PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los pactos “camuflados” pueden aparcarse

Por Antonio Coll

 

Lo que está ocurriendo en Lanzarote y parte de Canarias, está confirmando mi artículo anterior, donde exponía y titulaba: “Descifrar los pactos ocultos”.  Es más afirmaba con cierta rotundidad que existía pactos ocultos, sin firma, advirtiendo que a pesar de mis fuentes fiables, optaba por abstenerme en facilitar información, sencillamente porque no tenía ninguna prueba por escrito o por otro medio, para demostrar la existencia de acuerdos “camuflados”  entre diferentes formaciones políticas,  días después de las elecciones del 26/M.  También afirmaba que la cúpula federal socialista en Madrid era partidaria de excluir a CC-PNC en instituciones importantes. Esta actitud, en cierto modo, la compartía el presidente del PP, en Canarias, Asier Antona. Y por los acontecimientos que estamos viendo, el rumbo marcado se está cumpliendo.  No obstante,  sí dije que múltiples acuerdos, en las instituciones más importantes de Canarias se decidían en Madrid.  Del encuentro entre el presidente del PP, Pablo Casado con  la diputada nacionalista Ana Oramas y el presidente en funciones, Fernando Clavijo,  cuando escribo este artículo, aún poco se sabe.  Lo único cierto es que las negociaciones de CC con los populares y Cs, para el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, está casi cerrado entre las tres formaciones. De confirmarse, este acuerdo podría entenderse al Gobierno de Canarias, con la participación de ASG de Casimiro Curbelo. También en la citada reunión se puso sobre la mesa el Cabildo de Lanzarote y Ayuntamiento de Arrecife, después del pacto público entre  PP-PSOE, que ha sorprendido a mucha gente, por la rapidez del acuerdo y contrario a lo que Astrid Pérez manifestó en su campaña electoral y en la propia oposición en Arrecife por la gestión del PSOE.

 

Tengo que advertir que lo que escribo en esta entrega, está supeditado a muchas variantes y la realidad de hoy, puede cambiar después de publicarse este artículo. Sencillamente porque son cuestiones enrevesadas y, en política, todo es posible, incluyendo pactos anti-natura.

Ya decía el periodista  Francisco Pomares que el factor Antona (presidente del PP canario) iba a ser determinante para muchos pactos, en referencia a su inclinación por el PSOE. Pero en la cúpula del PP -en Madrid- no ven con buenos ojos la actitud del palmero, Asier Antona, de teñir de “rojo” la Comunidad Autónoma de Canarias y además de provocar una radicalización del nacionalismo moderado de CC-PNC.

 

Una vez más, habrá que esperar,  porque en esta recta final de constituir los gobiernos municipales, insulares y comunidad autonómica, puede suceder todo lo contrario a lo que se viene anunciado desde los días siguientes del 26/M. 

 

Lo que sí es incuestionable es que el PSOE, va a contar con mucho poder en Canarias, al margen de los pactos de centro-derecha-nacionalista que se puedan constituir.  

 

Lo que si deseo es la estabilidad política en las instituciones canarias y que las islas avancen en bienestar y que sus ciudadanos y pobladores puedan aumentar el poder adquisitivo. Canarias tiene muchas signaturas pendientes,  que son prioritarias,  por eso, es necesario que existan buenos gestores en sus administraciones públicas. Lo demás, son cuestiones secundarias y personalistas. Los procesos de cambios y recambios, en la sociedad canaria,  solo está en la eficacia de  sus gobernantes. En la eficacia de su gestión, en una época de incertidumbre y desaceleración económica, según se viene anunciando en el ámbito internacional.

 

 

Comentarios (0)  



Escribir un comentario