PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Raúl podría haber alquilado un coche para deshacerse del cuerpo de Romina

Además la Guardia Civil registra el despacho del presunto asesino en Endesa, según comunicado oficial 

 

  • Lancelot Digital
  • Suso Betancort
  •  

    La Guardia Civil, según ha informado en un comunicado oficial, está investigando la utilización de un posible coche de alquiler, por parte de Raúl Díaz, marido y presunto asesino de Romina Celeste, para deshacerse del cuerpo de la joven ya fallecida. 

     

    Además, el equipo de investigación registra el despacho del ingeniero de 42 años que desarrollaba su labor profesional en la empresa de suministro eléctrico, Endesa. 

     

    Esta mañana también ha comenzado la inspección técnica de la casa familiar ubicada en el residencial El Palmeral en Costa Teguise, precintada desde el pasado día 10 de enero. 

     

    La investigación está siendo dirigida por el equipo de Personas y Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Las Palmas, que será apoyada en los registros por el ECIO (Equipo Central de Inspección Ocular de Criminalística) y por un can especializado en la búsqueda y localización de restos cadavéricos del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.


    Por otro lado durante el presente día diferentes agentes de la UHEL (Unidad de Helicópteros), Servicio Marítimo Provincial y Grupo de Especialistas de Actividades Subacuáticas (GEAS) continuarán con la búsqueda de posibles restos en el litoral de la isla de Lanzarote.

     

    La conversación de Raúl con su primo y la macrabra historia de un asesinato 

     

    Un primo del marido de Romina, ha sido fundamental para esclarecer el presunto asesinato de la joven paraguaya desaparecida hace ahora 15 días. Al parecer según el Pejeverde, Raúl Díaz, que tenía el teléfono pinchado por los cuerpos de la investigación, llamó a su primo y le dio a entender que había cometido un disparate con su mujer, insinuando que la había matado. 

     

     

    Incluso reveló, en esa conversación, que estaba siendo ya grabada por la Guardia Civil tras presentar la denuncia de la desaparición, datos escabrosos de como trató de deshacerse del cuerpo, siempre según cuenta la página de Facebook, El Pejeverde, de fuentes cercanas a la investigación.

     

    Según la misma fuente, Raúl podría haber descuartizado el cuerpo de su mujer en su propia casa para luego repartirlo por diversas zonas costeras de la isla. Dado que su coche registró una parada en Los Hervideros, una vez que éste presentara la denuncia, hizo pensar a la Guardia Civil que podría haber sido tirado alguna parte del cuerpo en esta zona.

     

    Concentración en protesta de la violencia machista 

     

    Esta tarde a las 19.00 horas está previsto que se celebre una concentración en repulsa a la violencia machista en La Plazuela de Arrecife, donde se espera que participe la comunidad paraguaya y una portavoz de la familia de la joven lea un manifiesto. 

     

    Altar improvisado en la entrada de la casa de Romina 

     

    Asímismo la entrada del residencial El Palmera, donde compartía casa Romina con su marido y sospechoso de la muerte, Raúl Díaz, en Costa Teguise, se ha llenado desde ayer lunes por la tarde de velas y una pancarta donde se pide justicia. 

     

    La hermana de Romina manifestaba su "odio" hace Raúl en una publicación de Facebook. "Te odio porque no pensaste que puede pasarle lo mismo a tus hijas, a tu hermana y tu madre… Le robaste la vida, le robaste la ilusión de ver crecer a sus dos hijos. Maldito el día en que te conoció. Maldito vos. Maldito, ojalá que te llegue la justicia divina. Tenía 28 años , 28 años, mi hermana y la mataste”.

     

    Por otro lado, su madre, Miriam Rodríguez se agarra a un clavo ardiendo y mantienen la esperanza de encontrar a la joven. Así lo aseguraba a Lancelot Televisión la madre de Romina, Miriam Rodríguez, una mujer destrozada y llena de interrogantes. “Yo quiero saber dónde está mi hija”, pide la madre de la joven. “A mí me han dicho que falleció, me lo dijeron el domingo hacia  las 17:00 horas. Yo llamé varias veces a la Guardia Civil pidiendo una explicación. Estoy en Paraguay y estoy desesperada. Hace trece días que no escucho la voz de mi hija y no estoy acostumbrada. Ella me llama todos los días y  ya me extrañó que ella, el 31 de diciembre, me llamara a mi otro móvil y solo diez minutos”, señala angustiada.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario