PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Quejas de turistas canarios hacia los Centros Turísticos

  

 

  • Lancelot Digital
  •  

    Las famosas jornadas abiertas, anunciadas a bombo y platillo por los Centros Turísticos, que según el consejero delegado de la empresa pública, fue un rotundo éxito de asistencia, han generado algunas quejas sobre todo de los turistas de otras islas del Archipiélago. Uno de ellos se quejó de que, tras venir a la isla de turista, recorrer una bodega, comprar algunas botellas de vino y queso, se fue a visitar Timanfaya porque entendió que eran jornadas abiertas. Se sintió discriminado al ver que los lanzaroteños entraban gratis, pero a él le cobraban 30 euros. Finalmente, tras el correspondiente enfado decidió no entrar con su familia. Cierto es que las jornadas abiertas eran exclusivamente para los lanzaroteños, pero no hubiera estado mal que, dado el todavía escaso número de turistas que se arriesgan a venir a Lanzarote, haber tenido un detalle al menos con los que vienen de fuera en estas primeras semanas. Sería una buena promoción y premio que se le da a los primeros que viene a Lanzarote tras la pandemia.

     

     

    Sensibilidad y promoción

     

    No es una crítica a la dirección de los Cacts, es simplemente que creemos que hubiera sido una buena campaña promocional publicitar algo así como que “Los Centros premian a los primeros turistas con entrada free a las instalaciones”. No sabemos si ya es tarde, pero hay muchos promotores turísticos que creen que sería un buen reclamo publicitario. Sobre todo porque no iban a perder mucho dado el todavía escaso número de turistas que se desplaza en estas primeras semanas de fronteras abiertas tras el Estado de Alarma. No creemos que por quinientas o mil entradas gratis se vayan a hundir los Centros. De hecho, poco importó al consejero delegado de los Cacts no aplicar un Erte a la plantilla mientras duró el Estado de Alarma, con lo que se hubiera ahorrado dos o tres millones de euros para amortiguar los efectos de la crisis que va a provocar que muy pocos turistas visiten los Centros Turísticos por el miedo al Covid-19 hasta que no se descubra una vacuna.