PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La ruleta rusa de Canarias

 

La salud económica de Canarias se ha convertido en los últimos meses en una especie de ruleta rusa, en la que nadie acierta a conocer, por ejemplo, si finalmente vamos a tener un buen año turístico en 2022. Un día amanece despejado, y a los cuatro días las nubes vuelven a cubrir las buenas expectativas económicas para las islas.  Y así es imposible funcionar.

 

Lo cierto es que las restricciones impuestas en Reino Unido y en numerosos países europeos, como Alemania, y países emisores emergentes desde el punto de vista turístico, como Francia e Italia, han sembrado una vez más las dudas en lo que ya se preveía como la recuperación de la economía canaria.

 

Hoy nadie se atreve a decir con certeza, si la economía canaria va a recuperarse definitivamente en 2022. Todo apuntaba a que sí, a que iba a ser así, pero ya los estudios de los principales analistas de mercados turísticos rebajan el crecimiento de España y de Canarias varios puntos sobre lo previsto inicialmente.

 

Se había dicho que se iba a crecer por encima del 6% en España en 2022 y todo apunta a que hay que pensar ya en uno o dos puntos menos de crecimiento, y esperemos que la cosa se quede ahí y no vaya a peor.

 

A pesar de que todos esperábamos que, por estas fechas, con una parte importante de la población europea vacunada, sobre todo en España, donde un 90% de la población mayor de doce años ya cuenta con la pauta completa, ya íbamos a estar seguros, lo cierto es que se ha contagiado más gente que nunca debido a la aparición de la Ómicron. Esta nueva variante de covid nos ha cogido a todos en pañales, en especial a los políticos y al gobierno de Pedro Sánchez. Todos esperábamos que a día de hoy la pandemia estuviese controlada. Así se nos vendió e incluso prometió a los ciudadanos de pie, pero no sólo no ha sido así sino que muchos creen que se nos “engañó”.

 

Así y todo, se espera que, si se produjera un nuevo retroceso turístico, tanto el Gobierno de España como el de Canarias, creen las herramientas necesarias para ayudar al sector que mueve la economía en las islas. El sector lleva prácticamente un año y medio sufriendo un cero turístico. Hablamos del verano de 2020, del invierno del 2020-2021 y también de parte del verano de 2021. Después de tres buenos meses desde el punto de vista turístico, la situación amenaza con volver a torcerse. Un dato, Canarias recibirá sólo unos seis millones de turistas de los 15 que se recibía de media en los últimos años pre pandémicos. Casi 10 millones menos de turistas que han puesto a prueba la fortaleza de nuestra principal y casi única industria creadora de bienestar y riqueza.  Habrá que esperar, pero nada indica que no tengamos de nuevo que rezar para evitar una catástrofe.