PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Dónde y cómo puedo conseguir un minicredito?

 

El escenario digital actual ha causado el desarrollo de un montón de opciones que antes se nos antojaban como imposibles. Esta transformación ha llegado a todos los ámbitos de las sociedad, incluido el sector financiero, que desde hace algún tiempo está apostando por opciones de financiación más flexibles y que se adaptan mucho mejor a las necesidades de los usuarios. Y es que cada vez son más las personas que confían en la solicitud de minicreditos como solución rápida y eficaz a algún imprevisto económico.

 

 

 

¿De qué hablamos cuando hablamos de minicreditos? Se trata de un préstamo de carácter personal que está pensado y concebido para devoluciones a corto plazo de cantidades no muy elevadas de dinero y de las que se puede disponer de manera rápida. Básicamente, el importe de este producto financiero normalmente no supera los 1000 euros y tiene una fecha de vencimiento de aproximadamente un mes.

 

Lo cierto es que la demanda de estos mini préstamos ha aumentado exponencialmente por varios factores, pero quizás el principal tiene su origen en la crisis económica de 2008 que ha afectado a muchos sectores e individuos de España en los últimos años. Esto ha hecho que la opción de pedir dinero de forma rápida y eficaz se haya popularizado para llevar a cabo pequeños pagos o desarrollar inversiones hacia proyectos con la esperanza de mejorar la economía personal y nacional del país.

 

Requisitos para conseguir un minicredito

 

Lo primero que vas a tener que realizar a la hora de solicitar un préstamos de estas características es fijar la cantidad que necesites a partir de tus necesidades, teniendo claro toda la inversión que necesitas hacer para que lo que vas a solicitar sea suficiente. Para hacerlo, no obstante, deberás ser mayor de edad.

 

Disponer de una cuenta bancaria es un requisito fundamental para pedir un minicredito, y es que aunque se trate de préstamos sencillos de pedir y otorgar, no es un dinero que pueda entregarse en mano. Vela por la seguridad y efectividad del cobro a partir de mecanismos de control, por lo que será crucial que puedas depositar tu número de cuenta para que se te realice el pago en el momento adecuado mediante transferencia. Además, como método de protección y privacidad, para comprobar y confirmar la viabilidad del pago, cada entidad va a verificar toda la información para confirmar que realmente eres el dueño de la cuenta y que es tu persona la que solicita la cantidad de dinero especificada.

 

La ventaja de estos minicreditos es que se pueden pedir en cualquier momento, y es que siempre que necesites dinero para solucionar cualquier asunto podrás solicitarlos para tenerlos a tu disposición en pocos minutos. Como se trata de pequeñas inyecciones de capital, resultan bastante cómodas tanto a la hora de contratarlas como para devolverlas por no superar la cantidad de 1000 euros. Contando con este punto intermedio financiero, además, te vas a ahorrar toda la burocracia y tiempo que supone pedir un crédito directamente a una entidad bancaria. Vaya, que en 15 minutos como máximo podrás disfrutar de la cantidad que hayas solicitado. ¡Y todo de manera online!

 

Te explicamos las 10 ventajas más importantes a la hora de contratar un minicredito

 

Ciertamente, conseguir un minicredito es mucho más sencillo que hacerlo mediante una entidad financiera tradicional. La opción de solicitarlos de forma totalmente online cuenta de grandes ventajas, además de facilidad en la devolución del dinero y sin necesidad de cambiar de banco.

 

Tramitación sencilla

 

Las solicitudes se realizan sin mayor dificultad que complementar los campos indicados y demostrar que se cumplen los requisitos previos. El contrato es más simple y se puede cerrar tanto por teléfono como por correo electrónico, por lo que se puede solicitar de forma fácil, cómoda, eficaz y sin salir de casa.

 

Elevada probabilidad de concesión

 

La mayoría de las peticiones de solicitud de financiación online son aceptadas, entendiendo que cada cliente cumpla con los requisitos y haya completado los pasos de manera óptima.

 

Rápido ingreso del dinero y ampliación de los plazos de amortización

 

El dinero que hayas pedido va a llegar a tu cuenta bancaria en menos de una hora, quizás algo más en según que casos. En cuanto a los plazos de devolución, existen ofertas que lo amplían a más de 3 meses, aunque normalmente se comienza a amortizar a los 30 días.

 

Sin nómina, sin explicaciones y sin avales

 

No es necesario contar con una nómina para pedir este tipo de préstamo, así que puede solicitarlo aunque seas autónomo o no tengas un ingreso fijo mensual. Del mismo modo, la entidad no te preguntará por qué necesitas el dinero ni necesitarás un aval.

 

Pedir más de un crédito a la vez

 

Las entidades de minicréditos online permiten solicitar otro crédito aunque tengas otro pendiente.

 

 

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario