PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El futuro de las tecnologías móviles

Las nuevas posibles formas de comunicarnos y el 5G

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Existen muchos cambios a lo largo de la historia de los celulares móviles, desde su aparición a finales del siglo XX. Un medio de comunicación que rompió con la brecha digital de muchas poblaciones al disminuir el uso de la telefonía fija, que años después quedaría casi a la sombra. Actualmente, nos dirigimos a un nuevo cambio protagonizado por la quinta generación de telefonía móvil, el 5G, que se prevé de caras al 2020.

     

    Una gran evolución desde su nacimiento, celulares de notable dimensión y peso (casi 1Kg) y con limitadas posibilidades comunicativas. Hoy en día, con un aspecto totalmente diferente, tenemos la presencia de los llamados “smartphone” que tienen infinidad de funciones, más allá de la simple llamada. Casi podríamos afirmar que se trata de mini ordenadores portátiles. Van con nosotros todos los días y los usamos de forma constante para todo, no solo para estar conectados con el resto del mundo de forma directa (vía WhatsApp u otro tipo de mensajería instantánea) o de forma indirecta (redes sociales), sino también para realizar otro tipo de tareas mediante la infinidad de aplicaciones que tenemos instaladas en ellos. También para hacer fotos, visualizar contenido digital en línea, etc. Y todo ello desde cualquier parte.

     

    Los primeros dispositivos, con 1G,  podían hacer llamadas simultáneas pero no poseían de tecnología analógica. En la década de los 90 se empezó a usar el 2G y aparecieron los primeros que disponían de funciones básicas como llamar y enviar mensajes de texto, los SMS. La tecnología celular digital iba avanzando hasta llegar al año 2000 con la entrada del 3G que permitía una mayor velocidad en la transferencia de datos. No obstante, la industria no se quedaría con eso, dado que, junto al 3G se vería un crecimiento de las aplicaciones de banda ancha y de la difusión de contenidos multimedia. Esto generaría una nueva necesidad, la de ampliar la velocidad de transmisión y el espacio de los dispositivos.

     

    El 4G

    Las industrias de telecomunicación tenían la necesidad de mejorar de forma constante y crearían la cuarta generación de tecnologías de datos que irían a una velocidad de transmisión de hasta diez veces más que en la tercera generación (3G).

     

    El 4G es la conexión a Internet que desde nuestros teléfonos móviles podemos usar y llegar a velocidades cercanas a las de la fibra óptica. Actualmente, todas las compañías de nuestro país cuentan con este tipo de conexión y tiene muchas ventajas como la velocidad, menos saturación de las redes…, pero también desventajas. El 4G está hoy en día limitado por varios aspectos y las empresas de telecomunicaciones ya están intentando implantar el 5G.

     

    Inconvenientes del 4G

    • Su cobertura restringida, dado que sólo algunas ciudades disponen de él.
    • La velocidad limitada, que aunque muchas compañías prometen velocidades desorbitadas, éstas en realidad no alcanzan el nivel de la fibra óptica.
    • La incompatibilidad de los móviles. La mayoría de celulares con 4G son de alta gama, cosa que implica un elevado precio de adquisición. No hay muchas opciones que huyan del concepto “smartphone”. Aún así, si no eres un adicto a las últimas tecnologías, existen posibilidades de poseer dispositivos smartphone más económicos, de marcas no tan punteras o bien modelos un poco más antiguos. A menudo, las principales marcas de móvil van cogidas de la mano de las compañías telefónicas y nos pueden suponer un impedimento a la hora de adquirir un dispositivo de segunda mano, entonces será necesario liberar ese aparato para que quede “libre” y podamos introducir la tarjeta SIM asociada a nuestra compañía.
    • Otra de las desventajas actuales del 4G es la necesidad del ADSL. Las tarifas de Internet de las compañías de teléfono se ven limitadas en cuanto a los datos que podemos descargar y por este motivo, muchos de nosotros, cuando necesitamos visualizar contenido multimedia requerimos de conexión Wi- Fi, con el fin de no “gastar” los datos.

     

    A lo largo del día, mientras navegamos por Internet o usamos las diferentes Apps recogemos gran cantidad de información y con ella mucho contenido virtual que satura nuestro móvil, concretamente su memoria RAM. Cuando esto sucede, es otro de los motivos por el cual el dispositivo puede llegar a ir más lento. En el sistema operativo de Android existe la posibilidad de aumentar la velocidad con la aplicación Rohesoft Ramexpander dado que permite el aumento de la memoria virtual del teléfono.

     

    A todo esto, la Unión Internacional de Telecomunicaciones ha anunciado que las nuevas tecnologías móviles llegarán a alcanzar velocidades de 20 Gbps con la implantación del 5G. Podremos realizar descargas de Internet mucho más rápidas, tener mucha más cobertura digitar y estar conectados muchos más usuarios en una misma red sin que ésta se sature, entre muchos otros beneficios que se irán viendo.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario