PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El voto de Caraballo: una decisión coherente

La decisión de Joaquín Caraballo de votar a favor de los presupuestos contraviniendo el mandato de la Ejecutiva Insular del PSOE y entregar el acta de consejero minutos después de la finalización del pleno de hoy lunes día 9 siguiendo el mismo camino de su compañero José Antonio Gutiérrez, ha puesto en entredicho no sólo los resultados de la estrategia fijada por la dirección del PSOE sino que además debilita a la dirección socialista en unos momentos delicados. Y es que de alguna manera es el propio PSOE quien se ha cargado al grupo socialista en el Cabildo, no sólo por no medir las consecuencias de la ruptura del pacto con CC, decisión que podría ser hasta comprensible desde el punto de vista electoral a dos o tres meses de las elecciones, sino sobre todo por obligar a sus consejeros a abstenerse para evitar que salieran adelante los presupuestos con la excusa de la sentencia de la Cuevas de Los Verdes. Ha sido un error de bulto por parte de la dirección del PSOE haber comprometido a sus propios consejeros a abstenerse en unos presupuestos que ellos mismos habían elaborado y votado favorablemente en comisión. A pesar de que la ausencia en el pleno de la consejera del PP, Carmen Rosa Pérez, abría la posibilidad de sacar adelante los presupuestos con el voto de calidad del presidente, Joaquín Caraballo, hasta ahora consejero socialista en la primera corporación, ha sido coherente y ha votado, según aseguraba en Café de Periodistas, en conciencia.

 

Con su voto a favor de los presupuestos, probablemente Joaquín Caraballo ha votado en contra del PSOE, pero ha votado a favor de Lanzarote. Es decir, de los intereses generales de todos los lanzaroteños ya que se corría el riesgo que se hubieran paralizado la subvenciones a las asociaciones y colectivos culturales y deportivos así como a las ONGs. Además, en una isla con 16.000 parados, se hubiera perjudicado la posibilidad de crear empleo al no poder ejecutarse las obras del Cabildo durante los primeros meses del año y no poder llevar a cabo numerosas inversiones en muchos de los municipios.

 

El tiro por la culata

 

De este modo la estrategia electoral de desgaste contra la figura de Pedro San Ginés, urdida por la dirección del PSOE lanzaroteño ha podido salir al revés de lo previsto, y a los estrategas en la sombra les ha salido el tiro por la culata. No sólo no han conseguido detener la aprobación de los presupuestos como pretendían, sino que han originado una crisis interna en el seno de los socialistas. Hay preocupación en la dirección del PSOE sobre cómo se ha resuelto al final este asunto y hay gente que ya advirtió que esto podía pasar, como finalmente ha ocurrido. Además, con la respuesta de CC de no romper en el resto de ayuntamientos donde gobiernan con el PSOE apelando a la responsabilidad en los gobiernos municipales, en contra de lo que les pedía el estómago, se le hace muy difícil al PSOE enmendar el error de estrategia, pues lo que pretenden los nacionalistas es demostrar cuáles son las verdaderas intenciones que se escondían tras la decisión del PSOE. En cualquier caso, más allá de los rifirrafes de unos y de otros, son muchos los socialistas que piensan que el PSOE se está equivocando si lo que pretende es volver a las viejas formas de hacer política, porque los tiempos han cambiado y los ciudadanos ni están dispuestos a tolerar este tipo de viejas artimañas que sumieron a la isla en la parálisis, y ya ni se las creen.

