PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Dificultoso rescate de una perra y sus ocho cachorros de una cueva de Teguise

Se necesitó maquinaria y horas de trabajo para su liberación.

Vea las imágenes

 


Lancelot Digital

Fotos: Huella a Huella

 

Una podenco y sus ocho cachorros fueron rescatados este lunes de una cueva de difícil acceso ubicada en Teguise, en las inmediaciones del Complejo Agroindustrial. Un rescate dificultoso para el que incluso se necesitó maquinaria con la que quitar piedras y poder acceder a la cueva, pero que acabó con final feliz.

 

Todo empezó a las 10 de la mañana, cuando el cuidador del Centro de Acogida de Teguise, que volvía de llevar a uno de los perros a revisión veterinaria, vio a un podenco vagando cerca del Complejo Agroindustrial. "Al perseguirlo, se encontró con una imagen dantesca: una cueva llena de cachorros", cuentan desde Huella a Huella. En total, cuatro machos y cuatro hembras de apenas un mes de edad que, a pesar de la dificultad, fueron rescatados por el cuidador. "Se metió en la cueva como pudo, fue sacando poco a poco a todos y después de un gran esfuerzo lo consiguió", apuntan desde la asociación.

 

Sin embargo, la madre había huido, aunque en la zona el cuidador encontró a unas chicas que habían estado alimentándolos y que se ofrecieron para ayudar a rescatar a la madre. Así, sobre las 15 horas, el trabajador del Centro de Acogida de Teguise recibe una llamada comunicándole que la madre ha vuelto, que está en la cueva.

 

Al llegar al lugar, la pobre estaba muy asustada, intentando por todos los medios que no la pudieran sacar de la cueva, aunque en ningún momento mostró ni un solo ápice de agresividad, pero la profundidad del lugar hacía muy complicado el acceso, por lo que desde el propio Ayuntamiento, atendiendo a la petición de la concejal del Área de Protección de Animales, trajeron una máquina para poder quitar las piedras de encima y actuar sin peligro, ni para las personas ni para la perrita", continúan relatando desde Huella a Huella, desde donde apuntan que, finalmente, tras cuatro horas de rescate, lo lograron.

 

Desde Huella a Huella agradecen "el tesón, la concienciación e implicación" del Ayuntamiento y en especial del cuidador del Centro de Acogida, "quien no dudó en hacer todo lo necesario, pasar horas hasta salvarlos, e incluso, entre todo eso, acudir a otra llamada por un perro encontrado". "Es algo realmente valorable y encomiable", señalan desde la asociación, desde donde también dan las gracias a la concejal del área de Protección de Animales, "por no dudar ni un momento en hacer lo necesario para salvarlos", a la Policía Local, "por su apoyo durante todo el día, mañana y tarde" y a las dos chicas que ayudaron en el rescate. "Entre todos han demostrado la importancia de una vida, o de nueve en este caso, y ver tanta gente involucrada es impresionante. Ahora los peques y la mamá están a salvo", añaden.

 

Sin embargo, Huella a Huella sigue pidiendo ayuda, en este caso para que estos animales tengan una nueva vida. Según apuntan, The Kennel Klub ayudará rescatado a dos, Podenco-Hilfe a otros dos, y otro es posible que una rescatadora, pero aún quedan tres cachorros y la madre que "necesitan nuevas oportunidades".

Comentarios (2)