Logo

El pulmón encontrado en Las Cucharas es de Romina

Los análisis forenses confirman que coincide con el ADN de la madre de la joven

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El pulmón encontrado por unos turistas en la playa de Las Cucharas de Costa Teguise corresponde la joven paraguaya, Romina Celeste Núñez, supuestamente asesinada en manos de su marido, Raúl Díaz. 

     

    Según confirman desde los Tribunales, el ADN coincide con el de la madre de la chica que se trasladó desde Paraguay para poder averiguar el origen de este órgano. 

     

    Este hallazgo ahora podría cambiar las circunstancias a la hora de inculpar al marido de la chica que mantenía en sus declaraciones que se la encontró muerta en su casa y decidió quemarla y repartir sus restos por la costa de Lanzarote, aunque hasta el momento sin dar con el cuerpo de paraguaya. 

     

     

    El hallazgo del pulmón flotando en la playa 

     

    Un ciudadano que el pasado día 5 de enero encontró un fragmento orgánico en una playa del litoral este de Lanzarote, y que posteriormente depositó en un cercano contenedor de residuos sólidos, informó de dicho hallazgo a la Guardia Civil el pasado día 15 del presente tras la difusión de la desaparición de Romina Celeste, por lo que los agentes encargados de la investigación comenzaron las gestiones oportunas para su localización y comprobación de la información.

     

    De esta manera se intervino un contenedor que fue trasladado al Puesto Principal de Costa Teguise, donde los investigadores registraron minuciosamente cada bolsa o restos depositados en el mismo, encontrando una bolsa con los restos orgánicos en cuestión.

     

    El ADN de la madre, clave en la investigación 

     

    El pasado 13 de febrero la madre de Romina, Miriam Rodríguez, llegaba a Lanzarote desde Paraguay, apoyada económicamente por el Cabildo de Lanzarote, para poder realizarse las pruebas pertinentes y así averiguar que el pulmón hallado fuera de la joven. 

     

    Miriam daba una rueda de prensa donde se mostraba destrozada por los hechos macabros. "Mi familia estaba unida, ahora está destrozada. Ese hombre nos mató a todos, a mi hija y a toda mi familia”.

     

    Miriam aseguró durante su comparecencia que su hija nunca le habló, ni a ella, ni a su otra hija, de malos tratos. “Ese mensaje que mandó a una amiga, no me llegó a mí, y tampoco le llegó a su hermana, si me hubiera llegado a mí, Romina no estaría muerta tirada en el mar”, aseguró.

    LancelotDigital.com