PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La forma más sencilla de conseguir créditos rápidos

 

La petición de pequeños préstamos a corto plazo a través de internet permite a los interesados financiar sus necesidades puntuales

 

 

Cualquier persona puede necesitar en un momento concreto una pequeña cantidad de dinero para hacer frente a un pago puntual. Los imprevistos pueden surgir en cualquier momento y contar con una plataforma que pueda facilitar esta cantidad de una forma rápida, sencilla y sin papeleos es importante para afrontar estos pagos. Hace años la única solución que existía era la de acudir a la banca tradicional, con todos los inconvenientes que ello conlleva. En la actualidad y gracias a internet, los interesados pueden solicitar créditos rápidos online con todas las garantías y en menor tiempo.

 

Estas plataformas están especializadas en la concesión de préstamos rápidos y de baja cantidad económica, lo que les ha permitido crear un modelo de negocio eficaz que ofrece numerosas ventajas con respecto a la banca tradicional. La más importante de estas ventajas es la rapidez con la que conceden estos préstamos, ya que el papeleo que se tiene que realizar es nulo y todo se realiza a través de internet.

 

En concreto, las personas que solicitan este tipo de préstamos a través de estos portales sólo tienen que contestar un cuestionario en un primer momento. Una vez superado este trámite y a través de la página web comienza el trámite para pedir el préstamo. Es en este punto cuando se estipulan todo lo relacionado con el préstamo: cantidad económica, plazo de devolución,...

 

Todo se hace una forma clara y transparente con el objetivo de que las dos partes sepan cuáles son sus obligaciones y plazos de devolución del importe económico. Este tipo de préstamos rápidos y sin papeles es ideal para cualquier persona que necesita el dinero en un momento concreto, como puede ser la reparación de una avería del coche. Estas empresas online nos ayudan a dar un empujón financiero en esos momentos tan delicados y en los que la banca tradicional impone una serie de condiciones que alargan el trámite y el papeleo.

 

Esta forma de operar también beneficia a las personas que están inscritas en una lista de morosos, ya que para pedir estos Microcréditos basta con tener una cuenta abierta. De este modo, las personas que estén inscritas en un registro de estas características pueden solicitar estos créditos ASNEF facilitando datos básicos como el nombre, DNI y teléfono de contacto.

 

Rapidez en la concesión del microcrédito

En cuanto a los tiempos de concesión de este tipo de préstamo pequeños los plazos son realmente sorprendentes. Gracias a la tecnología y a internet, cualquier persona puede conseguir el dinero que necesita para un aspecto concreto de su situación personal en tan sólo 15 minutos. Y todo sin tener que acudir a oficinas de forma presencial y rellenar papeles con duras condiciones de cumplimiento, ya que todo se hace a través de internet.

 

Esta facilidad con la que se consigue el crédito y la claridad de las condiciones han propiciado que la solicitud de estos microcréditos haya crecido en los últimos años de una forma generalizada. La necesidad de buscar canales de financiación alternativos a la banca tradicional generada por la crisis económicas impulsó este tipo de empresas que hoy en día ayudan a miles de personas a afrontar sus imprevistos de una forma rápida.

 

En cuanto a los tipos de interés estos son muy similares a los que ofrece la banca tradicional. Un dato que queda establecido de forma clara durante el trámite de petición del microcrédito y que las dos partes aceptan cuando se confirma la operación.

 

De este modo, la seguridad, rapidez y agilidad son algunas de las características que definen este tipo de operaciones financieras. Estos préstamos rápidos ayudan a cualquier persona a salir de un apuro imprevisto, poniendo más facilidades que las que ofrece la banca tradicional en la actualidad.

 

Cantidades económicas más comunes

A la hora de solicitar este tipo de microcréditos, la cantidad económica más común que se solicita oscila entre los 1.000 y los 1.500 euros. Es un dinero que normalmente es necesario para hacer frente al pago de un imprevisto, como puede ser una reparación en el hogar, una avería en el coche o hacer frente al pago de diferentes recibos. No obstante, las diferentes entidades online que ofrecen este tipo de microcréditos también ofrecen cantidades inferiores que pueden ser de 300 euros.

 

Una amplitud de opciones que muestra cómo estas empresas se han adaptado a la perfección a las necesidades de sus clientes, apostando por un servicio totalmente personalizado y satisface lo que requieren las personas que solicitan un microcrédito: rapidez y confianza.

 

 

 

 

 

Comentarios (1)  



Comentarios  
# Ola 05-11-2018 16:40
Esto es interesante Cuando se me ocurrió, estaba encantado. ¿Por qué recuerdo esos momentos en los que solo podía obtener dinero de amigos o conocidos? Y ahora 5 minutos y todo está listo. Por cierto, soy un microcrédito aquí https://www.creditovictoria.es/. Tienen un pequeño porcentaje. En general, recientemente mi tío tuvo un accidente, todo está en orden, acabo de estrellar el auto. No tenía dinero para reparaciones inmediatamente. Por lo tanto, tomó un microcrédito. Los préstamos son buenos. Ojalá tuvieras menos accidentes en tu vida.
Responder | Responder con una citación | Citar
Escribir un comentario