Logo

Bruno Perera lidera la manifestación de vehículos contra la llegada de inmigrantes irregulares

El activista explica sus motivos para organizar esta protesta, asegura que nunca ha sido racista y que ha ayudado en muchas ocasiones a quienes más lo necesitaban

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

    En coche y enarbolando las banderas de España y las de Canarias, tanto la oficial como la de las ocho estrellas verdes, Bruno Perera pretende liderar mañana una manifestación que se realizará a bordo de coches, caravanas, motos o bicicletas contra la llegada de inmigrantes irregulares a Canarias. El activista explica sus demandas.

     

    “Vengan a la manifestación porque de lo que se trata es de exigir la expulsión de los inmigrantes ilegales que nos han estado llegando en el último mes y que los tenemos hospedados en hoteles y apartamentos, cuando nuestra gente “sintecho” está tirada en la calle. No tenemos ni recursos sanitarios, ni sociales, ni económicos, para dar ayuda a más gente, sobre todo a los que vienen de fuera con una mano delante y otra detrás”, señalaba.

     

    Perera se defiende de las críticas a su postura, entendiendo algunos que este problema que él señala, el de la inmigración irregular, es mínimo si se tiene en cuenta otros muchos problemas de Lanzarote y de Canarias en general.

     

    “No centralizo todos los problemas económicos y sociales de Canarias, y de España, en el tema de la inmigración, pero este es un problema grave, en el que yo me estoy centrando, y con el que llevamos 35 años”, explicaba. “Y eso de que los canarios emigramos a Venezuela en la época del hambre… a Venezuela se emigró durante unos cien años, unos 150.000 canarios, pero a un país que es 300 veces más grandes que Canarias. Nosotros tenemos 350.000 inmigrantes subsaharianos, norteafricanos y de todas partes… es demasiado”.

     

    Perera, quien enciende las redes sociales cada vez que opina, cuenta con partidistas pero también con muchos detractores, que lo señalan como xenófobo. Bruno se defiende.

     

    “Yo no soy ni xenófobo, ni racista, de hecho, he luchado mucho por la gente que está tirada en la calle. Luché por los drogodependientes durante tres años, hace ya una década, conseguí la clínica de día y otros asuntos sociales”, cuenta, argumentando otras muchas cosas que él considera positivas y que no se le tienen en cuenta. 

     

     

    La manifestación partirá mañana viernes, 25 de septiembre a las 19:00 horas, desde la rotonda del Cabildo; recorrerá la periferia de la ciudad y vuelta a la zona del cabildo.

    LancelotDigital.com