PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Así se vivió la tradicional romería de las Nieves de Teguise

La niebla no impidió a los devotos acudir a la cumbre para honrar a su patrona./Vea la galería de imágenes


  • Lancelot Digital
  • Suso Betancort
  •  

    La espesa niebla acompañó este sábado por la tarde a los romeros en su peregrinaje hasta la Ermita de Las Nieves. "...el camino es duro, pero la grata sensación de haber llegado borra cualquier ápice de fatiga", rezaba el cartel anunciador de esta tradicional Romería.

     

    Ataviados con trajes típicos de la isla de Lanzarote y amenizando el camino con canciones populares, numerosas personas, de todas las edades, caminaron hasta la montaña de Teguise para honrar a la 'histórica patrona de Lanzarote'.

     

    Los romeros contaron además con la presencia del grupo de Sabinosa de la isla del Hierro como invitados, que aprovecharon el camino para adelantar algunos de sus bailes típicos.

     

     

    El recorrido sirvió un año más para recordar cómo en años pasados la Virgen era objeto de una fuerte devoción y se acudía a ella siempre que había falta de lluvia o las adversidades se repetían.

     

    La celebración religiosa oficiada por el párroco Nicanor Bermúdez y posterior ofrenda a la Virgen tuvo lugar a las 18.30 horas, si bien esta última se realizó en el interior del templo debido al mal tiempo reinante en esta zona alta de Teguise. En la ofrenda actuaron la Parranda de Teseguite y A.C.F. Altaja, así como el grupo invitado de la 'isla del meridiano'.

     

    De la adoración al olvido

     

    Nuestra Señora de Las Nieves, la primera advocación nombrada patrona de Lanzarote, ha tenido una larga vida. En cinco siglos ha padecido adoración y olvido, cambios de fecha para su celebración, le han quemado su ermita y reconstruido en distintas ocasiones, muchos padecimientos, por todo ello es la Vírgen de las catástrofes y calamidades especialmente de la escasez de lluvia, fenómeno antes vital para sus feligreses.

     

    Según los datos extraídos del libro “Nuestra Señora de las Nieves”, de Francisco Hernández Delgado y María Dolores Rodríguez Armas, y que recoge la página oficial del Ayuntamiento www.teguise.es desde 1676 existe información sobre una ermita que había sido quemada y arrasada 100 años antes por los moros en un ataque pirata. Al parecer, la Virgen exclamó al cielo “por el mal estado de su casa”. Era el año 1676 y Luis Alonso, un vecino que paseaba por allí escucho: “No hay algún cristiano que alce la casa de la Virgen Santísima de Las Nieves”.

     

    Todavía los feligreses tardaron en reconstruir la ermita. Alrededor de 1710 encontramos datos fehacientes de las obras: “se reforzaron paredes y techos, se puso losas de piedra en el piso, doró y esmaltó el nicho y restauro el culto de la sagrada imagen”.

     

    En 1725 fue elegida por el Cabildo de Lanzarote “patrona y abogada medianera entre los hombres y Dios María Santísima”, orden que hasta la fecha no se ha revocado por lo que sigue siendo la patrona de la Isla.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario