Logo

Centenares de altas médicas por COVID sin contabilizar

 A partir de mañana podrán notificarse por mensaje móvil y los certificados de vacunación conseguirse en las farmacias

 

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Lanzarote se encuentra intentando resolver el desfase que existe entre las altas epidemiológicas y los casos positivos, porque no se están recogiéndose en el sistema, es decir, podrían estar contabilizándose casos activos que realmente han superado el aislamiento y la enfermedad.

     

    Ayer, el gobierno regional contabilizaba 4.540  casos activos, pero según consultas hechas por Lancelotdigital, más de 500 personas podrían haber superado los siete días de aislamiento, y con ello contar directamente con alta epidemiológica, sin que eso se haya registrado en el conteo diario de casos, porque no ha habido capacidad para hacerlo ante la avalancha de positivos (sólo ayer se  contabilizaron 240 nuevos enfermos de covid).

     

    Con el fin de que los datos epideomiológicos oficiales se ajusten más a la realidad se ha optado por aprobar una serie de medidas que ya han contado con el aval del Consejo Interterritorial del Sistema  Nacional de Salud. Entre las primeras acciones está el limitar el seguimiento a los positivos que realizaban los rastreadores, es decir, ya no se hace el rastreo del cien por cien de los infectados.

     

    Según explica Agustín González, integrante de la directiva de Atención Primaria en Lanzarote, esta medida se toma siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud cuando estima que es imposible realizar un rastreo minucioso cuando se supera el cinco por ciento de positividad. “En el caso de Lanzarote hace unos quince días que estamos a un 25 por ciento”, especifica.

     

    Teniendo este enorme hándicap en cuenta la opción por la que se ha optado ha sido reformular las tareas de los rastreadores, quienes ahora se encargan de clasificar a los positivos en tres categorías: leves, moderados y graves. Además, la lista de contactos estrechos de los positivos se limita a  los mayores de  65 años o inmunodeprimidos (a quienes se les ofrece  la oportunidad de hacerse una prueba de antígenos o una PCR en el caso de que hayan estado en contacto con el positivo dos días antes de que éste presentara síntomas y sin que se guardara la distancia de seguridad  o se estuviera sin mascarilla).

     

    En la mayoría de los casos, una vez que han superado los siete días de aislamiento domiciliario sin presentar síntomas se les ofrece el alta epidemiológica directamente, es decir, ya en el primer contacto del rastreador se le ha indicado el día en el que pueden “volver a la normalidad, extremando las precauciones”.

     

    “Sólo en caso de que se produzca una agravamiento de los síntomas y haya que realizar una revaloración el rastreador se pondrá de nuevo en contacto con el afectado”, aclara González.

     

    Novedades en las altas laborales 

     

    En el arranque de enero se ha producido una tormenta perfecta que ha agravado la lista de espera en atención primaria hasta los 10 días para ser atendido en consulta. A las bajas de facultativos por covid, se les ha unido los días libres del personal, y una incidencia de casos diarios abrumadora.

     

    Se empezó a generalizar la casuística de que muchos de los positivos necesitaban que se tramitara su baja  laboral para justificar su ausencia en el puesto de trabajo, pero se encontraban con que su médico de cabecera no podía tramitarla en tiempo y forma por estar desbordado. La solución ha sido que el médico que se integra en el equipo de rastreadores tramite este justificante de incapacidad laboral, logrando que el paciente no tuviera que desplazarse al centro de salud.

     

    Igualmente a partir de mañana (día 12 de enero)  las altas médicas de los positivos que hayan pasado el periodo de aislamiento y que sean menores de 45 años, asintomáticos, sin factores de riesgo o con síntomas leves, recibirán directamente el alta médica a través de un mensaje de móvil en el que encontrarán un enlace que les llevará al documento acreditativo correspondiente.

     

    En estos momentos, se está dando un retraso de  un par de días en el contacto con los positivos, pero Agustín González explica que si esto ocurre y se necesita el alta médica para regresar al trabajo “la gente no se apure, porque hay margen, ya que para presentar el alta al empleador se tienen tres días desde que ésta se notifica por parte del médico”.

     

    Certificados covid en las farmacias

     

    Otra medida que intenta descargar de trabajo administrativo al sistema ambulatorio es la posibilidad de lograr el certificado covid de vacunación en cualquier farmacia insular. Esta posibilidad se suma a la opción de descargar este documento, necesario para acceder a muchas instalaciones pública, eventos culturales y de ocio, restaurantes o para viajar, a través del servicio (miCertificadoCOVID). La medida entrará en vigor también desde este miércoles.

     

    Enfermos crónicos, grandes damnificados

     

    El hecho de que la Atención Primaria esté viviendo un momento de caos por el covid está afectando gravemente a los pacientes crónicos que requieren de atención ambulatoria (diabéticos, hipertensos etc), y es que tanto las analíticas como otras pruebas diagnósticas como las espirometrías se están retardando, provocando una mayor derivación de pacientes a urgencias hospitalarias.

     

    Según Agustín González la situación de la Atención Primaria en Lanzarote es “preocupante”, si bien estima que no es “tan grave” como la de Gran canaria o Tenerife “con muchos más casos”. “Lo que procuramos es gestionar con los medios que tenemos y estamos llegando al  límite”, concluye. 

    LancelotDigital.com