Logo

Tuneras Solidarias, la cochinilla más cerca de los lanzaroteños

Esta iniciativa de voluntariado tiene como objetivo recuperar y poner en valor este cultivo ligado a uno de los paisajes más emblemáticos de la isla

 

 

 

El Cabildo de Lanzarote ya ha abierto el plazo de inscripción para participar en Tuneras Solidarias, una acción del Programa de Voluntariado de la Reserva de la Biosfera "Junt@s somos Biosfera" que persigue recuperar y poner en valor un cultivo estrechamente ligado a uno de los paisajes más emblemáticos de Lanzarote.

 

La actividad tendrá lugar el próximo viernes, 28 de agosto, a partir de las 18.00 horas, en dos terrenos ubicados en los márgenes de la carretera que une Mala con Charco del Palo. Allí, Teno Osorio, profesor del módulo de Agraria del IES Teguise, impartirá una breve charla sobre la tunera y la cochinilla, las técnicas de cultivo predominantes y las propiedades de un producto "fundamental para comprender la historia de Lanzarote". A continuación, los asistentes procederán a recoger los tunos, que serán donados a asociaciones y colectivos que dispongan de bancos de alimentos. La jornada finalizará con una degustación de este superalimento rico en fibra, vitamina C, vitaminas del complejo B, magnesio, potasio, calcio y antioxidantes.

 

Tuneras Solidarias ofrece 20 plazas que se cubrirán siguiendo el orden de inscripción, que se puede formalizar en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

 Desde el área de Reserva de la Biosfera se recuerda que es imprescindible hacer uso de la mascarilla durante la actividad. Además, se ha dispuesto de un protocolo para garantizar la seguridad de los usuarios.

 

Tuneras Solidarias es el resultado de la colaboración del Cabildo de Lanzarote con el ayuntamiento de Teguise para enriquecer el programa educativo del ciclo de formación básica y adaptada de Agraria del IES Teguise, que entre sus objetivos propone la recuperación de dos fincas abandonadas de la localidad de Mala para el posterior cultivo de cochinilla bajo la fórmula de custodia del territorio. Esta figura de conservación ciudadana permite a un propietario la cesión de un suelo a cambio de que la entidad de custodia, en este caso el centro educativo, lo restaure y atienda, sin un intercambio económico de por medio.

 

LancelotDigital.com