Logo

Procedencia de la mayor parte de los desechos contaminantes que se tiran al mar

Por Bruno Perera

 

De lo que denuncian asociaciones ecologistas como Greenpeace, WWWF y otras, pienso que ignoran en un alto porcentaje quiénes desechan en el mar y lecho marino, plásticos, gomas, metales, petróleo, residuos nucleares y otras materias sólidas, líquidas y gaseosas no biodegradables que contaminan dichas zonas por muchos años.

 

En lo que he leído de artículos publicados por estas ONG mencionadas y de otras, hallo que suelen denunciar que la sociedad consume demasiados plásticos y otros productos contaminantes no biodegradables, y que una gran porción de todo ese material que no es reciclado va a parar al mar y lecho marino por la acción del viento, las lluvias y el manejo no considerado del ser humano que habita en tierra; pero no mencionan la mayor fuente que causa el estrago que es el conjunto de individuos que trabajan en naves y/o plataformas petrolíferas, etc; más bien la mayoría de las ONG confunden a la sociedad terrestre culpándola casi como única contaminadora.

 

Con la venia de ustedes permítanme que a seguir les cuente el otro lado de la verdad donde explico las causas que creo producen la mayor contaminación de áreas marítimas con residuos no biodegradables contaminantes.

 

No es desde tierra de donde procede la mayor parte de los residuos tóxicos que van a parar a la superficie del mar y lecho marino, y por ello las campañas que se hacen contra la intoxicación del mar y su lecho marino están mal enfocadas porque donde se debe hacer hincapié en denunciar, mentalizar y prohibir, es sobre todo a bordo de los barcos de pesca, deportivos, cargueros, remolcadores, de pasaje, plataformas petrolíferas, petroleros, buques de guerra, submarinos, portaaviones, y cuantas más naves naveguen u operen en mar abierto, costas y puertos.

 

Se debe saber que después de las 12 millas de aguas jurisdiccionales o también llamadas aguas territoriales, a las naves pequeñas deportivas, barcos de pesca de faena manual, remolcadores, barcos de arrastre, cargueros pequeños, etc, se les permite desechar en la superficie del mar basura contaminante y no, que luego casi siempre desciende al lecho marino, cuya procedencia suele derivar de envases de alimentos, de aguas negras y de sus aguas de sentina de la sala de máquinas contaminadas de residuos derivados del petróleo.

 

A las plataformas petrolíferas, sean fijas o semi flotantes, se les prohíbe contaminar, pero por errores que se cometen en la labor suelen ocurrir fallos que producen contaminación en la superficie del mar y su lecho marino de residuos tóxicos como son de todos los lodos que se usan para hacer las perforaciones y los que derivan de las fugas de crudo. (Nota. Las plataformas petrolíferas, las modernas, también están provistas de trituradoras de basura, pero no separan las materias contaminantes como pueden ser plásticos u otras materias peligrosas para el medio ambiente. -Toda la basura proveniente de envases de alimentos, etc, después de triturarla la desechan en el mar-

 

Por otro lado, igualmente a los barcos de carga, de pasaje y a los de guerra, sobre todo a los modernos, les está prohibido desechar en el mar cualquier tipo de materias contaminantes y por ello la mayoría están provistos de máquinas para triturar y separar la basura cual una vez que le hayan retirado el plástico, metales y otros productos contaminantes, y esté molida la basura, la lanzan al mar. (Estas naves empacan las materias reciclables cuales luego descargan en los puertos preparados para recogerlas). (Los submarinos por falta de espacio abordo, trituran la basura y las materias contaminantes de a diario, y desechan todo en el mar). -Así también los submarinos desechan todos los residuos de aceites y combustibles en el mar-. incluso algunos se deshacen en el mar de sus fugas de residuos nucleares radioactivos-.

 

Entre todas estas naves que he mencionado, unos más y otros menos, se hallan los mayores contaminadores de las superficies de mares y océanos y de sus lechos marinos.

 

Cuando se acusa a la sociedad terrestre como la mayor contaminadora de las superficies de los mares y océanos y de sus lechos marinos, se falta a la verdad porque en tierra hoy día, sobre todo en los países civilizados, modernos y democráticos, existe un alto grado de concienciación relacionada con el reciclaje, y por ende desde tierra al mar suele ir una mínima contaminación porque únicamente se causa a través del viento, de la lluvia, de las descargas incontroladas que hacen algunas naves habidas atracadas o fondeadas en los puertos, de las depuradoras de aguas negras que a veces cuando llueve mucho abren válvulas hacia el mar porque no dan abasto depurar, y de las de los pescadores de barcos pequeños de pesca deportiva que botan al mar su basura diaria, congeladores viejos y sus defensas hechas de ruedas de goma, etc, cuyo conjunto, el liviano, se queda flotando en la superficie de mar y el pesado se va al lecho marino. Como confirmación de lo que informo, recuerdo hace unos 30 años cuando me hallaba en Acapulco México dando clases de buceo SCUBA, me percaté que en el lecho marino de la bahía se hallaba gran cantidad de congeladores y gomas de coches, etc que habían sido tirados/as por la borda de pequeñas embarcaciones que se dedicaban a la pesca deportiva y al buceo SCUBA. Asimismo, hace unos 20 y tantos años, la Asociación de buceo (Pastinaca de Lanzarote) hizo por dos veces y por unos días una limpieza de la orilla del lecho marino de Arrecife y recogió varios congeladores viejos y varias gomas de coches, etc, que confirman que en muchos puertos y costas del mundo alguna gente actúa de la misma manera, sin consideración alguna con el medio ambiente.

 

Tampoco es verídico que el plástico, bolas de crudo y otras materias contaminantes que hallamos en las orillas de algunas costas sea algo que proviene solo de residuos terrestres, eso no es real porque como ya he dicho el mayor contaminante de los ríos mares, océanos, lechos marinos, playas y costas, es la flota marítima, llámese de pesca, de recreo, de deporte, de pasaje, de carga, de guerra, de petróleo, etc, cuales unos más y otros menos, queriendo y sin querer, participan en la gran contaminación mundial. (Nota. También hay fábricas en muchas naciones que vierten sus residuos contaminantes en ríos y mar).

 

Para mantener los ríos, mares, océanos y lechos marinos de todo el mundo, más o menos libre de contaminación de materias no biodegradables contaminantes, se debe elaborar nuevas leyes internacionales, poner las medidas preventivas en fábricas, naves y puertos, y llevar a cabo varias campañas en fábricas y abordo de toda nave que actúe en mar abierto costas y puertos.

 

Final. Tal vez muchos o algunos dirán : -Bruno, qué labor y cambio tan radical y difícil pides a una población mundial de más de 7 mil millones de habitantes donde todos/as nos peleamos por un hueco para sobrevivir-. Contesto: Quizás la clave radica en aminorar el incremento de nacimientos para que así no sigamos consumiendo tanta materia prima ni espacio territorial con lo que a corto o largo plazo anularemos el hábitat de los animales terrestres y marinos llevándolos a que solo puedan existir en zoos, granjas y piscifactorías, y cada especie en un medio de encarcelamiento y/o productivo según las necesidades que la población mundial crea conveniente.

 

Espero que la Energía Cósmica nos ilumine.

LancelotDigital.com