias, prácticamente urgentes, por la isla. Y, teniendo en cuenta como se encuentran  la mayoría de los partidos políticos en Lanzarote, sus logros podrían catapultarla hacia arriba y lograr que se mantuviera en la Presidencia otros cuatro años como mínimo a poco que no cometa errores de bulto. Uno de ellos mirar más para atrás que para adelante.

 

La gente necesita, hechos. La isla necesita mejoras. Muchas mejoras. Dolores Corujo es la presidenta de todos los lanzaroteños, de los que la votaron y de los que no lo hicieron, pero podrían llegar a hacerlo si ven como su isla florece. Pero no nos engañemos, la tarea no es fácil, y por eso la ciudadanía cree que cuanto antes se ponga en la tarea mejor para todos. Corre el riesgo de equivocarse si cree que con ganar sólo la guerra mediática es suficiente. Pasan los días, pasan los meses y pasan los años más rápido de lo que parece. Y corre el riesgo de que llegue a mayo de 2023 y las cosas importantes para la isla sigan en el cajón.

 

 

Lanzarote tiene muchos deberes hechos pero muchas asignaturas pendientes.  Mucha gente gente confió en Dolores Corujo y el Psoe, y muchos más, confiarán en ella si se pone el traje de brega para luchar por las cosas realmente importantes, proyectos que logren que en 15 años Lanzarote sea esa isla avanzada en lo social y en lo económico, ambas cosas van unidas, no nos engañemos. Y Corujo tiene la gran oportunidad de conseguirlo si no se entretiene demasiado en lo superfluo. 

LancelotDigital.com