PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Pensión...o la Limosna

 

  • Santiago Negrín
  •  

    Parece que después de toda una vida trabajando, uno le está pidiendo limosna a quien tiene que pagar la fiesta de Blas, de donde todos salían con unas cuantas copas de más. 40 ó 45 años dándolo todo, de sol a sol, para que te quedes cobrando una pensión “cagada”, de 700 euros, que ni si quiera llega al sueldo mínimo de casi 1000 euros. ¿Les gusta...?

     

     Ahora el ministro Escrivá, un hombre preclaro e imbuido por una especie de don celestial, ha dicho a empresas y trabajadores que vamos a tener que cotizar un poquito más, para pagar las pensiones de los que ya vamos recorriendo el camino. ¿Esta guapo no? Como usted se ha deslomado poco trabajando, pague un poquito más, que el Estado necesita fondos para todo que se está gastando.

     

     Lo que no les cuenta el Señor ministro es que, del Fondo de Reserva de Pensiones, que fabricamos los tipos que nacimos entre el año 50 y el 75 del siglo pasado, para poder vivir un poquito mejor, cuando nos fuéramos para casita, cuenta apenas con 2000 millones de euros de los 60.000 que llegó a tener. Ése era el dinero de las pensiones futuras.

     

     

     

    Es como el que tiene dinero en casa, en efectivo, lo va cogiendo y dice, ya lo repondré cuando pueda, o con la paga doble (quien la tenga), o cuando venda aquel terrenito, y nunca lo repone. Al final, la alcancía se queda en telarañas. Y ojo que esto no es solo un tema de los gobiernos de izquierdas, la derecha también metió mano en la caja de las pensiones. 

     

    Lo cierto es que los que vamos ya peinando canas, las vamos a pasar canutas para cobrar nuestra pensión. De hecho, tendremos que trabajar hasta los 70 años o así. Y luego nada, 10 años de vida útil más (con suerte...), algún viaje del IMSERSO, y a comprar el pan por las mañanas. Tal vez sea mejor que me vaya a la Gomera, a mi sitio, a criar un cochino o a cuidar las parras de mi padre. Seguramente habrá una Flor que me acompañe...no quiero limosnas.

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario