PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Marga Mod, la revolución del reciclaje

“La industria de la moda es la más contaminante del planeta y los diseñadores podemos, y debemos, hacer algo al respecto”

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Si hablamos de diseño y moda, una de las referencias insulares obligatorias es Margarita Pérez, más conocida como Marga Mod, una artista de la creatividad que apuesta por el reciclaje como alternativa a las pasarelas.

     

    -¿Cuándo decides ser diseñadora?

    -Creo que ella me eligió a mí, dormía en la habitación de costura de mi madre. Cursé ilustración y delineación artística en la Escuela de Arte Pancho Lasso y, posteriormente, hice diseño de moda y patronaje industrial en Madrid.

     

    -¿Cómo ha influido Lanzarote en tu estilo?

    -El viento, el mar, el volcán, La Geria, César Manrique y la vida salvaje de niña en Caleta Caballo, disfrutando de las pequeñas cosas me han inspirado profundamente.

     

     

    -Si por algo se distinguen tus diseños es por el colorido, ¿qué aporta la luz y el color a una prenda?

    -Si te rodeas de belleza, ésta influye en tu estado de ánimo, si te vistes alegre parece que también.

     

    -Defíneme tu estilo…

    - Hago colecciones alegres, reconciliadoras con el medio ambiente y es posible que alguna prenda pueda sacar una sonrisa, así es mi estilo.

     

     

    -De un tiempo a esta parte, has apostado claramente por el reciclaje de prendas, ¿por qué motivo?

    -Por si no nos acordamos, o no lo sabíamos, quiero recordar  que la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta. Con ese argumento cualquier excusa para mejorarlo merece la pena. Desde el papel que jugamos los diseñadores en este problema tenemos mucha responsabilidad. ¿Algo se puede hacer no? Mirar para otro lado no favorece a nadie. Creadores, fabricantes, distribuidores y consumidores aprendamos a hacerlo mejor y eso es información y ponernos en marcha que muchas gotitas en movimiento puede ser una lluvia beneficiosa.

     

    -¿Todo se puede reciclar? Dime alguna de las transformaciones más curiosas que hayas realizado…

    -Tanto el poliéster como las fibras naturales, tanto de origen vegetal como animal, tienen su cabida en el círculo del reciclaje. Algunos fines incluyen el aislamiento térmico arquitectónico. Lo mejor sería ya, dejar de consumir poliéster, aunque es más complicado el tema, el algodón no orgánico por ejemplo es poco sostenible. Cuatro bolsos dicen: "tengo 3 hermanas y mi madre era una chaqueta". De cada manga una mochila, y de cada delantero con la mitad de la espalda otras dos mochilas…

     

     

    -Parece que la moda lanzaroteña se encuentra en un buen momento de forma… ¿es así y por qué ahora?

    -Siempre digo que si mi abuela hubiera tenido mi mismo talento, en su tiempo, hubiera sido más difícil que se la catalogara de artista. Lanzarote es una buena plataforma para darse a conocer, un buen lugar para ofrecer tu producto, por la característica de destino turístico. Las cosas se están haciendo lo mejor que sabemos, ya que si no vendemos más, si ese es el fin del diseñador, será porque a ninguno de los implicados en este sector se nos ha ocurrido ideas mejores. El creador debe asistir con sus colecciones a ferias nacionales e internacionales para medirse, para buscar oportunidades, para aprender… Y dentro de la isla se puede buscar un punto de venta, un hueco en los centros turísticos, dónde ofrecer un producto de calidad y singularidad dónde esté presente el arte del diseñador isleño, que decide quedarse a trabajar en la isla.

     

    -¿Cómo influye, en este sentido, que la isla acoja eventos como el Lanzarote Fashion Weekend?

    -Este tipo de evento pone a Lanzarote en las páginas del papel couché, en la pantalla de los  telediarios, etc. Hará que más gente conozca las maravillosas de esta isla y, quizá, que venga un turista de más calidad, o muchos turistas, y que los diseñadores isleños tengamos la oportunidad de conocer de cerca grandes pasarelas.

     

    -¿Nos define la ropa que llevamos?

    -Sí, naturalmente, como nos define el hogar donde vivimos. Tenemos de todo, vivimos en la era de que la felicidad se compra en los centros comerciales, ropa de serie, moda para satisfacer nuestros bolsillos y colecciones nuevas cada semana para satisfacer nuestra necesidad de estar a la última. Sin embargo en la calle los seres humanos lucimos una aparente uniformación estética.

     

    -Puede la moda, de alguna manera, ayudar a la mujer a posicionarse en medio de esta lucha por la igualdad…

    -La mujer es libre de vestirse como quiera. La mujer que desea ser esclava de la moda es su elección. La mujer que se somete a la incomodidad por la estética es su decisión. La industria de la moda, tiene, en general, poco reparo en ayudar a la mujer en su crecimiento, es la mujer con la elección de su vestuario quien decide. Es normal ver a un hombre con sus zapatos cerrados, sus calcetines, su chaqueta y a la vez a una mujer pasando frío con unos zapatos de tacón y seguramente se le olvidó la chaqueta en casa… Somos las mujeres las que elegimos.