Logo

Corujo asegura que Lorenzo ocultó gestiones para hacer permanentes los "caballos" de DeCaires

Asegura que los permisos para exhibir los jinetes, copia de los originales expuestos un mes en Londres, tenían validez de un año y no de diez

 

  • Lancelot Digital
  •  

    En su comparecencia en el Pleno de hoy, la Presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, desveló el que el anterior consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote (CACT), trató de convertir en permanente la exhibición "temporal" de las copias de las esculturas de Jason DeCaires Taylor sin informar de ello al Consejo de Administración de los CACT y por la vía de los hechos consumados.

     

    Según ha expuesto la presidenta, mostrando la documentación de los CACT, el 24 de junio de 2016 se solicita permiso para una exposición temporal -desde el 15 de julio hasta noviembre- para situar copias de las estatuas del conjunto "The Rising Tide" que se habían instalado en el Támesis en septiembre de 2015. Sin embargo, el permiso se solicitó para ser colocado en la explanada de entrada al Castillo de San José (no en el mar) y cuando las copias llevaban ya un mes instaladas.

     

    El informe fue favorable con la condición de que fuera una instalación temporal y se situase en la explanada del castillo de San José. El 1 de septiembre de 2016 se solicita otra autorización para colocar las figuras en la plataforma rocosa del Puerto de Naos y con duración de un año. Lo cierto es que las esculturas ya estaban colocadas en el mar y no en la explanada. El informe ya advirtió de que las esculturas se habían colocado sin permiso alguno.

     

    El 13 de septiembre el inspector accede siempre y cuando la instalación no exceda un año. El consejero delegado ya había procedido a instalar las figuras sin informes técnicos o artísticos y sin el aval del Consejo de Administración.

     

    En octubre de 2016 se debate en el Consejo de Administración de los CACT la adquisición o el préstamo de las figuras que ya estaban colocadas. La nota de prensa emitida en aquel momento afirma: con esta iniciativa los Centros aspiran a "dar a conocer la obra de DeCaires Taylor".

     

    "Las instituciones se ponen al servicio de un artista que ha tenido la suerte de caerle en gracia al presidente del Cabildo de entonces, con sus fobias y sus filias", resume la presidenta del Cabildo

     

    La documentación remitida por el artista a los CACT en su momento dice claramente que el conjunto lanzaroteño de "The Rising Tide" es una copia de la instalación del Támesis, la segunda de tres proyectadas. La tercera, afirma la documentación, se colocaría en París o Venecia. Hasta el momento no se tienen noticias de una tercera copia, ni de que haya instalado en sitio alguno.

     

    Las copias que se exhiben aún hoy en el Castillo de San José se quisieron vender por 200.000 euros a los CACT, lo cual fue rechazado por el Consejo en su momento, optándose por la cesión "temporal" por un plazo de diez años. E incluyéndose una cláusula por la cual se abonarían al artista 200.000 euros si la exposición cesara antes, cuando los permisos no abarcaban ese plazo de tiempo. Y cuando las originales sólo estuvieron un mes en el Támesis, en Londres. Siendo retiradas en octubre de 2015.

     

    El 16 de junio de 2019, con el anterior Gobierno del Cabildo en funciones y aproximándose el cese del anterior consejero delegado, José Juan Lorenzo, éste pide permiso a Puertos del Estado para convertir en definitiva la instalación temporal. "Lo hace sabiendo que está en funciones y que yo iba a tomar posesión" denuncia la presidenta. "Todas las decisiones anteriores se tomaron políticamente: esto me gusta, esto lo compro, sin informes por escrito", añadió. No es sino hasta el 17 de junio de 2019 -tres años después- cuando el MIAC intenta justificar por primera vez la instalación.

     

    Colocar "The Rising Tide" fue una decisión política

     

    "Colocar los caballos fue una decisión política sin informes técnicos y sin contar con el Consejo", prosiguió Corujo. "Se colocó sin permisos y no cuesta el disparate que se ha querido decir que cuesta".

     

    "Lanzarote tiene su propia identidad y no aporta nada el tratar de reciclar modelos", defendió, "cuando debemos potenciar lo que nos hace vivir y trabajar aquí".

     

    "Han dedicado ustedes más energías a esto que a la crisis de Thomas Cook, que a los problemas que tienen en la escuela de Enfermería", dijo Corujo al grupo de Coalición Canaria. "Frente a todos los problemas de esta isla ustedes han elegido actuar como agentes comerciales de Jason DeCaires".

     

     

    LancelotDigital.com