Con la Iglesia hemos topado…o con Patrimonio

El párroco de la Iglesia de San Ginés, Miguel Hernández, denunciaba hace unos días que la cúpula de la torre del campanario se encuentra en muy malas condiciones y podría estar en riesgo de derrumbe, con el peligro que eso conllevaría para los transeúntes y el tráfico rodado de la zona. Al parecer tanto el área de Patrimonio del Cabildo como el Ayuntamiento tiene conocimiento de este asunto a través de diversos escritos que se han ido presentando a ambas instituciones desde 2010, o sea hace ahora cinco años, fecha en que tras la caída entonces de unos cascotes, los bomberos alertaran del peligro existente. Aparte de la proverbial lentitud y atasco de patrimonio, lo que no se puede concebir es que una vez que se haya vuelto a denunciar el peligro por las fuertes rachas de viento que están azotando la isla, aún estemos esperando al menos los correspondientes informes técnicos del ayuntamiento que obliguen, o no, a aislar la zona de alguna forma para que se evite una posible desgracia. En el momento de redactar estas líneas, no teníamos conocimiento de que se hubiera hecho nada, con la gravedad de la denuncia. Incluso se ha dado registro de entrada a un informe de la Policía Local que, según apunta el párroco, muestra la seriedad y urgencia del tema.  Independientemente de que la Iglesia de San Ginés, como bien patrimonial tendrá que ser restaurada con todos los cuidados que se exigen (esperemos que antes de finalizar este siglo), al menos se trata de saber de forma urgente si está en tan malas condiciones o no, para proceder a tomar las medidas oportunas y evitar desgracias que todos lamentemos después. Hay cosas que deben ser inmediatas, y en las que es inadmisible que haya desidia y el más mínimo retraso.

¿Atacar a San Ginés o defender la unidad de de los Centros Turísticos?

Con todo lo acontecido en torno a la sentencia que obliga al Cabildo a desalojar la Cueva de los Verdes dando la razón al Ayuntamiento de Haría, el PP ha pedido inmediatamente un pleno extraordinario en el Cabildo para que el presidente dé explicaciones, y a Pedro San Ginés no le ha faltado un segundo para convocarlo, conociendo su proverbial actitud de dar la cara. La sentencia ha provocado una gran polémica y diversas y encontradas valoraciones. Hay quienes piensan que se trata de un desastre para la primera Corporación insular, haciendo hincapié en que se ha cometido un error por parte la defensa jurídica del Cabildo, o cuanto menos una dejación irresponsable en los plazos que se les requería para presentar sus alegaciones, que podría tener consecuencias bastante graves para los intereses de la Institución. Por otro lado, el Cabildo ya ha anunciado que recurrirá la sentencia y tanto Pedro San Ginés como los consejeros de CC se han mostrado tranquilos y confiados pues consideran que en la misma ni siquiera la jueza ha entrado a valorar los argumentos presentados por el Cabildo, por una interpretación divergente de los plazos que tenía la defensa para entregar su argumentación. Pero independientemente de que será el Tribunal Superior de Justicia de Canarias el que dé la razón o se la quite al Cabildo, y ya se verá con el tiempo si se ha cometido o no un error en la defensa legal de todo este tema, lo que sí llama la atención es la actitud de algunos partidos que más parecieran estar poniendo todos sus esfuerzos en atacar a Pedro San Ginés que en realmente estar preocupados por defender la unidad de explotación de la red de centros turísticos y por tanto defender el interés general de todos los lanzaroteños.

 

Cobrar viejas deudas

 

Es cierto que detrás de todo este asunto judicializado se esconde un problema puramente político, imputable a Coalición Canaria, que ha sido trasladado a las instituciones y al conjunto de los lanzaroteños que ahora podrían verse gravemente perjudicados por un asunto partidista. Lo demuestra el hecho de que por parte del Cabildo como institución, solo con datos en la mano sin entrar en valoraciones subjetivas, Haría ha recibido en 11 años más que todos los lanzaroteños juntos a través del canon que le corresponde a la primera corporación. Sin entrar en el derecho que por supuesto tienen los ciudadanos de Haría a recibir lo que les corresponde, lo cierto también es que no fue el Cabildo el que inició el pleito judicial, por lo que no se entiende que en los discursos de algunos partidos desde el Cabildo apenas se hagan valoraciones sobre la actitud del Ayuntamiento de Haría, centrando los esfuerzos en criticar la labor de Pedro San Ginés y no en arrimar todos el hombro para conjuntamente tratar de defender el interés general de todos los lanzaroteños, que es lo que deben defender los consejeros cabildicios mas allá de los rifirrafes legítimos entre partidos, más comprensibles cuando hay unas elecciones en ciernes. Pero precisamente por eso, no todo vale en política y hay cuestiones que deben estar por encima de los electoralismos y de las campañas: son asuntos de interés general que no deben ser arma arrojadiza electoral, porque si no, da la impresión de que la intención que subyace es unirse “todos contra Pedro San Ginés”, en vez “todos en defensa del Cabildo, que defiende y representa los interés de todos los lanzaroteños”. Y todavía es más incomprensible la actitud del PSOE que se ha apresurado a pedir una reunión de la mesa del pacto cuando los socialistas, siendo socios de gobierno en el Cabildo, no sólo son corresponsables de todo lo sucedido en la primera institución insular, sino que en Haría votaron a favor de iniciar el proceso judicial que ahora ha puesto contra las cuerdas al Cabildo. Hay cuestiones que deben estar al margen y en toda esta cuestión el importante no es Pedro San Ginés, sino el pueblo de Lanzarote en su conjunto. Es verdad que ningún partido opositor puede desaprovechar un hueso tan goloso como el que le ha tirado los tribunales de Justicia con la Cueva de Los Verdes, pero a veces sobreactuar no les ayuda a ser creíbles. La preocupación mostrada por los partidos es lógica y lógico que el PP haya pedido un pleno. Más lógico es que ese pleno sirva para ayudar a resolver el pleito a favor del Cabildo que sólo sirva para echar en cara la culpa a Pedro San Gines del “lío” de las Cuevas de Los Verdes. Querer cobrarle al Presidente del Cabildo “viejas deudas” con este asunto de La Cueva de Los Verdes, por mucho que se lo pueda merecer no es acertado, ni vendible.

La salida que ha buscado el PP

Lo que veníamos barruntando desde Lancelot Medios al final se ha confirmado, y Ástrid Pérez será la candidata a la Alcaldía de Arrecife, después del lamentable fallecimiento de Cándido Reguera. La decisión era prácticamente la mejor salida que les quedaba a los populares conejeros, pues no era fácil colocar primeros espadas en las dos principales plazas que se juegan todos los partidos de cara a los ya inminentes comicios de mayo. Tras el hueco dejado por Reguera, al PP no le ha quedado otro remedio que suplirlo con otro pesado que, al menos, amortigüe de algún modo la ausencia del ex alcalde de Arrecife, a quien todas las encuestas le auguraban unos resultados muy positivos por el buen recuerdo que dejó su paso por la Alcaldía de la capital, aun a pesar de llevar varios años en la oposición. Que sea la propia presidenta del PP insular la que encabece la lista a Arrecife no sólo se puede interpretar como un gesto y una puesta en escena de la importancia que tiene Arrecife para la formación conservadora, sino que además es una apuesta por el bastión principal donde se concentra prácticamente el 50% de los votos que, al menos potencialmente, irán al Cabildo. 

 

Pero además así los populares logran matan dos pájaros de un tiro: abandonando Ástrid Pérez la candidatura a la Presidencia del Cabildo, se despeja el camino para un posible pacto de futuro entre CC y PP tras las próximas elecciones, algo que hubiera resultado a día de hoy prácticamente imposible debido al enfrentamiento manifiesto y a la incompatibilidad de caracteres existente entre Pedro San Ginés y la presidenta del PP, que se ha venido evidenciando en esta legislatura.  Ante un panorama poselectoral donde puede ocurrir de todo, y donde es bastante probable que sea necesario un pacto a tres bandas, al menos de esta forma no se cierra la puerta a la posibilidad de una alianza en la que pudieran estar juntos nacionalistas y populares… además de cualquier otra formación. Tras las elecciones de mayo todo puede ser posible y las formaciones buscan la manera de no imposibilitar futuros acuerdos hasta con el peor enemigo si es necesario, como dice el dicho.

Nerviosismo en el PSOE canario

La noticia de lo ocurrido en Madrid, donde el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, ha descabezado literalmente a la cúpula del Partido Socialista de Madrid con Tomás Gómez defenestrado, ha hecho saltar las alarmas en Canarias y ha disparado el nerviosismo entre algunos candidatos y su entorno, por aquello de que cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar. En Canarias hay varios candidatos con imputaciones en sus espaldas que ahora no las tienen todas consigo, después de haber visto la implacable decisión de Sánchez que no le ha temblado el pulso dando un golpe de mando y tomando las riendas del partido en la que es una de las plazas más importantes del PSOE de cara a las próximas elecciones. Entre ellos, se encuentran varios socialistas que aspiran a presentarse en Canarias, como Casimiro Curbelo, el eterno presidente socialista del Cabildo de La Gomera, o Aurelio Abreu, candidato al Cabildo de Tenerife, y Juan de Dios, el alcalde de Teror, que por cierto es el primer edil más antiguo de todos los municipios canarios.
Aunque efectivamente la Ejecutiva federal será la que nombre la comisión encargada de las listas electorales, lo que ha pasado en la capital de España no tiene por qué afectar a Canarias y más cuando las propias normas del partido establecen que el único límite para que un candidato imputado no pueda presentarse es que sea llamado a juicio oral. De momento, las direcciones socialistas de las diferentes islas han querido transmitir tranquilidad, pues no tiene por qué suceder lo mismo y las circunstancias ocurridas en Madrid tienen sus propias claves, que no tienen nada que ver con la situación del PSOE en el Archipiélago. Pero es lógico que ahora haya cundido el desasosiego entre algunos de los candidatos, que no van a respirar tranquilos hasta finales de este mes o primeros de marzo, momento en el que se conformen definitivamente las listas electorales.

Los sondeos apuntan cambios en el próximo gobierno insular

Aparte de los famosos sondeos de Repsol, hay otros sondeos de opinión que se están realizando en los últimos meses por parte de las diferentes formaciones políticas de cara a las próximas elecciones locales de mayo. Todos, más o menos, se mueven en una horquilla donde Coalición Canaria seguiría siendo la fuerza más votada al Cabildo, si bien las encuestas apuntan a que podría perder entre uno y dos consejeros, debido al lógico desgaste de gobierno que acusa cualquier partido en el poder. También el Partido Popular perdería entre uno y dos consejeros en la primera institución insular y el PSOE mantendría los cuatro representantes en el Cabildo e incluso podría aumentar un consejero más. El voto “alternativo” (centrado en torno a Alternativa Ciudadana o la fuerza emergente Podemos) podría incrementarse hasta lograr alcanzar entre tres y cuatro consejeros, y el PIL, en confluencia con Nueva Canarias, podría mantener entre dos y tres representantes en el Cabildo. Así las cosas, los partidos ya están analizando sus estrategias de cara a un nuevo panorama electoral que, si bien aún es una incertidumbre, al menos en una primera fotografía electoral tomada en estos momentos hace que los pactos más probables sean CC-PSOE o CC-PP, siempre y cuando no hayan sorpresas y esos tres partidos bajen muchos y se tengan que acudir a a pactos a tres bandas. Incluso que todo se unan contra Pedro San Gines y se monte el guirigay de otros tiempos para olvidar.

Mónica Álvarez busca su sitio

La ex miembro de Coalición Canaria Mónica Álvarez no está perdiendo el tiempo. No hace ni tres semanas que presentó su baja de este partido y ya se ha dejado ver en varios actos de distintas formaciones políticas. Acudió este sábado a Puerto Calero como invitada del VIII Congreso Insular del PIL y este lunes se dejaba caer por la Sociedad Democracia, donde el secretario de Organización de Nueva Canarias, Carmelo García, ofrecía una charla. Los rumores sobre cuál será la próxima formación política en la que milite surgieron desde el primer día en que dejó de ser afiliada de CC, y son muchos los que señalan la formación que lidera Alejandro Díaz como su más que seguro destino. Quedan pocos meses para las elecciones y todavía queda tiempo para hacer apuestas. Un dato Olimpia Martín y Mónica son familia.

