PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Javier San Juan: “Lanzarote ya tiene un nombre propio en el panorama internacional musical”

El dj del ‘Lanzarote Fashion Weekend’ y productor del ‘Jameos Music Festival’ habla de la isla desde el punto de vista de la música y los festivales

 

  • Lancelot Digital
  • CACTs
  •  

    -¿Qué propuesta musical plantean para la Lanzarote Fashion Weekend?

    -La propuesta musical parte del respeto que el espacio se merece. El año pasado tuve la grandísima oportunidad de encerrarme con la colección de discos de vinilo del espacio (dice la leyenda que algunos los compró el propio Manrique) y lo que allí me encontré creo que va a ser ‘live motive’ de la sesión. De ese modo, creo que vibraremos en la misma frecuencia que el entorno, antaño pista de baile, donde sonaban clásicos orquestales como Glen Miller, New Age, rock sinfónico y mucho soul y disco. Música abierta y con clase para un evento internacional, donde sonarán hit pero sin caer en lo vulgar.

     

    -¿Cómo plantean la noche?

    -Empezaremos con el cóctel en la piscina, donde haremos una ambientación sonora en tempos medios, que espero no deje indiferente a nadie. No pretendemos para nada que sea el típico chill out tan recurrente, mientras la gente toma algo…, queremos que          sea una sesión con identidad, a caballo entre clásicos rebuscados y nuevas vanguardias sonoras. Rare groove, disco, soul, bossa y reworks de temas más conocidos como línea argumental. Gran parte de la música que sonará será de la propia colección del                  centro. De ahí pasaremos a la discoteca donde se apostará por las líneas abiertas pero siempre con una vocación pistera, será música para todos los gustos, pero sin rallar en un comercialismo manido, tal y como un evento de este nivel requiere. El peso de esta sesión lo llevará el célebre y reconocido neozelandés Pascal Moscheni, curtido en eventos de este perfil en las principales capitales de la moda del planeta.

     

    -¿Qué se va a encontrar el público asistente?

    -Se va a encontrar con un evento cultural pero también de ocio y social. Hay que tener en cuenta, que unir a uno de los grandes de la moda, como es Custo, marca con peso a nivel mundial, y la tecnología Inteligencia artificial a la singular belleza de Lanzarote, ya es un evento ya en sí mismo. Pretendemos que la música esté acorde al nivel de la ocasión tanto en el cóctel como en la pista. Pretendemos que la gente se lo pase muy bien, pero también que todo tenga un sentido, que la música genere emociones, que tenga clase y gusto pero con ese espíritu inconformista y universal que impregna la obra del genial Manrique. A la hora de preparar estas sesiones estamos pensando mucho en él y mucho en su etapa neoyorkina. Ese NY efervescente de la factory de Warhol, la diversidad cultural, la frescura y porqué no el hedonismo y la diversión, sintámonos especiales.

     

    Djs internacionales

     

    -¿Qué Djs participarán en el evento?

    -La musicalización del evento correrá a cargo de Nacho Larache, Pascal Moscheni y Javier San Juan, Mr.Paradise. Son muchas horas de cabina empezando por Nacho Larache, el más veterano de los tres, dj de culto, responsable de algunos de los proyectos más interesantes de la capital madrileña como el desaparecido Chango o sus fiestas Blue Light in the Bassement en el Café Berlín. Es un incansable defensor de la buena música, la ha defendido con vehemencia en radios, compilaciones, clubs, festivales y en numerosos y exclusivos eventos, trabajando en la moda para el diseñador Miguel Palacio;  seleccionando la música para sus desfiles de moda en Madrid Fashion Week; también ha llevado su música a eventos privados organizados por personalidades como Penélope Cruz, Javier Barden, Carolina Herrera y muchas otras marcas a lo largo de su carrera como Hugo Boss, BMW, Sotheby's, entre otras. Actualmente es socio y residente del famoso club madrileño  “El Amante” y es director artístico del festival Jameos Music Festival.

    Además estará Pascal Moscheni, DJ y productor musical, que reside en Madrid aunque nació en Nueva Zelanda. Desde su productora www.wearesonoro.com pilota diversos proyectos a los que aporta su creatividad y background multicultural y está presente en los eventos más cool de las capitales mundiales de la moda. Además, Pascal también crea su propia música para desfiles, campañas, vídeos y tiendas, colaborando cada temporada con prestigiosas marcas como Acne, ZZegna, Dior, Cartier, Marc Jacobs, W magazine, Vivetta, Kartell, Mango entre otros. Su relación personal con la moda y otros ámbitos creativos le han posicionado como una referencia en el sector.

    Por último, estaré yo, más conocido como Mr Paradise. Debo decir que me siento más selector musical o creador de ambientes sonoros que DJ propiamente dicho. Los más de 20 años sonorizando eventos, locales, festivales y afterShows de bandas, junto a un eclecticismo musical incesante, le han llevado a trabajar en ciudades como Jerusalén, Berlín, Londres, Madeira, Lisboa, Tel Aviv  o Londres. Amante de las isla de Lanzarote en la que residió más de 20 Años, ha sido en parte responsable de interesantísimos proyectos en la isla como El Festival Costademusicas, La discoteca Rumm, la efímera pero mítica sala Paraiso76, Café del Mar Lanzarote o en la Actualidad Jameos Music Festival, entre otras muchas experiencias.

     

    - ¿Cómo ha sido la experiencia del Jameos Music Festival?

    -Es un auténtico sueño como productor y como amante de la isla de Lanzarote, aunque también una responsabilidad, ya que se trata de un proyecto musical de gran envergadura. Barajando estilos siempre tuvimos claro que tenía que ser música de calidad pero que pudiera abarcar un público amplio, intergeneracional e internacional. La clave fue la figura de John Morales (padrino del festival) artista que trabajo en el mítico Studio 54 de NY en la misma época que Andy Warhol y César se hacían fotografías juntos. Warhol era un icono del 54 y aquello nos dio un hilo argumental y un sentido a la música que queríamos predominara en el festival: El Disco. Si bien planteamos un festival del siglo XXI y al Disco Clásico se le suman el NuDisco, el House Original, el NuSoul y el Soulful estilos conocidos por su buen público y por ser estilos con alma y mensaje. La experiencia es única, hemos visto ya en ocasiones gente emocionarse de forma espontánea cuando acaban las sesiones y aplaudir con los ojos llenos de lágrimas, hemos recibido palabras increíbles de los artistas y eso como productor no tiene precio y compensa todo el esfuerzo. Es la mejor pista de baile del planeta y estoy convencido de que, sin duda, también el mejor público, ¡no se puede pedir más!

     

    -¿Tiene ya Lanzarote un nombre propio en el panorama internacional musical?

    -Sin duda, pero no solo por nuestro festival… no nos olvidemos del trabajo que se está realizando desde los festivales Sonidos Líquidos, Arrecife en Vivo y desde el recientemente recuperado Festival de Música Visual, entre otros. El esfuerzo de todos sitúa a Lanzarote a un excepcional nivel si tenemos en cuenta su número de habitantes. Desde nuestro festival la internacionalización es clara, solo hay que ver dónde están situados los artistas que vienen a Jameos festival, por ponerte algún ejemplo rápido, John Morales ha trabajado con Tina Turner y Rolling Stones (entre otros muchos); Terry Hunter trabaja con Jazzy Jeff (productor de Will Smith) o se encierra con la oscarizada Jeniffer Hudson en un estudio de Grabación; Dj Spinna trabaja con Stevie Wonder ;  Omar es aclamado y actúa Junto a Erikah Badu, podríamos seguir así un buen rato... pero lo importante es recalcar que estos artistas viajan por todo el planeta, tocan en los mejores clubs y festivales y que, si vienen a Lanzarote, es por qué el festival está sonando fuera, porque el mensaje está siendo difundido por estos excepcionales artistas y por qué la familia está creciendo, de una manera sostenible, equilibrada, pero imparable. El nivel de conexiones y a dónde estamos llegando es ya insondable y difícilmente cuantificable pero sin lugar a dudas se trata de un público potencial, al que difícilmente se puede llegar por cauces habituales de promoción, ni aunque pagáramos costosas campañas. Hemos logrado alcanzar un público de alto nivel que se mueve por sentimientos y sensaciones próximos al arte, a la música, a la cultura, a la amistad y al respeto por el entorno, y eso, al final, es exclusivo y tendencia.