PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Torres exige medidas coordinadas con soluciones efectivas ante la migración irregular en zonas fronterizas

El presidente canario reclama a la UE un "marco común" que permita la reactivación del turismo seguro en regiones RUP como Canarias

 

  • Lancelot Digital
  •  

    El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, intervino a primera hora de la tarde de hoy, martes 13 de octubre, en el V Foro de las RUP (regiones ultraperiféricas de la Unión Europea -UE-), una convocatoria que se inició de forma online este lunes y que se clausurará mañana, miércoles.

     

    En su alocución, la primera del actual presidente de Canarias en ese tipo de cónclave, Ángel Víctor Torres reclamó a la UE el diseño de un "marco común" que permita la reactivación del turismo seguro en regiones RUP como Canarias. Torres subrayó que las Islas dependen de esa actividad productiva; recordó que "las regiones RUP tienen más dificultades" para afrontar la crisis actual por el coronavirus y, pese a reconocer que "no debemos caer en el pesimismo", se mostró a favor de una respuesta rápida de la UE, que "lo ha hecho bien con las ayudas aprobadas por la COVID-19 (750.000 millones de euros)", pero "ahora se necesita que esos fondos lleguen cuanto antes a los países para evitar la quiebra social". El presidente de Canarias aludió a una cita reciente de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la que esta planteaba que "el futuro será lo que de él hagamos". A este aforismo, Torres añadió otro: "Nos corresponde hacer que el futuro sea presente".

     

    Sobre la reactivación del turismo, Torres se refirió a la definición de un marco común en el seno de la UE, "de ponerse de acuerdo dentro de Europa", y de apostar por "los test en vez de por las cuarentenas" para activar la movilidad de turistas entre los países. "El turismo debe existir porque sin él estamos abocados a la desaparición social y económica", recalcó el presidente de Canarias ante los participantes en el V Foro de las RUP.

     

    A esa cuestión, el titular del Ejecutivo autonómico añadió, en el foro integrado por las representaciones de los gobiernos regionales y nacionales (España, Francia y Portugal), de las instituciones comunitarias y de los agentes sociales y económicos, la necesidad de una adaptación de la Estrategia de la UE para las RUP (la vigente data de 2017), con el fin de afrontar con más eficacia los efectos de la pandemia COVID-19. La Estrategia "debe adaptarse a las circunstancias presentes, actuales", que ya no son las de 2017.

     

    Torres, que se dirigió al V Foro tras la sesión de apertura de este martes que realizó la comisaria europea de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, señaló que "para mí es un placer intervenir por primera vez en esta reunión", un foro comunitario que pretende "avanzar en la mejora de la calidad de vida y de la igualdad de oportunidades de los ciudadanos europeos que viven en las regiones más alejadas", entre ellas Canarias.

     

    El titular del Ejecutivo regional trasladó a los participantes en el V Foro, aparte de la idea expuesta sobre el turismo y la actualización de la Estrategia RUP de 2017, al menos dos necesidades centrales más: que se rectifique, que aún "hay margen para ello" por parte del Consejo Europeo, la reducción prevista de la ficha financiera de los programas Posei para las RUP en el septenio 2021-27, una medida que solo a Canarias la dejaría con unos 10 millones menos por año en ese periodo y en el sector agrario (siempre que se termine aplicando la aminoración planteada del 3,9%), y que se planteen soluciones comunitarias urgentes y eficaces ante la migración irregular.

     

    Sobre este fenómeno, Torres indicó que Canarias ha recibido más de 6.000 personas en los que va de año y hoy en día tiene problemas de alojamiento de esos migrantes. Por ello, entre otras razones, el presidente canario reclamó "el apoyo de la UE, porque las RUP son tan Europa como los territorios continentales". Ante esta situación, tiene que haber una respuesta comunitaria basada en la "solidaridad y que sea acertada, justa y proporcional" a ese proceso, que sobre todo afecta a las zonas limítrofes, entre ellas Canarias.

     

    Torres explicó, en relación con el turismo, que "muchas de nuestras regiones RUP dependen fuertemente" de éste y, en el caso de Canarias, "esa dependencia es casi exclusiva", pues la economía en las Islas gira en torno a esa actividad productiva, con el 35% de aportación al PIB regional y el 40% al empleo existente en las Islas.

     

    Respecto a las acciones públicas dirigidas a dar seguridad al turismo, el presidente de Canarias pidió que se "eliminen las trabas unilaterales a la libre circulación de las personas", siempre con seguridad sanitaria, y que se apliquen medidas "coordinadas, proporcionales y previsibles sobre la base de los indicadores epidemiológicos comunes establecidos a escala regional y con las necesarias adaptaciones en el caso del Archipiélago", para así configurar y articular corredores sanitarios seguros que reactiven los viajes y la movilidad en general, y con ello el turismo y el principal motor económico de las Islas.

     

    Siempre con el objetivo de "no dejar a nadie atrás" como consecuencia de la COVID-19, Torres hizo otras consideraciones y planteó cuestiones en las que la UE debe avanzar de la mano de las RUP, todas ellas integradas en la que será nueva Estrategia comunitaria respecto a estas regiones alejadas.

     

    Entre esas propuestas, el presidente de Canarias pidió que se tenga en cuenta que las RUP se encuentran en la primera línea de los desafíos de Europa, tanto sociales como medioambientales y de cambio climático. Dentro de los sociales, Torres subrayó la "situación dramática" que se vive en el Archipiélago por la migración irregular, un fenómeno que debe ser atendido desde la UE y con el apoyo del resto de administraciones públicas. A estos conceptos, el presidente del Gobierno autonómico añadió otros como situar "el crecimiento económico y la generación de empleo" en el núcleo de la Estrategia, así como la apuesta de las RUP en actividades productivas de futuro: economías azul y verde, economía circular y energías renovables o limpias.

     

    También se unió la necesidad de que la UE diseñe respuestas adecuadas a las limitaciones de las RUP, para lo que serán necesarios "instrumentos específicos, adaptados y a medida en áreas de especial importancia como la agricultura, la pesca, las ayudas de Estado, la movilidad de los ciudadanos y la adaptación social y económica al cambio climático. Para lograr esos fines, es esencial aplicar de forma sistémica y exhaustiva la defensa que hace de las RUP el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la UE, para que así se adapten las políticas europeas a las singularidades de las regiones más alejadas del continente, entre ellas Canarias.

     

     

    Comentarios (0)  



    Escribir un comentario