Reunión informal de CC en el Bar Asturias

Hoy jueves por la tarde comieron con el Presidente del Cabildo, Pedro San Gines,  juntos a otros candidatos a las las alcaldías de  Arrecife, Teguise y Yáiza, Rafael Juan, Oswaldo Betancort y Ángel Domínguez, en un conocido bar-restaurante de la capital, para hablar de estrategia electoral. Un almuerzo distendido donde se intercambiaron impresiones sobre cómo vienen las próximas elecciones locales y autonómicas del próximo mes de mayo. El otro candidato ya elegido por los órganos del partido, Jesus Machín, alcalde de Tinajo, no pudo estar presente porque en ese momento almorzaba en La Laguna con Fernando Clavijo. Como saben, Jesús Machín apostó en su día por Paulino Rivero, en la carrera electoral por la candidatura a la presidencia del Gobierno de Canarias, que finalmente ganó el lagunero. Al parecer, Jesús Machín pidió esa reunión para entre otros motivos aclarar ciertos malos entendidos con el alcalde de La Laguna. En la reunión del Bar Asturias, los candidatos ya designados por CC en Lanzarote se mostraron muy contentos por la desimputación de dos de las cuatros acusaciones que el juez Pamaparacuatro había realizado en el mes de diciembre pasado contra Fernado Clavijo. CC no quiere que el toro les coja y por eso lleva ya unas semanas fijando estrategias electorales para afrontar unas elecciones que parten como favoritos pero que creen que es necesario trabajar duro para no llevarse desagradables sorpresas.   

Reconocer los errores para evitarlos en el futuro

No obstante, finalmente la misma consejera ha dado explicaciones públicas, porque lo importante es reconocer los errores (que todo el mundo los tiene, y aunque no se lo crean hasta los medios de comunicación también nos equivocamos), para analizarlos, ver por qué se han producido, y ponerse manos a la obra para evitar que situaciones como ésta se vuelvan a repetir en un futuro. Con todo ello ha quedado de manifiesto que ha habido un claro error a la hora de no poner a la venta las entradas por internet, lo que hubiera ahorrado en gran parte el caos que se produjo y la indignación de muchas personas que hicieron cola para nada. Es más incomprensible aún cuando el propio Cabildo ya está usando plataformas digitales para las inscripciones que llevan aportación económica en otros eventos como la Wine Run y prácticamente todas las  pruebas deportivas que se celebran organizadas por la primera institución. Es más, en estos casos, sólo permite la inscripción a través de esta vía. La propia consejera ha señalado que ya se viene trabajando desde hace tiempo en toda la modernización telemática del Área. Nos alegramos. Traer a Lanzarote el espectáculo de Les Luthiers ha sido todo un acierto de la Consejería que dirige Emma Cabrera. Y esperemos al menos que toda la controversia que se ha originado en torno a las entradas haya servido para tomar conciencia de que hay que prever este tipo de acontecimientos en un futuro.

El caos de las entradas de Les Luthiers

Las largas colas que se produjeron a la entrada del Cabildo y toda la polémica que ha rodeado la venta de entradas para ver el espectáculo del Les Luthiers ha tenido su razón de ser. Lo que no se puede justificar es lo injustificable y lo que ya no puede permitirse, si queremos dotar al Cabildo de una gestión eficiente en todos los ámbitos, es que se produjeran esperas hasta de cinco horas para tratar de adquirir una entrada, cuando ya existen medios telemáticos para la venta de las mismas que podrían haber ahorrado además todo el caos que se produjo.  ¿Se puede permitir en pleno siglo XXI la imagen de una sola persona atendiendo a más de 150 ciudadanos? ¿Volvemos al “vuelva usted mañana de Larra? Eso es un atraso que no tiene justificación por ningún lado. No vale la argumentación de que esas las largas colas también se producen el otros sitios y que  la gente en ciudades, como Gran Canaria o Madrid, espera con paciencia cuando quiere ver un espectáculo de esta categoría. Lo que funcione mal en otros sitios es problema de esos otros sitios. En este caso, lo que hay que resolver es lo que ha funcionado mal aquí y en este caso a la consejera de Cultura del Cabildo, como cargo público responsable, en un primer momento le faltaron reflejos para salir al paso y ponerse al teléfono sobre la marcha, como se lo pedimos algunos medios,  para dar explicaciones ante la opinión pública de lo que estaba ocurriendo.