PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Islandia, en busca de la aurora boreal  

 

Viajes Timanfaya brinda a sus clientes la oportunidad de vivir una aventura única conociendo un país sorprendente

 

  • Lancelot Digital
  •  

     

     

    Conocer Islandia es una de las muchas propuestas que se podrán hacer posibles visitando Viajes Timanfaya y preguntando por las propuestas posibles que existen para visitar este país.

     

    El epicentro de este viaje será la capital islandesa, Reykjavík, una ciudad dinámica, abierta, moderna y acogedora. Situada al sudoeste del golfo Faxaflói cuenta con una población de unos 180.000 habitantes.

     

     

    La historia de Reykjavík no es muy significativa hasta el siglo XVI, cuando la ciudad pasa a ser un lugar de comercio. En el año 1876 se estableció como una ciudad independiente aunque solamente contaba con 170 habitantes. Después se produjo un significante crecimiento de la población, ya que en el año 1900 la ciudad ya sumaba unos 6.000 ciudadanos que pasaron a ser cerca de 55.000 en 1950.

     

    En la actualidad la capital islandesa es cosmopolita y cuenta con numerosos museos, galerías, cafés, librerías, galerías de arte y frecuentes conciertos al aire libre. Fue proclamada Ciudad Europea del año 2000. Una de las cosas que más sorprende a los visitantes es la variedad de colorido de las casas y los techos de las mismas, así como su decoración, las flores y la profusión de elfos. Casi todas son bajas. Dos enclaves fundamentales de la ciudad son la iglesia Hallgrímskirkja y el otro es la colina Öskjuhlíð con el espectacular edificio de Perlan. Reykjavík también tiene 7 piscinas termales municipales, uno de los grandes lujos de la ciudad.

     

    Norte

     

    La región del norte de Islandia se divide en tres zonas de gran interés turístico: los fiordos occidentales-fiordos del oeste, la zona central con la capital del norte Akureyri y la zona del lago Mývatn con Krafla y las cascadas Dettifoss, Hafragilsfoss y Réttarfoss. Uno de los atractivos de esta zona es la posibilidad de ver las ballenas en la ciudad de Húsavík o visitar los campos de lava de Krafla y admirar la cascada más fuerte de Europa, la increíble Dettifoss. Akureyri, lago Mývatn, la laguna con agua termal nature bath Mývatn y las cascadas de Dettifoss y Gódafoss son probablemente los lugares más visitados del norte de Islandia.

     

    En el sur de Islandia, se concentran numerosos monumentos naturales como el parque nacional Thórsmork / Þórsmörk  y el valle de Landmannalaugar, lagunas glaciales, geisers, cascadas y bellas playas. Obligada es también la visita al Círculo dorado con la cascada Gullfoss, el famoso géiser Geysir y el parque nacional Thingvellir, entre otros muchos lugares.

     

    En el oeste destaca un lugar especialmente interesante, la península Snaefellsnes, la Laguna Azul, un fenómeno natural que se encuentra a medio camino entre el aeropuerto internacional de Keflavík y la capital islandesa. Goza de un ecosistema único que fue reconocido mundialmente por las autoridades por sus propiedades medicinales y curativas de sus aguas geotermales. Desde este punto de vista la Laguna azul de Islandia se ha convertido en el lugar importante para el turismo de salud. El agua goza de unas temperaturas agradables que rodean hacía la media de 37-39°C / 98-102°F. El agua en este balneario geotérmico proviene de la cercana planta de energía en Svartsengi que se mezcla con el agua del océano. Este lago lleva seis millones de litros de agua que es cambia cada 40 horas. Bláa Lónið es un balneario geotérmico natural que es famoso por sus efectos curativos. Otros de los lugares de interés son la península Snaefellsnes y el glaciar con el volcán, Snæfellsjökull. Desde el glaciar se puede ver un paisaje fascinante. También en Artnastapi se pueden admirar unos espectaculares acantilados y miles de pájaros.

     

     

    Gastronomía

     

    La Gastronomía de Islandia es una cocina establecida en dos vertientes principales, por un lado la adoración por el pescado, por el otro por las carnes (especialmente cordero). Gran parte de los métodos de cocina son tradicionales, pero puede notarse una influencia de la cocina noruega en algunos de los platos. Uno de los platos más populares es el Þorramatur (vacuno ahumado). Independiente del ingrediente pescado o carne es muy general el empleo de conservación de los alimentos en secado mediante salazón, el ahumado, el marinado y en algunas ocasiones fermentando. La carne fermentada de tiburón, el graflax, un aperitivo de pescados ahumados o las albóndigas de pescado, son algunos de los platos más habituales.

     

    Viajes Timanfaya les invita a visitar sus instalaciones en Lanzarote o su página web www.viajestimanfaya.com