PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La calculadora en modo graciosero

Nieves Arrocha

 

 

Termina el verano y toca volver a la vida real, trabajar todos los días, con la prisa y premura de dejar los niños en el colegio, las actividades, la comida y por si fuese poco intentar averiguar si alguien es capaz de gobernar este santo país. En el propósito de ser la más organizada, volver a hacer deporte y una trabajadora de elite, el mismo día que bajas “al Puerto” a comprarte el pañuelo que te falta para Los Dolores te compras la agenda más bonita que haya en librería Fajardo.

 

Otra cosa no pero el verano se disfruta, y con la personalidad que me caracteriza sólo he hecho reírme un poco de casi todo, disfrutando especialmente de cada minuto a remojo en el agua salada del paraíso de Canarias. Pero oye, que cuando Suso cierra la plaza de Mancha Blanca y vamos a volver a la rutina, se despierta la política local con uno de los temas más propangadisticos que existen en la Isla. Es que lo gracioseros para las notas de prensa políticas de Lanzarote estamos más manoseados que una peladilla un 8 de Enero.

 

No se le ocurre al PSOE salir a decir que en La Graciosa hay que tener un PRUG que regule la capacidad de carga en la octava de Canarias y que se cobre una tasa para los visitantes que quieran acceder a ella. A los de la rosa creo que les invadió el espíritu de Cristóbal Colón y se pensaron que con tan trabajadas declaraciones estaban descubriendo América. Evidentemente que La Graciosa tiene que pasar por una regulación, eso no es nuevo, la misma regulación que necesitábamos hace 6 meses y no se les escuchó decir nada.

 

De verdad que los defensores de nuestro mítico turista, Pedro Sánchez, llegaron a septiembre sin agenda y sin prepararse para la recuperación. Es por lo que les voy a dejar un resumen de la realidad de La Graciosa por aclarar lo que pasa en la isla que está un poco más allá que el municipio de Haría.

 

Miren, en el año 1986 se aprueba la creación del Parque Natural del Archipiélago Chinijo sin contar que aquí ya había una población asentada. En 2005 se aprueba un PRUG que se tumba judicialmente en 2017 dejándonos sin normativa, y es en 2022 antes de las elecciones cuando se aprueba un PORN sin ni siquiera una reunión vecinal y sin contar con el trabajo que un grupo de vecinos durante años redactó que recogía todas las necesidades de este pueblo.

 

Pero miren, la historia del PRUG y del PORN aburre a los gracioseros aunque lo necesitemos como agua de mayo. Porque son muchos años hablando de lo mismo, escudándose en lo mismo; aún no se dan cuenta de que para dar solución a los problemas de la isla de La Graciosa hacen falta medidas a corto, medio y largo plazo.

 

No es de recibo que una abuela para cambiar los techos de su casa esté 4 meses esperando por un permiso del Gobierno de Canarias y 7 meses por el del Cabildo, por no tener aprobado el órgano ambiental y que encima le digan que por adecentar su casa vaya a matar pajaritos. Los gracioseros pagamos impuestos, no es normal que llevemos cuatro años esperando por el proyecto del saneamiento y que después de invertir millones de euros ni siquiera tengamos un camión para vaciar los pozos negros sin afectar al medio ambiente. La realidad es que aún tampoco nos dan suelo para tener un tanatorio y despedirnos de nuestros seres queridos como merecen.

 

No es justo que los gracioseros tengamos que entrar en un sorteo para poder pescar de forma recreativa, mientras otros tienen un pequeño coto en nuestras aguas. Igual que tampoco es justo que nos cobren por poder plantar y un señor de 80 años esté guindando de un aljibe porque no llega agua. Que no se dé un suelo para hacer nuevas cuadras para que vuelva la ganadería a la Isla.

 

No es justo tampoco que ni una vez a la semana tengamos un pediatra y que la gente mayor tenga que ir hasta Arrecife para recibir rehabilitación, o tener que rezar para poder bañarnos todos los días.

 

Todas esas cosas y muchísimas más son primeras necesidades de este trocito de tierra que sólo les vale para llenarse la boca cada tanto tiempo y salir en la prensa, pero ya está bien, que aportamos dinerales a Puertos Canarios, RTVC y a la Policía Canaria y seguimos limitándonos a tener un solo policía local.

 

Además de las reclamaciones, me gustaría que el Partido Socialista aclarara por qué si le preocupa tanto lo que pasa en La Graciosa votó en contra de una enmienda de los PGE para que se subvencionara el transporte de mercancías a esta Isla, haciendo que tengamos la cesta de la compra más cara de Canarias y la única isla a la que no se le subvenciona; que poco vale el Régimen Económico y Fiscal para algunos. También podría decir por qué no salió adelante una enmienda a la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias que pretendía subvencionar los billestes de barco a los residentes en esta Isla, ¿o es que acaso es justo que una persona que necesite el barco para trabajar, para ir al dentista o renovar el DNI tenga que pagar lo mismo que uno de Tenerife que viene de vacaciones?

 

Señores, está bien que se intenten buscar soluciones a los problemas que tiene una isla con la ideosincrasia que tiene La Graciosa, pero no se intenten burlar de nosotros que los problemas que tenemos hoy los hemos tenido durante los últimos cuatro años y no hicieron nada al respecto. Además, que el Cabildo de Lanzarote como miembro del Consejo de La Ciudadanía de La Graciosa podría haber pedido convocarse para hablar de todo esto y no se hizo.

 

Resumiendo, que además de la agenda habrá que comprar una calculadora para ver en modo graciosero cuánto dinerito se va a destinar de esa famosa tasa a La Graciosa, porque lo que espero que no pretendan es que la tasa que cobren por venir a La Graciosa se quede en Lanzarote.

Comentarios (1)