PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Lengua, Historia, Geografía

Francisco Pomares

 

El Parlamento de Canarias aprobó ayer por unanimidad una proposición no de ley –una declaración de intenciones- solicitando al Gobierno que proteja a los docentes interinos de las Islas en las pruebas de acceso de Educación ante una probable avalancha (en los concursos de méritos para conseguir la fijeza) de profesores interinos de otras regiones. El Parlamento pide al Gobierno, que da la casualidad de que tiene mayoría en el Parlamento, que en el procedimiento de cómputo de méritos para afianzar las plazas, se establezca una prueba presencial que demuestre que los aspirantes a la docencia en Canarias tienen un conocimiento básico de Historia y Geografía de las islas. Con eso lo que se quiere es evitar lo que los propios docentes han calificado como un ‘efecto llamada’ que podría atraer a Canarias a miles de profesores de toda España, poniendo en peligro que las pruebas de Educación, convocadas para dar estabilidad laboral a más de 4.300 docentes isleños convocados a participar en ellas, cumplan finalmente con ese objetivo.

 

Canarias es –de las regiones españolas que no cuentan con lengua propia- una de las que más ha abierto el cupo para dar estabilidad a sus profesores: entre el concurso de méritos y el concurso-oposición, accederán a un trabajo público estable más de 5.700 docentes, más del doble que Madrid, por ejemplo. Sólo Cataluña y Valencia –que exigen a sus profesores el dominio de la lengua de su región- ha sacado más plazas a concurso de méritos. En esas regiones, la posibilidad de que los profesores de otras comunidades acaben ocupando plazas desempeñadas hoy por profesores catalanes o valencianos es muy escasa. En Canarias, sin embargo, podría ocurrir que las plazas ofertadas sean cubiertas por profesores foráneos.

 

Fue el Partido Popular quien presentó la proposición no de ley finalmente aprobada, a la que se incorporó además una enmienda transaccional de los partidos del Pacto de las Flores, para solicitar al Gobierno de España que todas las pruebas se realicen el mismo díaen toda España. Eso incentivaría que los docentes opten por presentarse en su región, será útil para lograr el objetivo que se persigue, pero sólo en el caso de las oposiciones, que son presenciales. Lo será también en el meritoriaje si es obligatorio que los docentes participen en la entrevista para demostrar su conocimiento de historia y geografía de las islas.

 

Educación probablemente modificará lo que propone el Parlamento, porque el Gobierno ha apoyado la propuesta. Algunos consideran que se quiebra el principio de que cualquier español pueda participar en cualquier prueba u oposición pública en todo el territorio nacional. Pero no es así: de lo que se trata es de ofrecer igualdad real de oportunidades a los docentes de todas las regiones. Para acceder a un puesto de profesor en Cataluña, Valencia, el País Vasco o Galicia, es preciso demostrar conocimiento de la lengua cooficial. Los aspirantes de esas regiones parten con mejores condiciones que los del resto, porque pueden presentarse en su comunidad, y también en todas aquellas donde se hable la lengua común, el español. Si Educación establece en Canarias una prueba sobre conocimientos del medio en las islas, se equilibra la balanza. Aunque no del todo: siempre será más fácil para un vascohablante adquirir algunos conocimientos de Historia y Geografía canaria  que para un canario aprender a hablar en euskera.

 

Por cierto, lo mejor del día, la sorpresa complaciente del diputado de Sí Podemos, Paco Déniz, ante la actitud del PP de defensa de la “idiosincrasia y cultura de Canarias…” Lo que resulta sorprendente es escuchar a Déniz felicitar al PP por una iniciativa parlamentaria… ¿Se habrá caído del caballo camino de Damasco? Hay que ver lo que da de sí ganar unas elecciones por mayoría absoluta.

Comentarios (0)  



Comments are now closed for this entry