PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las claves del éxito de Calima Surf School, una escuela de surf de Lanzarote

Las cifras de alumnos cada vez van a más y no resulta raro si se conocen las claves de su metodología

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Ya de por sí practicar deporte proporciona al ser humano una serie de beneficios impagables. En el caso del surf dichos aspectos positivos van a más si cabe, ya que la actividad física tiene lugar en un medio natural y muy atractivo como es el mar, sobre todo si se lleva a cabo en una isla como Lanzarote.

     

    Precisamente en nuestra ínsula hay una escuela de surf Lanzarote que se encarga de enseñar esta disciplina a todos los interesados, independientemente de si alguna vez la han practicado o parten desde cero. Nos referimos a Calima Surf School.

     

    Desde hace años lleva experimentando un crecimiento imparable. Las cifras de alumnos cada vez van a más, y ahora con ofertas especiales para los residentes en Lanzarote, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta las claves que desgranaremos en próximas líneas.

     

    Dilatada trayectoria

     

    Es comprensible que los lanzaroteños e incluso quienes vienen de fuera de la isla para aprender a surfear solo quieran ponerse en manos de expertos. Es decir, profesionales que llevan muchos años enseñando a todo tipo de alumnos.

     

    Es el caso de Calima Surf School, la cual lleva operativa desde el año 1996. Cuando empezó su trayectoria adquirió un compromiso con la enseñanza, la cual se desarrollaría -y sigue haciéndolo- en un enclave inmejorable. Se trata de la Playa de Famara.

     

    Su amplia experiencia de más de cinco lustros le llevó a convertirse en la escuela de surf Lanzarote pionera en las Islas Canarias y resto de España en ofrecer alojamiento a sus alumnos. Y es que en su momento existían muy pocos centros de esta índole, sólo existían algunas especializadas en cursillos para niños, ya que el surf no estaba demasiado extendido en Europa. Todo empezó a cambiar a raíz del surgimiento de escuelas como ésta.

     

    Tanto fue así que Calima, al detectar un auge imparable, no dudó en pasar a la acción abriendo el primer surf camp (cursos con alojamiento) no solo de las Canarias, sino también de España. Es decir, no había ningún otro en todo el país.

     

    Cursos de surf que incluyen alojamiento

     

    Estos surf camp han sido uno de los motivos del auge de Calima. En concreto son campamentos que no solo consisten en dar clases de surf a los alumnos apuntados. Los mismos, por si fuera poco, se alojan en hospedajes muy confortables que están emplazados a escasa distancia de la playa.

     

    Concretamente menos de cien metros bastan para alcanzar un paraje natural que es inmejorable no solo para las clases de surf Lanzarote. Y es que adicionalmente los campamentos comprenden otros tipos de actividades acuáticas que son enseñadas con maestría, estando destinadas todas ellas al público adulto.

     

    Un claro ejemplo es el del buceo, una experiencia más que gratificante en Lanzarote gracias a lo cristalinas que son las aguas, amén de la variada fauna marina que puede verse en el fondo.

     

    No hay que olvidarse de la modalidad del kitesurf, la cual también es enseñada por los expertos de Calima. Pero, ¿qué pasa con aquellas personas que se declaran amantes del mar aunque prefieren no entrar en contacto directo con él? Los individuos frioleros lo demuestran a la perfección.

     

    Sea cual sea el motivo, también existen campamentos y clases de otras actividades como el yoga y el senderismo, ejercicio físico por el que es muy conocida Lanzarote en general.

     

    Conviene destacar el hecho de que el surf camp Lanzarote organizado por Calima abarca un gimnasio cuya superficie es de 200 metros cuadrados exclusivo para sus alumnos. En él tienen lugar toda clase de actividades físicas para preparar el cuerpo y la mente. El objetivo es claro: lograr que en ambos aspectos el sujeto se encuentre preparado a la hora de, posteriormente, encauzar bien una ola para surfearla como es debido.

     

    Alternativas para todos los gustos

     

    Tal como hemos mencionado en anteriores párrafos, hay quienes prefieren evitar el agua, como mínimo al principio. Si nunca antes han hecho surf es habitual que ciertas personas se muestren algo dubitativas, aunque quieren dar el paso sí o sí.

     

    Para todas ellas son idóneas las alternativas que transcurren fuera del agua, las cuales pertenecen a una nueva metodología de enseñanza exclusiva de Calima. Ningún otro centro la aplica en la isla de Lanzarote, así que ha obtenido un gran éxito por su imbatible forma de progresar rápidamente sin entrar en contacto con la playa.

     

    Así lo ejemplifican no solamente los gyroboards, sino también la disciplina conocida como drysurf. Como su propio nombre indica, es similar al surf pero en seco. La tabla dotada de un avanzado sistema tecnológico optimiza la propiocepción, dando pie a que en un futuro si se desea practicar el surf, la experiencia sea mucho más satisfactoria.

     

    Todo lo comentado se traduce en que el interés por Calima haya ido multiplicándose con el paso del tiempo. Todo parece indicar que en verano de 2021 la actividad volverá a ser máxima día tras día, encargándose los mejores expertos del surf de formar a alumnos que sienten devoción por este deporte tan gratificante.